Mario Vargas Llosa más simulador y arrastrado que nunca

0
93

Por Miguel Espaillat Grullón 

1- Mario Vargas Llosa, sin serlo, se cree economista, politólogo, sociólogo, jurista, filósofo y periodista, con la particularidad de sentirse el más virtuoso entre los académicos e intelectuales, que aun están vivos, con doctorados en esas ciencias sociales y carreras afines. Incluso, Vargas Llosa, inmodesto, petulante, con sus ínfulas de sabiondo se cree superior a un Carlos Marx, a Lenin, a Federico Engels y a un Fidel Castro, a quienes trata de equivocados y obtusos, y de fatales accidentes históricos para la humanidad.

2- En esta fantochería, Vargas Llosa a diferencia de Sócrates y de otros sabios – “él lo sabe todo”. Por ese don celestial, él se siente con los méritos intelectuales y académicos y hasta divinos, para ser el asesor de los pueblos, en cuanto a las políticas económicas y sistemas de gobiernos que estos deben elegir. Por estos atributos de genio, de oráculo, de clarividente y vidente, Vargas Llosa hasta puede profetizar el futuro. Por estas esotéricas cualidades, él advirtió a los mexicanos lo desastroso que seria para ellos un triunfo de López Obrador.

3- En ese tenor, Vargas Llosa pidió a los mexicanos no votar por López Obrador, argumentando: López Obrador es un representante de una democracia populista y demagógica, con recetas que están absolutamente fracasadas en el mundo entero. Elegirlo sería un retroceso tremendo para la democracia. López Obrador es un impredecible, populista y demagogo. El es un peligro para México. La gestión de López Obrador podría empujar a México a un desastre. López Obrador se formó en la demagogia, el populismo, la irresponsabilidad, en confundir los deseos con la realidad. Miren lo que pasa en Cuba, Venezuela, Nicaragua, Ecuador y Bolivia y vean adónde puede conducir la irresponsabilidad electoral. Venezuela vive una tiranía única en la historia latinoamericana – finaliza diciendo, Vargas Llosa -.

4- De las precedentes maledicencias podemos deducir – que según Vargas Llosa – el gobierno de Nicolás Maduro es una dictadura peor que las fueron encabezadas por Porfirio Díaz, Juan Vicente Gómez, Marco Pérez Jiménez, Somoza, Trujillo, Duvalier, Fulgencio Batista, Ríos Montt, Alfredo Strossener, Rojas Pinilla, Rafael Videla, Hugo Bánzer, Augusto Pinochet, etc. Pero también, Vargas Llosa defenestra los gobiernos de Ecuador, Bolivia y Nicaragua, obviando los grandes a avances económicos y sociales que han tenido estas naciones lideradas por Rafael Correa, Evo Morales y Daniel Ortega. En sus mal intencionados comentarios, Vargas Llosa omite decir, que Nicaragua estaba tranquila, y que toda esa rebelión desatada últimamente en ese país, es por la puesta en ejecución del llamado golpe suave, o golpe parlamentario, con lo que el imperio se ha decidido a derrocar a Ortega, para impedir la construcción del Canal de Nicaragua, porque ésta obra fluvial significa una competencia al Canal de Panamá, que el imperio no acepta, porque afecta sus intereses comerciales y de dominio geopolítico.

5- Por otro lado, Vargas Llosa recomendó enfáticamente a los colombianos votar por el candidato uribista Iván Duque, para que (según él), en Colombia se vea “reforzada a la democracia”. Anteriormente había arengado a los peruanos a votar por Alejandro Toledo. Ya sabemos lo desastroso que fue para el Perú la administración de Toledo, pero ante esa debacle, Vargas Llosa, calla. Tampoco él, el imperio y sus bocinas, no se dan por enterado del colosal fraude electoral en que incurrió Juan Orlando Hernández para reelegirse en Honduras, eso sí, para ellos las elecciones en Venezuela, desde Hugo Chávez siempre han sido un fraude colosal. También se hacen los chivos locos, frente a los tantos asesinatos de periodistas y líderes sindicales que ocurren en México, Colombia y Honduras y en los demás países donde están de presidentes sus lacayos. Además, llama la atención el marcado interés que Vargas Llosa y el imperio tiene por la libertad, la democracia y los derechos humanos del pueblo venezolano, mientras que son indiferentes ante las tragedias que vive Haití, y el pueblo de Palestina con la masacres que a diario están propinándoles los judíos.

