Mejía, lo reto, sométame por difamación e injuria

0
229

Por Miguel Espaillat Grullón New York, NY, 02/23/2018

1a- Con el triunfo que Hipólito Mejía ha tenido en el negociado de los tribunales dominicanos con la retractación del senador Wilton Guerrero, (digo negociado, y lo resalto, entiéndase el por qué), este expresidente, muy orondo, ha advertido y amenazado con llevar a los tribunales a todo aquel – que según él – difame, injurie y mancille su dignidad y honor. Confieso que me he sentido aludido; no doy explicaciones del por qué, por lo axiomático del, o los motivos relacionados con mis sistemáticas críticas y denuncias al penoso proceder político de Mejía.

1b- Para resolver de una vez toda la duda y posibilidad que penda sobre mi persona de ser llevado a los tribunales por el señor Mejía, por las tantas críticas y denuncias que para desenmascararlo yo he publicado, he resuelto retar a ese todopoderoso señor, a que me someta a los tribunales por todas esas publicaciones- las cuales yo sé, él las considera difamatorias y que atentan contra su honor e integridad. Para ponérsela fácil, hoy, con esta entrega le ofrezco una lista contentiva de los hechos más relevantes de esas publicaciones, para que así, lo tenga como un documento con el cual me pueda someterme a los tribunales sin mayores esfuerzos. Hecho este aclarando, veamos ese compendio.

Mejía y el narcotráfico

2a- Mejía tuvo una relación muy estrecha con algunos narcotraficantes. La tuvo con Ernesto Quirino, a quien (pese a que sabía que era un narcotraficante pesado), le cogió dinero, lo hizo jefe de su campaña en la provincia de Elías Piña; le permitió a éste construir una pista de aterrizaje en dicha provincia, de la cual, el mismo Mejía declaró públicamente, que era para traer droga; además, lo ascendió a capitán y lo mantuvo en ese puesto, a pesar de que el Secretario de las Fuerzas Armadas de aquel entonces, General Miguel Soto Jiménez, le advirtió quién era ese señor.

2b- Pero sucede, que después de Mejía tener en su currículo esta estrecha relación con Ernesto Quirino (y otros), apelando a los escrúpulos de “María Gargajo”, dice sentirse ofendido en su dignidad y honor, con la acusación que le hiciera el senador por Bani, señor Wilton Guerrero, en cuanto a que él se había reunido con el Chapo Guzmán en el viaje que hiciera a México en uno de los meses previos a finalizar la campana electoral de 2012. Con independencia, de si es verdad o mentira esta acusación, pero ante el hecho de que si es cierta su relación con Quirino, surge la interrogante siguiente: ¿entonces, un encuentro o relación con el Chapo Guzmán afecta el honor y dignidad, mientras que un encuentro o relación con Quirino no implica un daño a su reputación? O sea, para los fines del honor y dignidad, los daños a la reputación son mortales si nos juntamos con el Chapo Guzmán, pero inodoros e incoloros si esa relación es con Quirino. Las disquisiciones que se pueden derivar de este planteamiento, las dejo a merced del intelecto del lector.

Nota: para los fines de saber el por qué del fallo negociado de la SCJ, tómese en cuenta el criterio que de este fallo tiene el periodista Juan Francisco Mojica, el cual que es el siguiente: “Más que un arreglo de Wilton e Hipólito con el archivo del expediente de parte de la SCJ, lo que se busca es que no haya justicia para beneficiar al PLD y al PRM-Hipólito, pues al segundo ( a Hipólito),le permite vender un discurso de dignidad personal para reanimar su condición de muerto político y al primero(a Wilton), bloquear una sentencia para que prevalezca la impunidad.

