Mierda Pa la Justicia

0
218

Por Carlos Díaz Picasso

Inconforme con las actuaciones del Poder Judicial en la República Dominicana, un grupo de activistas sociales lanzaron excrementos humanos contra el edificio que aloja a la Suprema Corte de Justicia, en el  Centro de los Héroes.

Esta acción se produjo a propósito de la celebración de “El Día de la Justicia”.

El mensaje fue significar que nuestra justicia es una mierda.

En su conjunto,  la sociedad dominicana  supuestamente lucha y anhela  justicia para todos, digo supuestamente, porque quienes están dados a impartir justicia son miembros de nuestra sociedad, así como también lo son, quienes obstaculizan que esto suceda.

Debemos estar claros,  la mayoría de las acciones  emprendidas  en reclamo de una efectiva justicia, en el fondo, persiguen intereses políticos.

Así no ombe, así no.

Los luchadores y defensores de nuestro pueblo, paladines caribeños,  seleccionan para sus reclamos, temas específicos, entre estos temas podemos destacar el caso Odebrecht, Sun Land, Emely Peguero, impunidad, corrupción, entre otros.

Debo puntualizar, que los casos anteriormente citados, amerita que se haga justicia.

Amables lectores, deseo preguntar, y los otros casos, ¿Qué?, ¿Para Cuándo?, ¿Y Entonces? …

Sobre los puntos de distribución de drogas, los cuales, todo el mundo saben dónde operan, con esos puntos,  ¿Qué?

Con el cobro de peaje por las autoridades, lo que es de conocimiento de todos, ¿Y Entonces?

El Procurador de la República públicamente anuncia que perseguirá las máquinas tragamonedas que libremente operan en los colmados, ¿Para Cuándo?

Mientras, la justicia y la sociedad civil se enfrentan en un sin sentido de nunca acabar, un pueblo es víctima de las consecuencias.

Como es el caso de mi barrio.

En la madrugada de ayer, otro joven de mi sector murió bajo la modalidad sicariato, en algo más de un año, bajo esta misma modalidad (sicariato), en nuestro pequeño barrio han sido lapidados seis jóvenes, y dos, milagrosamente han quedado vivos, aunque con secuelas de las bolas depositadas en su cuerpo.

En algo más de un año, ocho vidas, decenas de familia y todo un sector es víctima de la violencia.

Mientras esto sucede, la delincuencia se caga en nosotros, y esto sucede porque tenemos una “Justicia de Mierda”

Comentarios