6- En su perversa tergiversación de los hechos al estilo de cómo lo hacen los Vinchos y las bocinas al servicio de Danilo Medina, Vargas Llosa obvia decir, que Colombia es un país colonizado; siete bases militares del imperio establecidas en su territorio, es una evidencia incontrastable de esa realidad. También, Vargas Llosa omite comentar que Colombia es uno de los países más injusto, desigual y violento del mundo, que es un narco estado y que su paladín Álvaro Uribe, es un delincuente, un capo, un narcotraficante y un criminal de marca mayor. “Los falsos positivos”, una creación diabólica de Uribe, no son un invento de sus detractores, sino una verdad, irrefutable, por lo harto evidenciada por las victimas que han sobrevivido a esa tragedia.

7- Gilberto Tobón Sanín, es un Filósofo, abogado, historiador, politólogo, analista político y profesor universitario colombiano, es decir, un individuo infinitamente más preparado que Vargas Llosa para hablar de economía, de historia y de la política Colombiana y del mundo. Este analista, contradiciendo a Vargas Llosa nos dice: Uribe es la reencarnación de Laureano Gómez (un nazista y franquista). Colombia es un país de corruptos, diseñado para robar. Es un narcoestado, donde hasta el mismo pueblo está corrompido. En Colombia las elecciones son un constante fraude donde gana el que más dinero dispone. Colombia es una víctima de la política imperialista de los Estados Unidos.

Nota: invito a los lectores a ver y escuchar la exposición precedente del Dr. Gilberto Tobón Sanín, yendo al enlace siguiente:

8- Si analizamos las recomendaciones de Vargas Llosa, en cuanto a por quien debemos votar, claramente vemos que él se identifica con los candidatos de la extrema derecha, que dicho sea de paso, también son los favoritos de la Unión Europea y de imperio norteamericano, aunque estos sean corruptos, dándose los casos, de que estos, siempre lo son en mayoría. Mauricio Macri (de Argentina), Sebastián Piñera (de Chile), José Orlando Hernández (de Honduras), Michel Temer (de Brasil), y los anteriores como Álvaro Uribe (de Colombia), Carlos Mesa, Jorge Quiroga y Gonzalo Sánchez de Lozada (de Bolivia), Alejandro Toledo (de Perú), entre otros, son todos unos corruptos de marca mayor. Siempre ha sido así; los europeos y los Estados Unidos han tenido preferencia por los gobernantes corruptos, siempre y cuando estos hagan de sus títeres; por esa razón, siempre han apoyado a los más sangrientos tiranos, que ellos mismos entrenaban en la “Escuela de las Américas”. “El Plan Cóndor”, con el cual se asesinó, se secuestró, se encarceló, se torturó y se desapareció a miles de argentinos, bolivianos, Brasileños, chilenos, paraguayos, uruguayos, peruanos, venezolanos y de otras nacionalidades, fue una jugada sucia del imperio, a instancias de Henry Kissinger y Richard Nixon. Tan solo argentinos, las víctimas fueron más de 30 mil, chilenos, más de 5 mil, y de paraguayos las escalofriante cifra de unos 50 mil muertos, 30 mil desaparecidos, y 400 mil presos.

9- Dada esta realidad, se nos hace cuesta arriba creer, que el interés del imperio norteamericano y de la Unión Europea por derribar a Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Fernando Lugo, Manuel Zelaya, Evo Morales, Rafael Correa y Dilma Rousseff, como también su empeño por destruir los liderazgos de Cristina Kirchner y Lula Da Silva, se deba a un interés por restaurar la democracia, las libertades y por dar apoyo a los derechos humanos de los ciudadanos de esos países, al contrario si creemos, que esos embates son retaliaciones personificadas para quienes han osado desafiar los mandatos del imperio.

