Metido en su concha

0
205

Julio Portillo

Es proverbial el progresivo aislamiento de la dictadura venezolana. Está metida en su concha, o lo que es lo mismo en su laberinto. Aunque las redes están abarrotadas de rumores de invasión, lo más real es el encierro internacional del gobierno venezolano.

En las Naciones Unidas, Venezuela perdió el derecho a voto por falta de pago. El Presidente peruano Kuczynski pide a Maduro que no asista a la Cumbre de las Américas en abril, pues no será bienvenido y lo esperan protestas de las miles de venezolanos exiliados y refugiados. El grupo de Lima, de cancilleres latinoamericanos declaró que no reconocerá elecciones adelantadas de la tiranía chavista. El nuevo Presidente de Chile, Piñera, ha pedido que Maduro no asista a la toma de posesión.

Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea han seguido sancionando por corruptos a funcionarios venezolanos, algunos ya detenidos en España e imponiendo medidas restrictivas a la economía de este país. La producción petrolera venezolana cayó en enero 47.300 b/d y PDVSA enfrenta huelgas internas de trabajadores y ha reducido sus horarios de trabajo por la crisis que atraviesa. La Fiscalía Federal de USA, en Houston, investiga a Rafael Ramírez por sobornos millonarios.

El Presidente dominicano, Danilo Medina, pudo comprobar en su propio patio, la gravedad de la situación política venezolana, al fracasar una vez más los intentos de Maduro de legitimarse con un falso dialogo. Igualmente los presidentes de Argentina y Colombia, Macri y Santos, han declarado que no reconocerán las elecciones de la dictadura y han denunciado la crisis humanitaria por la que atraviesa Venezuela.

Estamos a un paso donde la Corte Internacional de Justicia de La Haya, le dé la razón a Guyana en lo del Esequibo, por culpa del abandono que durante años Chávez y Maduro le dieron a la reclamación. La Gran Bretaña y Brasil le advirtieron a Maduro que no permitirán una intervención armada contra la antigua colonia inglesa. Como un mensaje a García, como se dice, pueden interpretarse los ejercicios militares de Colombia, Brasil, Perú y Estados Unidos en Tabatinga. Y la diplomacia brasileña visitó expresamente a los gobiernos de Guyana y Surinam para tratar la situación venezolana. El canciller del Paraguay
ha vuelto a denunciar al gobierno autoritario de Nicolás Maduro y sus secuaces.
No sería de extrañar que los países integrantes del Pacto Amazónico sancionen a Venezuela por las deforestaciones e incursiones en ese territorio, que llevan adelante militares venezolanos en lo que han dado por llamar “el arco minero”, que no es otra cosa que la extracción ilegal de oro y otros minerales, que sin control alguno se comercian en Puerto España.

Mientras tanto el Alcalde Metropolitano de Caracas Antonio Ledezma y la Fiscal Luisa Ortega Díaz siguen recorriendo el mundo denunciando los crímenes del régimen venezolano, al punto que la Corte Internacional de Derechos Humanos comprueba los padecimientos de la diáspora venezolana.

Comentarios