Trabajar como freelance gracias a las nuevas tecnologías es posible

0
69

Sin duda alguna, los esquemas de trabajo tradicionales que requerían de la presencia de una persona en la empresa ejerciendo una serie de tareas durante 8 o 9 horas al día, se han ido transformado poco a poco.

La modalidad de trabajar en casa o ser un freelancer aumentó vertiginosamente en la última década conforme nacieron nuevos esquemas de trabajo totalmente diferentes a los heredados de la revolución industrial.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE TRABAJAR EN CASA?
Se paga por el tiempo trabajado, lo que produzcas es lo que se obtiene ya sea trabajando desde temprano o quedándote hasta tarde en la noche.

Se gana mucho más, ya que existe la posibilidad de realizar varias tareas, trabajar con varios clientes y evitar el trabajo in situ que casi siempre es menos remunerado.

Se obtienen muchos conocimientos debido a la cantidad de proyectos en los que se trabaja, eso sin contar el gran caudal de conocimientos que se adquieren y van forjando y fortaleciendo la experiencia del trabajador.

A diferencia de un trabajo de oficina, un freelancer tiene un mayor acceso a la hora de conocer a más personas y realizar más relaciones de trabajo (networking), además puede crear su propia marca personal.

Mayor cantidad de tiempo para poder actualizarse y prepararse, utilizando herramientas que se pueden encontrar en internet y que permiten estudiar desde casa a través de diferentes webs como tutorialesenpdf.com, sitios donde se puede encontrar una gran variedad de cursos dirigidos a obtener herramientas para el trabajo en el área de la informática.

¿CUÁLES SON LAS ACTIVIDADES MÁS SOLICITADAS PARA REALIZAR DESDE CASA?
Trabajar por cuenta propia es una actividad que se lleva desarrollando desde hace muchísimos años.

Y es que trabajos como carpintero, herrero, mecánico y hasta profesor han existido en el mercado laboral. Sin embargo, en la última década el desarrollo de las tecnologías asociadas a la informática y a internet, han abierto un abanico mucho más amplio de posibilidades para desarrollar trabajos a terceros sin la necesidad de moverse de casa.

Existe un sinfín de actividades que puedes desarrollar apoyándote en plataformas digitales que ofrecen una gran gama de información y que te ofrecerán las herramientas necesarias para lanzarte al mundo laboral como freelancer.

En internet puedes encontrar fácilmente empresas dedicadas al e-learning, con temas muy variados para que puedas desarrollarte como un auténtico experto en el mundo digital.

Algunas de las actividades más solicitadas y los mejores tutorialesenpdf.com que puedes encontrar son:

DISEÑADOR DE PÁGINAS WEB
Son los responsables de la apariencia de la página web, logo, colores, gráficos y todo lo relacionado con la imagen del sitio, la cual debe estar acorde con las estrategias de marcas del producto.

En fin, todo el diseño gráfico recae en el diseñador web.

DESARROLLADOR WEB
Su principal actividad es la programación de las características y la funcionalidad de la página web.

Esta actividad está relacionada con el desarrollo de los contenidos, la planificación de los servicios que la página ofrecerá como enlaces para ventas, correo electrónico y los métodos para interactuar con los clientes.

Lo que tiene que realizar un desarrollador es la programación y la habilidad de adaptar una página web a las funciones exigidas por los clientes.

DESARROLLADOR DE APLICACIONES MÓVILES
Después del boom de internet llegó el auge de los Smartphones y las tablets y con ellos las aplicaciones diseñadas bajo los mismos principios de un software, pero adaptados a estos dispositivos, incluso a veces a un solo tipo de dispositivo en específico.

El diseñador de aplicaciones diseña y programa de acuerdo a los requerimientos establecidos, la imagen y los servicios que la app ofrecerá, también la adaptación de dicha aplicación a la plataforma en la cual se va a presentar.

Hay otras actividades en el mundo 2.0 que también son idóneas para ser un freelancer, ya que la web ofrece muchas opciones, pudiendo llegar a ser un Community manager, un redactor SEO, un especialista en ofimática, un profesor de idiomas, un diseñador de videojuegos y por supuesto, un programador.

Para esto, lo único que se necesita es analizar las opciones existentes en el mercado y escoger la que más se adapte a tus capacidades. Así que aprovecha esta oportunidad que la tecnología de la información te ofrece para comenzar desde ahora a ser ¡tu propio jefe!

Comentarios