Hipólito, ni robó, ni mató, ni fue un corrupto

3a- En torno a este tema, copio íntegramente lo que sobre el mismo he publicado: Los fanáticos de Mejía suelen argumentar en su defensa, que él ni robó, ni mató, ni fue un corrupto. Son juicios simples, de gente simple y buena, pero que no tiene capacidad para el análisis político, ni para enfrascarse en el estudio de situaciones que tienen alguna complejidad. ¿Acaso no es robar, financiarse una tentativa de reelección tomando el dinero del Estado? Por otro lado, cuando el mal manejo de la quiebra Baninter disparó el dólar al 60 x 1, muchas personas murieron porque no podían comprar sus medicamentos para la presión alta, o para estabilizar la diabetes u otros males que se controlan con medicación diaria. También, por esa carestía muchos sufrieron hambre y desnutrición, que en muchos casos fueron motivos de muertes. Otros tuvieron que irse del país para sobrevivir. Muchos murieron en alta mar tratando de llegar a tierras promisorias. Y hubo hasta quienes murieron vencidos por la desesperanza y las depresiones. ¿No es esto robar, matar y corrupción?

Hipólito no es un hombre de palabra

4a- Hipólito ha venido vendiéndose como un hombre de palabra, pero con los hechos ha demostrado que adolece en grado extremo de esa virtud. 264 veces dijo que no se iba a reelegir, que no le hablaran de ese tema, que el mismo era un caso cerrado. Pero sucedió, que meses antes de las elecciones se tiró a la calle del medio a buscar la reelección; y fue tan bárbaro, que hasta modificó la Constitución para este fin, usando dinero del erario.

4b- Días antes de las elecciones de 2012, Mejía proclamó: “Si Danilo es el candidato, me voy para para Gurabo a sembrar yuca”; Danilo fue el candidato, y Mejía no se fue para Gurabo a sembrar las benditas yucas. Hipólito aseguró en Miami, que no iba a participar como candidato presidencial en las elecciones 2020-2024. Esa afirmación la hizo predicando que esas aspiraciones se las iba a dejar a su hija y a su nieto y a las jóvenes generaciones. Pocos días después, contradiciendo sus palabras, teníamos y tenemos a un Hipólito tirado al ruedo electoral, buscando “la ñoña”. Para demostrar que Hipólito no es un hombre de palabra, existen muchos hechos que así lo confirman, pero para no extendernos en este trabajo, dejo al lector hurgar en esa temática.

Hipólito no es serio, no es de fiar, es un comerciante de la política

5- Mejía concibe el Estado como un patrimonio de la clase gobernante. Le gusta servir a esa clase, y no es que eso sea malo, porque un gobernante debe servir a todos, lo malo del caso es, que ese servir derive en servilismo. A él le gusta otorgar privilegios irritantes a los más ricos en detrimento de los más pobres. Mejía desvirtuó el – “Primero la Gente”- de Peña Gómez, al cambiarlo, por “primero la gente rica”. Esta actitud la demostró con el manejo que le dio a la quiebra de Baninter y en muchos otros casos. Entre esos muchos casos sobresale, el contrato con que quiso beneficiar a la viuda del difunto Beauchamps Javier. Con esa señora se maniobró para otorgarle un contrato de 500 millones de dólares, sobre la base de una compañía fantasma formada al vapor con tan solo un capital suscrito y autorizado de mil dólares. No me extiendo en consideraciones sobre este caso, porque el lector (me imagino), debe tener el intelecto para concebir las vagabunderías sobre las que se cimenta semejante operación, y para llegar a la conclusión, de que el gobernante que se preste para formalizar tal contrato, no es serio, no es de fiar, no es más que un comerciante de la política.

Hipólito, la corrupción, la impunidad, sus amigos corruptos, la justicia

6- Hipólito dice que quiere volver al poder para combatir la corrupción y la impunidad que está destruyendo a nuestro país. Pero sucede, que en su gobierno hubo corrupción al por mayor y al detalle, además, apañó a los corruptos, como fue el caso de un Director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi) en su administración. Nuria Piera denunció los hechos de corrupción en que incurría ese funcionario de Mejía, a lo que él contesto: “ese funcionario se queda ahí…no importa lo que diga Nuria y aunque sea corrupto, ahí se queda porque lo digo yo”. Pero además, Mejía ha dicho públicamente en reiteradas ocasiones, que a sus amigos y cachanchanes corruptos nos lo lleva a la justicia, porque él es leal a sus amigos. También hay que tener en cuenta, que Mejía es amigo personal de muchos corruptos que se han destacado como grandes ladrones de los bienes del pueblo, principalmente de los ladrones del PLD. ¿Entonces, una persona así, es la idónea para como presidente de la República combatir la corrupción y la impunidad?