10- Vargas Llosa, como es bien sabido, en su temprana juventud fue un militante socialista fanático, pero cuando vio que en ese enrolamiento no iba a conseguir fama, dinero y poder – automáticamente, como el camaleón – cambio de afiliación política. Desde entonces sus amigos han sido fascistas y gente de la ultraderecha como los expresidentes José María Aznar, Mariano Rajoy, Álvaro Uribe, Carlo Mesa, Gonzalo Sánchez de Lozada, Jorge Quiroga, Álvaro Noboa, Oscar Arias, etc., y personajes de la nobleza europea y de la oligarquía mundial, que hoy siendo el uno por ciento de la humanidad, es dueña del sesenta por ciento de las riquezas del planeta.

11- Lógicamente, también son amigos Vargas Llosa, los actuales presidentes ultraderechistas, Mauricio Macri (Argentina), Juan Manuel Santos (Colombia), Michael Temer (Brasil), José Orlando Hernández (Honduras), Sebastián Piñera (Chile), Leonel Fernández (de R. D), etc., todos supermillonarios y serviles a los imperios y sus transnacionales.

12- Los imperialismos occidentales, (La Unión Europea, Inglaterra y el norteamericano), se han esparcido y mantenido a través de guerras horrorosas contra los países del llamado Tercer Mundo, o desestabilizándolos con guerras económicas y financieras o con cruentos golpes de estado para establecer en ellos a presidentes marionetas y corruptos y hasta asesinos, con el fin de apropiarse de los ingentes recursos naturales, principalmente del petróleo y oro almacenados en las entrañas de la tierra de esos países.

13- Estas guerras y otras maneras violentas de dominio para saquear riquezas, siempre han ido acompañadas de intensas campañas periodísticas tendentes a manipular las masas siguiendo el libreto de la escuela nazi de comunicación política dirigida por Hitler y Joseph Goebbels, cuyo eje maestro ordena: “Miente, falsea, calumnia, manipula, tergiversa, inventa, magnifica y retuerce los hechos, repite mil veces una mentira para que se convierta en verdad, no tengas escrúpulos; en la guerra el fin justifica los medios”.

14- En el día de hoy, los poderes semejantes a los de Hitler en su tiempo, también tienen sus Goebbels, para llevar a cabo sus engañosas campañas de propaganda política. Vargas Llosa es la encarnación de un Goebbels. Pero también, existe la reencarnación de “Goebbelitos”. Jorge Ramos, Jaime Bayly, Carlos Alberto Montaner, Patricia Poleo, Andrés Hoppenheimer y cientos más como ellos, que hacen periodismo amarillo, que hacen paraperiodismo, que son periodistas mercenarios, son colegas de Vargas Llosa en esa infame tarea de desinformación a cambio de jugosas remuneraciones, cantidad de privilegios, y por goces de la carne.

15- Por estos trabajos infames, en retribución, el mismo Vargas Llosa ha disfrutado de una vida de jeque árabe, por su papel de simulador y arrastrado al servicio de los poderes derechistas señalados. Su vida de boato, fuera impensable si se hubiese quedado como militante de la izquierda revolucionaria, la cual es una categoría que exige desprendimiento, sacrificios y privaciones, muchas veces inauditos. No todos tenemos la capacidad para adoptar la vida austera que exige la existencia de un revolucionario. El calvario, el sacrificio, las privaciones, la entrega total, sufrir padecimientos sin claudicar, no es para los hombres concupiscentes como Vargas Llosa. El no es de los hombres, que su suerte quiera echar con los pobres de la tierra.

