Mi voto por Homero

0
209

Por Eulalio Almonte Rubiera

Las comunidades dominicanas en el exterior han hecho sentir su peso específico, que se manifiesta no solo en su presencia en áreas de la economía, sino también en lo concerniente a su afianzamiento en lo social y político.

Desde hace ya varias décadas, la diáspora dominicana ha venido ocupando un lugar de primer orden en materia de desarrollo económico, y en lo político lo hizo a partir de recibir y aceptar las exhortaciones provenientes de figuras de la talla de José Francisco Pena Gómez, de maximizar su fuerza en el orden político, participando activamente en aquella actividad para hacerse sentir al momento de la toma de decisiones. Y así lo ha venido haciendo.

Notables dominicanos han tomado la bandera de lucha social, política y económica, extendiéndose ya al plano cultural, encontrando vivas representaciones en eventos tales como la Feria Internacional del Libro que ha venido celebrando en Orlando, en la Florida Central, aportando un elemento trascendente a la denominada Ciudad Bonita, dueña de un turismo que cada año supera la astronómica cifra de 80 millones de visitantes.

En este caso particular, la Feria ha caminado de la mano del abogado y literato Homero Luciano, quien con su accionar ha logrado un mayor respeto para el dominicano que vive y trabaja en la progresista zona de la extensa península del sureste de los Estados Unidos.

Luciano, cuyas cátedras literarias y políticas podemos disfrutar en cada uno de los artículos que generosamente nos entrega cada semana, también tiene aspiraciones de representar la diáspora dominicana en el quehacer político, por lo que ha estado promoviendo sus aspiraciones de conquistar la diputación de Ultramar.

Independientemente de la parcela política por la que lance su candidatura, el doctor Luciano se adorna con una trayectoria de luz que ilumina su conducta personal, y su capacidad sería un plus en el hemiciclo de la Cámara Baja, contribuyendo a dar lustre a una institución del Estado que precisa de representantes que estén situados un poco más allá de lo que hasta hoy ha sido el Congreso Nacional, que evidentemente demanda su adecentamiento.

En función de lo que el país aspira en el orden del crecimiento institucional, de la equidad social y económica, nos atrevemos a ofrecer nuestra solidaridad al doctor Luciano, conscientes como estamos de que al menos seria la voz de aquellos que sin importar lo alto que griten no son escuchados en los nichos en que se aposenta el Poder.

Como otros miles, también quisiera yo que mi voz fuera escuchada. Por ello ofrezco mi voto por Homero.

Dr. Homero Luciano, pre candidato Diputado Ultramar, Circunscripción Numero 2, Partido Revolucionario Dominicano -PRD-
Comentarios