Lo que debería hacer el alcalde el primer y segundo día de gestión municipal

0
320
Matías Reynoso Vizcaíno

A modo de sugerencia les digo a los candidatos que pretenden ser elegidos alcaldes en el próximo torneo municipal del 16 de febrero del año 2020  a que en sus agendas de municipalidad prioricen para el primer y segundo día las necesidades por el sentido de la urgencia, la piedad y el amor al prójimo; cumpliendo con esto honrarían a Dios en los Cielos, habrá paz en el municipio y beneficiarían el inconsciente colectivo en sentido general.  En el caso propiamente de Santo Domingo Este sus electores se hallan en condiciones de privilegio por la escaza razón de que pueden  elegir uno de tres buenos candidatos.  Esto así a sabiendas de que cada uno tiene su estampa y rasgos de personalidad distintas. Cada uno de ellos ha dejado en el municipio su impronta.

Es decir, de Manuel Jiménez, cantante de la patria, se dice que es él uno de los políticos más humilde del sistema.  Además, por más de 30 años se ha mantenido en el mismo rango social y en la franja de lucha y de demanda a favor de los más necesitados entre otras valiosas virtudes.  De Luis Alberto, empresario, en la comunidad se comenta que por más de 25 años este hombre apegado a sus raíces, a pesar de ser rico, sirve como brazo económico a través de su fundación a los desposeídos ayudándolos a apalear su desgracia de la desigualdad económica; y por último y no menos importante, Nicolás Calderón, el más joven en la contienda y también, con un elevado sentido de la piedad.  El es un incansable obrero del servicio, se ha mantenido por más de 20 años al lado de los pobres del municipio dentro y fuera de la administración pública.

Según el cuadro presentado de los buenos candidatos que hay en Santo Domingo Este, y mencionados con anterioridad podríamos concluir que estamos a pocos meses de salir del atolladero, del caos y la zozobra en que ¨sin querer” queriendo metieron a la ciudad.

Entonces, el primer día inmediatamente suba las escalinatas del Palacio Municipal Dr. José Fco. Peña Gómez, el nuevo alcalde debe sentarse a gobernar con el corazón puesto en los hijos de la ciudad –los vulnerables-:

1- Por los indefensos que al salir de sus casas quedan a expensas  de que le roben el celular o la cartera.  2. Por los motoconchistas que entran por calles oscuras (sin energía eléctrica) y son fácilmente la presa de la delincuencia despojándolos de su único medio de producción.  3. Gobernar con el corazón para los ciudadanos que salen en las mañanas a ejercitarse y, a puntapié con la acera del parque público surge la posibilidad (latente) de caerse en una alcantarilla que previamente se robaron la cubierta. Y, 4. Por todos y todas los munícipes que ¨no¨ pudiéndose sentar en un espacio abierto de la urbe se le ¨prohíbe respirar¨ el aire ¨limpio y fresco¨ del día; quizá por la disminuida presencia de arbustos. (La gente siente temor de salir de sus casas.  Viven enjaulados… los colmados y las farmacias con más hierros en el frente de los negocios que las mercancías que exhiben para la venta (parecen tétricos recintos carcelarios).  Es una pesadilla: los clientes tienen que comprar desde afuera.  No hay paz en la ciudad).

Por último, el segundo día está previsto para seguir cubriendo con medias efectivas  las necesidades por el sentido de la urgencia, la piedad y el amor al prójimo:

  1. Proteger las tumbas en los camposantos para que no sean profanadas (lugar que supone ¨descansan los restos mortales de nuestros seres queridos¨). 2. Evitar que en las iglesias se metan a robarse la campana, el santo en su cripta, el agua bendita, la ofrenda, el paño sacro de la Verónica u otros utensilios apartados por la fe. 3. Acordonar los hospitales públicos para darles protección a las parturientas a los fines de que sus crías no le sean cambiadas, raptadas, o asesinadas (y traficar los órganos). Y, 4. Crear la comisión interurbana del trasporte para diseñar el tipo de chófer idóneo, el mismo identificaría el perfil sospecho […].

 

Matias Reynoso Vizcaíno

 

Analista político

Comentarios