16- Los sibaritas como él, están muy lejos de encarnar a un Carlos Marx, Antonio Gramsci, Martin L King, José Martí, Che Guevara, Nelson Mandela, Duarte, Bolívar, o al mismo Cristo, para quienes los principios e ideales eran innegociables, aún a costo de la propia vida. Naturalmente, la gente como Vargas Llosa ha vendido su alma al diablo, lógicamente, por ley de causa y efecto, por ley de la vida, tal como le tocó a Hitler y Goebbels, también a él y a sus colegas, al final, les esperan un pesado y fuerte Karma.

17- En sus maliciosas disertaciones, Vargas Llosa se declara liberal, como también un vanguardista de la democracia política y de la libertad económica (libre mercado), lo que para Vargas Llosa trae crecimiento económico y progreso, porque éstas políticas (según él), hacen retroceder la pobreza rápidamente. Pero sucede, que en el fondo lo que Vargas Llosa está defendiendo es el neoliberalismo salvaje, un modelo económico que origina todo lo contrario a lo postulado por él, puesto que en todos los países donde se ha aplicado ese modelo, bajo las directrices del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización Internacional del Comercio y otras instituciones de apoyo, solo he ha dado un aumento exorbitante de la pobreza y de las desigualdades sociales, desmonte arancelario para los más ricos y para las transnacionales, pero, aumento de impuesto y penurias a los más pobres.

18- También, el neoliberalismo origina devaluación de la moneda nacional; y con las privatizaciones impuestas por este modelo económico, automáticamente aumentan los precios de los alquileres, de la energía eléctrica, del agua, de los medicamentos, los colegios, el transporte, los alimentos etc. En este contexto, el saqueo de los recursos naturales, el daño al Medio Ambiente, el aumento de la deuda externa, la pérdida de la soberanía, el comercio injusto (asimétrico), es algo inherente al neoliberalismo, puesto que no podemos competir con potencias tecnológicas e industriales, que producen a menor costo y que mantienen subsidios a muchos de sus sectores productivos, como es el caso de la agropecuaria en Norteamérica.

19- El neoliberalismo -como ya lo hemos señalado – es un modelo económico diseñado por los imperios ya aludidos, para recolonizar, para neocolonizar, en lo que va, adueñarse de los mercados, de las economías, y de los recursos naturales de otros países mediante un esquema de dominación que propicia un vulgar saqueo. Para esos fines hacen guerras y tumban gobiernos. Antes lo hacían con guerras convencionales y con cruentos golpes de estado militares, ahora lo hacen con guerras llamadas de cuarta generación, la cual comprende el combate con armas psicológicas, sociales, terroristas, económicas y políticas. La guerra “cuerpo a cuerpo” no es eficaz en este tiempo – plantea Gene Sharp (el ideólogo de esta guerra) -. Además, ella implica enormes costos económicos y de movilización de ejércitos. Apostamos al debilitamiento gubernamental hasta la fractura institucional. Vargas Llosa no habla de esta guerra, mejor la ignora o encubre.

20- En nuestra América Latina, esta guerra no convencional se ha estado aplicando en Argentina, Brasil, Bolivia, Cuba, Ecuador, Honduras, Paraguay y de manera muy especial contra Venezuela y ahora contra Nicaragua. Anteriormente estas hostilidades se aplicaron en Chile para derrocar al gobierno socialista de Salvador Allende. También esta guerra se aplicó y se sigue aplicando en los países árabes, (Egipto, Irak, Irán, Libia, Siria, Yemen, etc., y en otras partes del mundo, como en Ucrania para derrocar a Víktor Yanukóvich. Esta guerra no convencional la hacen los imperios con la pretensión de eliminar todo vestigio de socialismo en el planeta, con lo que sus transnacionales, depredarían a sus anchas los recursos naturales de los países del Tercer Mundo, que por obra de la creación, no son anglosajones.

21- Vargas Llosa tiene en su haber un historial de ataques perversos contra los gobiernos nacionalistas que últimamente han surgido en nuestra América Latina, con la firme decisión de defender las respectiva soberanías y recursos naturales de sus patrias y de contener la depredación con saqueo, a que la Unión Europea y el imperio, quieren someter a todas las naciones del llamado “Tercer Mundo”.