El reto de Mejía para quienes lo pudiesen acusar de enriquecimiento ilícito

7- En varias ocasiones Mejía ha lanzado el reto, de que si alguien le puede demostrar que el origen de su fortuna es ilícito, él se compromete a entregarla totalmente al Estado y a dejar la política. Como a una persona le es imposible hacer esa demostración, yo le he sugerido a él, que mejor se acoja a la “inversión del fardo de la prueba”, y que al efecto, sea él quien demuestre el origen de su patrimonio, porque así le mataría el gallo en la funda a quienes atribuyen dolo al origen de sus bienes. Para argumentar la validez de mi pedido, he puesto como ejemplo el caso de Félix Bautista, que pese a todos saber el origen ilícito de su inmensa fortuna, en los tribunales fue imposible demostrarle lo ilícito con el método propugnado por Mejía, pero si hubiese sido con la formula de la “inversión del fardo de la prueba”, otro hubiese sido el desenlace de aquel juicio contra el gato Félix. ¿Estamos? ¿Se Comprende?

Hipólito, Quinta Columna, Caballo de Troya en el PRM

8a- Varias veces he publicado que Hipólito Mejía es una “Quinta Columna”, un Caballo de Troya, un agente activo externo al servicio de los tradicionales enemigos del pueblo, lo que configura una traición, lo que sí es un delito grave, que daña el honor y la dignidad de la persona que se presta para ello. Duarte estableció:- con el Traidor, ninguna consideración, aunque su traición nos beneficie -. El trabajo de Mejía para los enemigos del pueblo viene desde su ingreso al otrora glorioso PRD. A aquel Partido, que era la esperanza nacional, él lo acabó, junto a otros malos dominicanos como Fello Suberví, Miguel Vargas, Peggy Cabral y comparsas.

8b- Bajo la conducción de Mejía, aquel portentoso PRD fue destruido en su estructura, esencia y mística revolucionaria. Ahora, vuelve a reincidir en esa vieja práctica de confabulación con el enemigo para también acabar con el PRM. Para esta meta, sus actos de confabulación y entrega al danilismo (a los enemigos del pueblo), son más que evidentes. El ha dicho en reiteradas ocasiones, que Danilo es su amigo personal, al cual le debe lealtad y gratitud. Pero sucede, que Danilo es un enemigo declarado de los sagrados intereses del pueblo dominicano, entonces ¿cómo es posible, que dizque el líder del “Partido Opositor”, cuya función es dirigir un proceso que dé al traste con ese enemigo, sea alguien que declara su lealtad y gratitud a ese enemigo a combatir? ¿Cómo se entiende y se concilian esas contradicciones? ¿Se puede estar a la vez con Dios y con el diablo?

8c- No olvidemos, que Hipólito, en esta labor de zapa, no defendió las elecciones del 2012. Sobre aquella justa electoral recuerdo perfectamente como su hija Carolina, se opuso al manifiesto que las fuerzas progresistas del Partido habían elaborado para defender el triunfo, que pese a los desmadres verbales de Mejía, habíamos obtenidos en aquellas elecciones,. Hablar de lo que llevó a los Mejía a tomar aquella cruel y cobarde felonía, da grima recordarlo y comentarlo. Posteriormente, en las elecciones de 2016, Mejía se confabuló con el enemigo para que perdiéramos esas elecciones. Ahora, camino al 2020, Hipólito reincide en lo mismo, con la agravante, de que el Partido no reacciona como debiera. ! Pueblo, prohibido olvidar!

