¡Lo que sí es más necesario!

0
174

Un pacto por la pulcritud en las actividades políticas, entre los que las ejercen en Dominicana, ¡sí es lo que se debe hacer, y con urgencia! ¡Dejémonos de estar con tantas demagogias!

Así llegaría todo lo demás por añadidura; no solamente en pos de que haya agua suficiente en la República, para consumo humano, y todas las actividades productivas agrícolas, móvil en que sustentara el planteamiento que fuera hecho al liderazgo político en el país, por el señor Olgo Fernández, director del Instituto Nacional de Reclusos Hidráulicos (INDRHI; que, aunque hace ya un tiempito se produjo, merece no ser olvidado, por las eventuales consecuencias desfavorables que de nuevo se acarrearían para la nación, en términos de préstamos, sobornos y sobrevaluaciones. ¡Se podría estar condicionando mentalmente a la población!

El llamamiento se hizo en el marco de un seminario internacional (Ciclo Caribeño de las Ingenierías, la Arquitectura y la Agrimensura, auspiciado por CODIA, región Norte), en que se trató sobre el “Balance Hídrico Nacional y potencial del Alto del Yaque”, que fuera celebrado en la ciudad Santiago de los Caballeros, segunda capital del país, aunque ahora está dividida, por decisión de los “genios” congresistas locales: “Piden al liderazgo político del país la firma de un “Pacto por el Agua”. (“Diario Libre”, del 1-12-18). ¡Fue la alegre exhortación!

Si los seleccionados para dirigir los destinos de la República en cualquier momento, no consideraran su incursión en el ruedo correspondiente, como una inversión lucrativa, con miras a agenciarse jugosos beneficios a posteriori, teniendo como herramientas principales la corrupción estatal permitida, como la impunidad para solaparle luego, sino que, se vieran tales los comisionados por las grandes mayorías para trabajar en función del país

y mejorar las condiciones de vida de su gente, cuántas cosas se podrían lograr, que no solo sería el agua en abundancia, para utilización general.

Por ahí sí es que debe andar la firma de un gran pacto necesario, y no supeditarse a estar hablando de construir grandes presas (12), para lo que, obviamente, se tendría que continuar endeudando el país, conociéndose tantos precedentes que están a la mano, respecto de sobornos y sobrevaluaciones relativas, vale repetir; como, el agenciarse grandiosos negocios los políticos que intervengan.

Claro, no es que la construcción de las presas no sea necesaria, pero su ponderación se impone en estos momentos “odebrechtianos”. El agua es muy necesaria. Ahora, ¿y con los demás servicios públicos qué?

Lo que se debe procurar es que personas pulcras, honestas, y aptas por demás, sean quienes dirijan la cosa pública a nivel local, en vez de advenedizos y trepadores, en las posiciones públicas hoy, y aspirantes a desempeñarlas en el futuro, ávidos de riquezas, para ellos, y los grupos de adláteres a su disposición.

Claro, bien que la prensa local les hace el coro a todos estos demagogos políticos, vive bien, con la publicación en primera plana de llamativos titulares embaucadores, por encargo, no cabe duda, que de seguros son compensados económicamente a satisfacción. De ahí, que tanto se destacara el de referencia.

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

 

 

Comentarios