22- No podemos olvidar, que desde un principio, Vargas Llosa se la “cogió” con el comandante Hugo Chávez y Evo Morales. A ambos los trató y sigue tratando despectivamente. De Hugo Chávez dijo: es una bestia autoritaria, que está desestabilizando a buena parte de Sudamérica. (Parece que antes que Chávez, Sudamérica estaba estabilizada). Chávez – continua Vargas Llosa – es un gran peligro y debe ser un motivo de preocupación para quienes no queremos que haya un retroceso hacia formas dictatoriales, por desgracia, tan vigorosas en nuestra tradición histórica. Evo Morales es el emblemático criollo latinoamericano, vivo como una ardilla, trepador, y con una vasta experiencia de manipulador de hombres y mujeres, adquirida en su larga trayectoria de dirigente cocalero y miembro de la aristocracia sindical. Evo es un indio ignorante y ladino, y quienes lo siguen son estúpidos, incompetentes e ineptos y perfectos idiotas. También, en su momento Varga Llosa arremetió contra Rafael Correa, Dilma Rousseff, Manuel Zelaya y Fernando Lugo. Estas diatribas, Vargas Llosa nunca las ha empleado contra los gobernantes afectos al imperio; ni siquiera contra los más ladrones y asesinos.

23- En este punto no pasemos por alto, que la restauración de la democracia, paz y prosperidad que los imperios prometen antes de invadir a un país, es un puro cuento, puesto que los bombardeos aéreos solo dejan, muertes, desolación y ruinas. Irak, Afganistán, Yemen, Siria y Libia, son ejemplos vivos de ese vil engaño. Antes estas experiencias, los argentinos, brasileños, colombianos, peruanos y panameños, serian unos estúpidos si cayeran en la infamia de asociarse con el imperio para invadir a Venezuela. Anatema sea la oposición venezolana si también se hiciera participe de semejante traición, que solo beneficiaría a corto plazo, al Complejo Militar estadounidense y a las rapaces multinacionales de todo el mundo capitalista.

24- Indudablemente que Mario Vargas Llosa va a seguir con su perversa labor de terrorismo mediático, siempre a pie juntillas con los peores intereses de la humanidad, tal como hace ahora al coincidir con Donald Trump y los gobernantes de la Unión Europea al apoyar la guerra de cuarta generación contra nuestra América Hispana para avasallarla y saquearla. La vida de Vargas Llosa, es esa; una vida sucia. El ha hecho en la tierra su reinado, obviando que las glorias terrenales, son espejismos transitorios.

25- De ese trabajo infame de Vargas Llosa, consistente en manipular, calumniar y difamar, de engañar a los pueblos con falsos postulados, de mentir hasta más no poder, dependen sus lujos y boatos, lo mismo que su poder, dinero y fama, aunque ésta sea de perverso. Toca pues a los pueblos de nuestra América seguir el ejemplo de México… Hacer oídos sordos a los hombres con lengua maledicente y mentalidad ladina como Mario Vargas Llosa, ahora más simulador y arrastrado que nunca, pero que también, como bien señalan López Obrador y Rafael Correa, es un mal político, porque no sabe nada de política; porque es un ignorante político. En consecuencia, es un deber patriótico de las naciones tomar sus propias decisiones, principalmente en cuanto a elegir sus gobernantes, sin dejarse influenciar por seres viles, que por goces y laureles terrenales, han vendido su alma al diablo. En ese orden de ideas, el pueblo mexicano con la elección apabullante de López Obrador, le está diciendo al pueblo dominicano, los que debemos hacer con Danilo Medina y su PLD y con los demás políticos y partidos, que son más de lo mismo, puesto que si llegaran al poder, continuaría rampante la corrupción (el robo), y la impunidad.

Al pueblo dominicano y a mis lectores, les dejo la palabra.

New York, NY 13/7/2018

Comentarios