La pifia de Marcha Verde

0
921

Matías R. Vizcaíno

 ¨Un Estado donde queden impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse en el abismo¨ Sófocles.

A casi dos años (Enero 22, 2017) de que el pueblo dominicano haya expresado públicamente su nivel de descontento por la inadecuada actitud antropomórfica en que el  Gobierno encubriría a algunos funcionarios señalados como corruptos o por el indelicado uso de los recursos del erario público Marcha Verde anuncia al país: ¨La Marcha del Millón de Personas.¨ Domingo 12 de agosto del presente año

A pesar del alto nivel de descontento que tiene el oficialismo en la percepción del pueblo, este razonamiento no ha sido suficiente para que en las entrañas del colectivo del Movimiento Verde haya producido una cabeza adecuada y visible para encabezar dicha marcha (del millón) y en vía de consecuencia, una mujer u hombre, encarne el nuevo liderazgo para hacer los reparos que amerita el aparato gubernamental, jurídico y de dirección económica del país.

Los organizadores de ¨Marcha Verde¨ cometen un error cuando se empecinan en querer aglutinar un millón de personas en una marcha extremadamente forzosa y además, innecesaria.  En ninguna parte del mundo se ha reunido un millón de personas en una marcha para hacer nada.

Marcha Verde solo necesita los insumos que le da el gobierno en contra de los privilegios y conquistas de los trabajadores, estudiantes, amas de casas y todo ser humano que sin pertenecer oficialmente a un grupo social, estamos segregados por las diferentes condiciones infrahumanas o de hacinamiento en que vive más del 60% de los dominicanos, y el gobierno no hace lo que tiene que hacer para evitar esta desgracia humana y social.

Marcha Verde solo necesita los insumos que le da el gobierno en contra de que cada viernes tienen que enfrentar el cambio ascendente de los precios de los combustibles y en su defecto, el congelamiento de los mismos cuando la tendencia es hacia la baja.

Para ilustrar, la marcha del millón de personas del 28 de agosto del año 1963, en  Washington, nombrada como: la marcha de Washington por el Trabajo y la Libertad, se reunieron cerca de 300 mil personas; y estamos referenciando a Estados Unidos con más de 300 millones de habitantes. Para que esa marcha se convirtiera en lo que fue, una locomotora social y política, fue necesario involucrar a diferentes movimientos sindicales, religiosos y de derechos civiles; en cambio, aquí en la marcha criolla, no se vislumbran ese nivel de organizaciones cívicas, religiosas, empresariales […] involucrándose o asumiendo tales roles cívicos y sociales de la República Dominicana.

Yo no estuve ahí en la grandiosa marcha por  ¨el Trabajo y la Libertad¨ en año 1963, ni siquiera había nacido y todavía siento en mi espíritu el estruendo de su voz reclamando ¨trabajo y libertad.¨  Reclamando un espacio para aquellos que no tenían un lugar ni una esperanza.  Esa voz a la que siguieron cientos y cientos de miles de personas fue al líder religioso Martin Luther King Jr. con su famoso discurso: ¨Yo tengo un sueño.¨ Cabe destacar que esta marcha provocó que en los años 1964 y 1965, se aprobaran las leyes de los Derechos Civiles y del Derecho al Voto, respectivamente.

Otra marcha que quisieron llamarle la ¨Marcha del Millón de Mujeres¨ y luego se dieron cuenta de que era un error (por la misma razón de que nadie hasta ahora ha logrado reunir un millón de personas en una explanada) finalmente la nombraron: ¨Marcha de las Mujeres en Washington¨  del  2 de enero del año 2016… Esta marcha a su vez, dejó un claro mensaje al nuevo inquilino de la Casa Blanca: ¨Todos somos Estados Unidos.¨ Ninguna manifestación en el pasado había provocado el influjo a tantas personas desde la guerra de Vietnam.  Sin embargo, solo lograron concitar cerca del medio millón de personas.

Por lo que es aventurero, hacer una llamado, ambicioso y desproporcional (somos 10 millones de habitantes), de una marcha de un millón.   Nosotros, quiérase o no, somos un pueblo inteligente y no es bueno que la publicidad juegue con la inteligencia de la población.

No es recomendable en materia de mercadeo mandar una percepción errada al mercado (pueblo).   Ni siquiera el fuerte arraigo social acumulado en los años y el extraordinario talento mostrado por los líderes que cito a continuación pudieron reunir en ninguna parte un millón de personas: Mao Tse Tung el líder Rojo de China, Vladimir Lenin, líder de la revolución bolchevique.  El comandante Fidel Castro Ruz, héroe nacional de la revolución Cubana.  Tampoco lo hizo el líder y patriota Ho Chi Minh en Vietnam.   Y aquí en el país, que somos un ¨puñado¨ de personas, ¿se hará?

 

Agosto 4, 2018

 

 

 

 

Comentarios