¡Para comérselo con todo y cáscara!

0
206
Néstor Estévez - Periodista y Agrónomo.

Por: Juan Pablo Bourdierd

Sabaneta, Santiago Rodríguez, RD. No vayan a pensar que se trata de gula ni de ningún otro pecado capital que se le parezca. Lo que pone título a estas líneas es la expresión de Néstor Estévez, destacado comunicador santiagorrodriguense, de quien muchos desconocen sus inicios en el ámbito de la agronomía.

Entre amigos compartíamos, en una de esas tertulias sin agenda, pero con rico y hasta edificante contenido. Acompañados de varias opciones líquidas y uno que otro bocadillo para picar, en momentos de remembranzas vinculadas al folklore, salieron a relucir aquellos años en que Estévez comenzaba a mezclar agronomía, trabajo cultural y comunicación.

Pero Néstor quiso llegar más allá, quizás provocado por la referencia de aquel clásico que hace alusión a Martín Garata y su gusto por el mango, sobre todo el que no implica subirse a la mata para disfrutarlo.

Más que sus recuerdos sobre el tiempo de estudios en el Instituto Tecnológico (para su tiempo, Colegio Agrícola) San Ignacio de Loyola, en Dajabón, Estévez prefirió rememorar aquellas ocasiones en las que no solo subía hasta lo más alto de la mata, sino que disfrutaba el deleite de poder comer desde lo alto aquellas frutas con sabor sin igual.

La producción de mangos de diversas variedades es uno de los potenciales con que cuenta la provincia Santiago Rodríguez. Entre esas variedades destaca el “bullita”, del que se dice que “se puede disfrutar con to’ y cáscara, y mientras más maduro, mejor”.

Hay quienes testimonian que “el mango “bullita” sirve para calmar los nervios y hasta como ayuda para dormir”, se recordó en la referida tertulia.

Aunque Santiago Rodríguez cuenta con amplia diversidad de mangos, el “bullita” destaca por su particular dulzor y por el sabor único en su etapa de “borracho”, cuando la fruta parece llegar a alta concentración de ciertos alcoholes.

Mango Bullita.

En aquel sano compartir no faltó quien recordara que el mango es una fruta cítrica oriunda de la India, con pulpa carnosa y dulce; destacándose principalmente por su buen sabor y variedad. Se hizo referencia a su cultivo en países de clima cálido como: Ecuador, El Salvador, Venezuela, Perú, México, Honduras, Cuba, Costa Rica, Nicaragua, Paraguay, Colombia, Panamá; así como también en algunos países de clima templado como: Italia, China y EE. UU.

Entre las principales propiedades del mango se encuentran: Vitaminas A, C y E; también aporta magnesio y potasio, además contiene ácidos depurativos, protege la piel y las mucosas, posee alto contenido en fibras y es excelente digestivo.

Entre mangos y otras sabrosuras, como ocurre en muchas tertulias, la que les narro llegó al clímax cuando Néstor Estévez, en una especie de conexión muy especial con aquella etapa en la que, al llegar algunos días libres de sus responsabilidades en Dajabón, desesperaba por llegar a su natal El Guanal, donde disfrutaba a sus anchas de los mangos, al expresar desde lo más hondo de sí: “Daban deseos de comérselos con todo y cáscara”.

Comentarios