Hipólito, impostor y trujillista de pura cepa

9a- Cuantas paradojas e ironías tiene la vida. El PRD, el partido del “jacho prendido”, el de la “esperanza nacional”, “el buey que más jala”, “el Partido más amado por el pueblo”, fue constituido en 1939 por anti-trujillistas para combatir a Trujillo, y miren como vino a parar a manos de un trujillista como Hipólito Mejía y una veintena más de trujillistas como lo son Miguel Vargas, Fello Suberví y Peggy Cabral (nieta de Mario Fermín Cabral, unos de los trujillistas más perversos que tuvo aquella tenebrosa era del perínclito ínclito de San Cristóbal), y así en manos de muchos trujillistas mas, cachanchanes de Mejía, como lo fueron los generales que fusilaron a Caamaño, quienes además, fueron horcas y cuchillos de reformismo macabro, que se gozaban con perseguir, encarcelar, torturar y matar a los izquierdistas y a los miembros del PRD, el partido que llevó a Hipólito al poder.

9b- ¿No constituye una ironía todo este fatal acontecer histórico? ¡Cuántos entregaron sus vidas, sufrieron cárceles, persecuciones y torturas, para liberar al país del absolutismo de Trujillo! Sin embargo, venga usted a ver quienes están disfrutando de los resultados de aquellas titánicas luchas. No olvidemos que aquellas luchas incluyen encarcelamientos, torturas y muertes de todos los que combatieron a Trujillo, entre lo que cuenta: “Los Panfleteros de Santiago”, la frustrada invasión de Cayo Confites, la de Constanza, Maimón y Estero Hondo, la Guerra de abril de 1965, la sublevación de Manolo en las Manaclas, el desembarco guerrillero de Caamaño por Playa Caracoles, la lucha de los palmeros, y decenas más de hechos heroicos, que forman parte de las muchas epopeyas protagonizadas por la mejor humanidad de nuestro pueblo, para que nuestra patria fuera libre, soberana, democrática y para todos. Pero desgraciadamente, y por crueles ironias de la vida, el país ha venido a parar en manos de los trujillistas y balagueristas que habíamos combatido. ¿No es triste y frustrante toda esta historia?

El colmo del trujillismo de Mejía.

10a- Ramfis Trujillo, es una afrenta a la dignidad, al honor, al decoro y a la vergüenza e historia nacional. El está en la palestra perturbando la paz hasta de los muertos caídos combatiendo la satrapía de abuelo y a quienes les han sobrevivido. Gracias a Hipólito Mejía, primo de este engendro de Angelita Trujillo, éste nieto de Chapita, a surgido de una sombra de la que nunca debió haber salido, puesto que, siendo Hipólito presidente de la República, violando la Ley No 5880-62, que prohíbe la actividades trujillistas (ley aún vigente), levantó el impedimento de entrada al país que pesaba y aun pesa sobre cualquier miembro de la familia Trujillo.

10b- Desde hacía mucho tiempo, Hipólito visitaba a su primo Ramfis y a su madre Angelita en la residencia de ellos en Miami. Lógicamente, es de suponerse la camaradería entre él y coronel retirado Luis José Domínguez, el padre de Ramfis, que es por donde se genera la consanguinidad de Hipólito con Ramfis, Dicho sea de paso, si se diera la eventual fatalidad, de que éste Ramfis llegara a la presidencia de la República, entonces, Hipólito y sus amigos gozarían de total impunidad y le estarían totalmente garantizados los privilegios comerciales de importación y exportación y venta de productos agropecuarios que desde hace tiempo disfruta Mejía. Las razones son tan obvias para el futuro blindaje jurídico y económico de Mejía, si Ramfis llegara a Presidente, que no veo la necesidad de explicar el por qué, consiguientemente, la promesa de Ramfis de combatir la corrupción y la impunidad, serían letras muertas del discurso de campaña con los que engatusa a tantos tontos y a gente sin memoria histórica y hasta desvergonzados. Con toda esta narración dejo por sentado, que Hipólito es una ficha importante en el proyecto de Ramfis como también del de Danilo.

