Por COVID-19 1.370 millones de estudiantes están en casa por cierre de escuelas

0
138
Audrey Azoulay

Los ministros amplían los enfoques multimedia para asegurar la continuidad del aprendizaje

París, 24 de marzo- Con casi el 80% de la población estudiantil mundial afectada por el cierre de escuelas, la UNESCO convocó el lunes una reunión en línea de un grupo ad hoc de ministros de educación que compartieron información sobre las medidas de ampliación desplegadas en sus países para apoyar a los maestros, padres y estudiantes a hacer frente al aprendizaje en el hogar. También señalaron los nuevos desafíos que requieren una cooperación mundial.

El grupo especial, establecido tras la primera reunión en línea de ministros de educación organizada por la UNESCO el 10 de marzo, cuenta con 11 países de todas las regiones: Costa Rica, Croacia, Egipto, Francia, Irán, Italia, Japón, México, Nigeria, Perú y Senegal.

En los últimos 10 días, el número de estudiantes afectados por el cierre de escuelas y universidades en 138 países casi se ha cuadruplicado hasta alcanzar los 1.370 millones, lo que representa más de 3 de cada 4 niños y jóvenes en todo el mundo. Asimismo, alrededor de 60,2 millones de maestros en el mundo tampoco pueden trabajar en las aulas.

Al inaugurar la reunión, la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, subrayó que “la responsabilidad de actuar es colectiva”, y anunció el próximo establecimiento de una Coalición Mundial para la Educación Covid-19 a fin de seguir movilizando los conocimientos especializados de múltiples asociados y reforzar el apoyo a las respuestas nacionales en materia de educación.

Si bien en los primeros días del cierre de las escuelas la atención se centró en el despliegue de soluciones de enseñanza a distancia, ahora la atención se ha desplazado hacia el apoyo a los maestros y las familias. “Más que nunca, es necesario acompañar a los alumnos tanto en el plano académico como en el emocional”, dijo Stefania Giannini, Subdirectora General de Educación de la UNESCO. “Este es un llamado de alerta para que los sistemas educativos pongan un esfuerzo dedicado a las habilidades socio-emocionales – empatía y solidaridad”, dijo.

“No podemos sustituir la presencia de los docentes y las relaciones pedagógicas, pero no tenemos otra opción y debemos hacer todo lo posible para apoyar a los directores, los docentes, los padres y los alumnos, garantizando al mismo tiempo su seguridad”, dijo la Ministra de educación italiana, Lucia Azzolina. “Estamos utilizando las herramientas de las redes sociales para mantener viva la relación entre profesores y alumnos, y mantener su motivación”.

Por su parte, Costa Rica está utilizando las redes sociales para transmitir los planes de lectura diarios para los estudiantes y los padres y desafiando a los estudiantes a desarrollar campañas para contener la propagación de la pandemia. El Ministro de Educación del Irán, Mohsen Haji Mirzaie, describió un “nuevo triángulo de aprendizaje que conecta a maestros, padres y estudiantes” a través de aulas virtuales apoyadas por redes sociales.

Además de las plataformas virtuales, todos los países están utilizando la televisión pública para impartir cursos a estudiantes de todas las edades, así como para capacitar a los maestros. “Solo el 60% de los estudiantes tienen Internet, por lo que tuvimos que ofrecer una combinación de educación a distancia con televisión abierta para llegar a todo el mundo”, dijo el Ministro de México, Esteban Moctezuma Barragán, quien agregó que su país también está explorando estrategias para llegar a los niños con necesidades especiales.

Aunque la duración del cierre de las escuelas sigue siendo incierta, los países están concentrando sus esfuerzos en la capacitación de los maestros. “Estamos muy centrados en responsabilizar a los maestros del proceso de aprendizaje y en ofrecer cursos de aprendizaje virtual”, dijo la Viceministra de Costa Rica, Melania Brenes.

La Ministra de Ciencia y Educación de Croacia, Blaženka Divjak, compartió el enfoque de su país, que en un principio dio prioridad a los contenidos adaptados a los maestros y ahora está aumentando el apoyo para ayudarlos a elaborar materiales de aprendizaje de manera independiente, a asumir la responsabilidad del proceso y a sentirse seguros en un entorno digital.

Varios ministros plantearon medidas para contrarrestar las desigualdades. Italia anunció un paquete de 85 millones de euros para apoyar la enseñanza a distancia para 8,5 millones de estudiantes y mejorar la conectividad en zonas aisladas.

El Perú tradujo los contenidos a 10 lenguas indígenas y elaboró materiales sobre los aspectos socioemocionales de la educación para ayudar a los alumnos a hacer frente al aislamiento.

El Ministro de Educación de Nigeria, Adamu Adamu, pidió que se ampliara a nivel nacional el programa de la UNESCO “La escuela se reúne con el alumno”, que utiliza la tecnología para llegar a las niñas y mujeres en edad escolar en la parte nororiental del país.

La repentina generalización de la enseñanza a distancia está planteando nuevos retos. El Ministro de Egipto, Tarek Shawki, instó a que se adoptaran medidas en torno a la gobernanza del “océano digital de materiales que no están acreditados por el Ministerio ni por ninguna institución creíble”.

El Ministro de Educación de Francia, Jean-Michel Blanquer, subrayó la necesidad de una colaboración mundial en torno a la reglamentación apropiada de los proveedores de enseñanza digital para garantizar la observancia de las normas sobre la reunión, gestión y utilización de datos, especialmente los datos personales de los niños y los jóvenes.

Entretanto, varios ministros destacaron que la crisis actual también está dando lugar a nuevas ideas en torno a la práctica de la educación.

“En los últimos diez días hemos hecho más progresos con la enseñanza digital y a distancia que en los últimos diez años. Sin duda, esta crisis cambiará la manera en que pensamos sobre la provisión de educación en el futuro”, dijo el Ministro de Egipto, Tarek Shawki, mientras que el Ministro de Francia subrayó el impacto de los nuevos enfoques y mentalidades. “La educación es una respuesta clave a la crisis y para la reconstrucción de nuestras sociedades después”.

El Ministro de Japón, Koichi Haguida, señaló que el cierre de escuelas había mejorado los mecanismos nacionales de protección de los niños. Aunque se mantiene un alto nivel de precaución y están en contacto con expertos en materia de salud para seguir la evolución de la situación, dijo que Japón planea abrir las escuelas el próximo mes para el nuevo año académico.

Al proporcionar una actualización mundial sobre la pandemia que afecta actualmente a 200 países, Khassoum Diallo, de la Organización Mundial de la Salud, subrayó que la preparación debe reforzarse en todos los países, haciendo hincapié en la necesidad de adoptar enfoques intersectoriales.

****

Actualizaciones periódicas de la UNESCO sobre el impacto de COVID-19 en la educación:https://es.unesco.org/themes/educacion-situaciones-crisis/coronavirus-cierres-escuelas

Comentarios