Lindo sueño tuvo el señor presidente

0
78

Sí, parece ser que el primer mandatario de los dominicanos se fue una noche a la cama bien descansado, y relajado mentalmente por completo, no cabe duda. ¡Durmió sin contrariedad alguna!

De ahí que, se infiere ¡pudo “soñar” bastante bien!, debido a lo que últimamente expresara con respecto a la pobreza extrema en esta nación. Según él, “se dejará de “arrastrar” tan dañoso flagelo, unido al hambre de la gente”. Obviamente, ¡sería lo mejor para todos!

No se reservó el contenido del que luce tan importante mensaje onírico recibido, y se lo dejó saber a un periodista del rotativo “El Día”, quien lo reseñó detallado, bajo el título: “Medina asegura bajó pobreza extrema a 2.9”. Véase edición de fecha 2-9-19, página 8.

Dijo así: El presidente Danilo Medina aseguró ayer que pronto la República Dominicana será liberada de la pobreza extrema y será declarada un país con hambre cero”. ¡Lindo eso, verdad!

Agregó más adelante: “La pobreza en el país ha caído grandemente, pero que mucho más ha sido la pobreza extrema, la cual estaba en 11 puntos cuando llegó al Gobierno, y el año pasado estaba en 2.9”. “Más vale creerlo, que ponerse a averiguarlo”, como reza un dicho popular, por asemejarse a un sueño la precisión oficial externada.

Es una lástima que no le revelaran durante su experiencia nocturna fuera del plano físico, bajo sueño, reiteración válida, los indicadores reales para poder hacer afirmaciones de esa naturaleza, en un país donde las evidencias persuasivas, como las opiniones apolíticas, e imparciales, claro está, dicen todo lo contrario.

Tampoco, el cómo se ha logrado esa mejoría; ¿qué en verdad se ha tenido que hacer para obtenerla? Ni, mucho menos, lo que se tendría que ejecutar en lo adelante, para que se obtenga tal liberación – cero hambre -. algo que muy importante se reportaría para todos los dominicanos.

Son cuestiones esas que, de haber sido reveladas, debió señalarlas el señor presidente de la República, para soportar mejor sus decires relativos, a los fines de que todo no fuera interpretado como “politiquerías baratas”, tal es lo que luce indicar, más que otra cosa.

Ante la ausencia, y en el orden de lo tratado, no se continuará procurando esgrimir el ardid de las llamadas “visitas sorpresas” al interior del país (263, según se afirmara en ese momento), estimadas por tantos como una táctica electorera más, con las que ni siquiera se ha logrado abaratar los productos agrícolas de consumo local, ni fomentar el cultivo de los mismos.

Así lo externan aquellos entendidos en ambas materias aludidas: política y agricultura. Sostienen en adición que, la campaña es necesaria; ¡tiene que ir siempre!; y, qué las importaciones de esos rubros alimenticios que aporta la tierra se realicen hoy más que nunca, y cuesten más, ¡no importa! El “caramelo” de los efectos contrarios, hay que venderlo.

Qué oportuno titular asociado este, para intercalar aquí: “Hatillo Palma espera obras prometidas por Medina en visita sorpresa”, calzado con, “A tres años de que el presidente Danilo Medina realizó su visita sorpresa número 143, los residentes en la Loma de Solimán, perteneciente a este distrito municipal, esperan por las obras ofrecidas por el mandatario en ese momento”. (periódico “Diario Libre”, del 9-9-19, página 16).

Tal se dice, “soñar nada cuesta”, como aparentan ser ahora los pronósticos del licenciado Danilo Medina, sobre los que aquí se trata. Tampoco, hacer público lo soñado, cabría agregar. Por tanto, ¡continúe haciéndolo señor presidente! Además, en este país los ingenuos, y los tantos creyentes en las chácharas politiqueras embaucadoras de estilo, no se acabarán.

Posiblemente, ni usted mismo crea, en las aseveraciones aludidas que externara con relación a dicha temática, qué no es la primera vez, – también lo hizo en febrero del año 2018, en términos casi similares, periódico “Diario Libre”, del día 14 -; y, menos, en la predicción que hiciera en esta ocasión última, “¡cero hambre!” El grueso de la gente pensante aquí, las considera como otros bobos entretenedores, y engañadores más.

Qué se haya disminuido la pobreza en tal grado, como el que se erradique por completo en el futuro el hambre en esta República, dirigida y administrada desde el Estado, en la forma en que se observa, ¡resulta cuestionable (1), y será (2), muy difícil! La verdad es que, son logros casi imposibles. por no calificarlos de otra manera.

Pero, vale reiterar: “soñar nada cuesta”; y, el que se acaben los “tarados” aquí – tontos útiles a granel, crédulos, e ilusos, siempre dispuestos a escuchar -, sería como tirarle piedras a la luna, intentando alcanzarla.

Luego, ¡a proseguir soñando, y revelando contenidos, señor presidente!

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

Comentarios