Hipólito, The Godfather (El padrino)

11a- En los últimos años hemos estado viendo una manera de Mejía hacer política, que nos ha dejado estupefactos. No es una política para un “Proyecto de Nación”, sino, para un proyecto comercial de un grupo dirigido por él para hacerse de dinero y poder con la política. De ese grupo, Hipólito ha venido a ser una especie de Michael Corleone (El Padrino), tal como lo inmortalizó Marlon Brando en su película The Godfather. Las movidas políticas y el transfuguismo de Fello Subervi y de otros camajanes como ese que han pasado a ser importantes funcionarios en el gobierno de Danilo, que bajo las ordenes y protección de Mejía, dan pie al guion que acabo de narrar. Lo de “llegó papa”, es una versión tropicalizada del Godfather (El Padrino), que es el título que verdaderamente corresponde a Mejía como patrón y protector de la mafia política, que en asociación con el danilismo y todos los corruptos del PLD y de otras parcelas políticas están destruyendo a nuestra patria y al PRM. Hipólito, Miguel Vargas, Leonel y Danilo, son los protagonistas de primera línea, de este propósito diabólico.

11b- Traigo estos datos a colación, para que mis lectores se den cuenta claramente en qué manos estuvo la República cuando Hipólito fue presidente, y también, para que se sepa cuál será la suerte del PRM, si este Partido sigue bajo el imperio y el influjo de Mejía. Sucede, que ahora Hipólito, como en un remedar de la era de Trujillo, quiere imponer una dinastía semejante a la que quiso imponer el sátrapa con sus vástagos. Carolina y su nieto, son las figuras elegidas para esta aventura trujillista. En esa parodia, Carolina viene a ser “su majestad Angelita Primero” y el nieto, “el príncipe de Gurabo”, una versión criolla “del príncipe de Gales”.

11c- Finalmente, quiero dejarle saber al señor Mejía, cuáles deben ser los valores cívicos y morales, que un dominicano patriota debe de tener en cuenta, cuando quiera reclamar, acreditarse y hablar con propiedad sobre decoro, honor y dignidad, sin que practicas felonas e hipócritas lo contradigan. En consecuencia, un dominicano con la estirpe, digamos de un Américo Lugo, jamás tendría amistad con gente corrupta de esos que se destacan como grandes ladrones del erario. Tampoco, alguien de ese abolengo, jamás trabaría amistad con un Milo Jiménez, Beauchamps Javier, Enrique Pérez y Pérez, etc., ni con un Ernesto Quirino, ni con Angelita Trujillo, ni con Luis José Domínguez, muchos menos se implicaría en apoyar a un Trujillo, para que busque la presidencia de la República. Pero tampoco, un Américo Lugo -ajeno a la angurria de dinero y poder – sería capaz de constituirse en una “Quinta Columna”, para dañar a los que han depositado su confianza en él, ni implicaría a sus hijos en semejante componenda. El trujillismo y ser trujillista, prestarse a ser un Caballo de Troya, estar de amigo de ladrones vulgares, es incompatible con el decoro, la honra y la dignidad de una persona. Esa práctica es falsedad, hipocresía, simulación y ponerse a la altura de los traidores de la patria y al nivel de María Gargajos.

Hasta aquí mi compendio de críticas y denuncias a las actuaciones políticas del expresidente Mejía, retándolo, a que si él se siente difamado e injuriado por estas publicaciones, me someta ante la jurisdicción correspondiente, para los fines de que caiga sobre mi persona las condignas sanciones jurídicas. ¿Estamos?

Al señor Mejía, y a mis lectores, les dejo la palabra

Posdata: si por escritos como este, me tocare por final el destino fatal que tuvieron Jesús de Galindez, José Almoina, Marrero Aristy y muchísimos otros, bienvenido sea ese destino, aunque entiendo que al señor Mejía, estas publicaciones no le quitan el sueño. El mismo ha dicho que nada le quita el sueño; Trujillo, también decía lo mismo; ni los crímenes más horrendos perturbaban en lo más minino su ánimo ni su alma. Es una característica de los psicópatas. ¿Se entiende?

Comentarios