La libertad académica es importante para todos

0
69
(Depto. de Estado/D. Thompson)

Por ShareAmerica

Las universidades en Estados Unidos tienen una larga tradición de libertad académica.

Robert Quinn, director ejecutivo de la organización estadounidense sin fines de lucro Scholars at Risk Network (en inglés, Red de académicos en riesgo) lo llama “la libertad de conservar la verdad y compartir información” y dice que es tan vital para la sociedad como una prensa libre (en inglés).

La mayoría de las escuelas siguen los principios formulados en 1940 por la Asociación estadounidense de profesores universitarios (en inglés), que en resumen son:

Los profesores y estudiantes son libres de investigar y publicar los resultados de cualquier cosa que cumpla con los estándares de su campo.

Los profesores son libres de decidir lo que enseñan y cómo enseñarlo dentro de los límites relevantes de su materia.

Como expertos en su campo, los académicos deben estar libres de censura o disciplina en el cumplimiento de sus deberes profesionales.

La libertad académica se aplica también a los estudiantes. De hecho, la misma asociación emitió una declaración sobre los derechos y libertades de los estudiantes en 1967. Defiende el derecho de los estudiantes a aprender, porque, como afirma Quinn, las sociedades avanzan a través del proceso de enseñanza y aprendizaje.

“Los académicos son los médicos”, dice. Realizan un examen en profundidad para diagnosticar los problemas que se muestran a la atención del público. Los informes de Scholars at Risk sobre las violaciones de los derechos de los estudiantes y de los académicos a menudo revelan los puntos débiles de un gobierno.

Recientemente, Scholars at Risk informó que a un profesor asociado de la Universidad Normal de Chongqing (en inglés) en China se le revocaron sus credenciales de profesor por su conferencia en la que criticaba a un autor venerado por el Partido Comunista Chino.

Otro informe cuenta cómo el gobierno iraní no hizo nada cuando activistas vinculados al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica atacaron a estudiantes que protestaban pacíficamente por el requisito de la Universidad de Teherán (en inglés) de que las mujeres llevaran un velo hijab en el recinto universitario.

“Siempre habrá una tensión entre el poder y la gente que hace preguntas”, dice Quinn.

Apoyar la libertad académica

Las personas preocupadas por el hecho de que los académicos se vean amenazados en sus propias comunidades pueden ayudar, independientemente de su educación. La Asociación estadounidense de profesores universitarios recomienda:

Resistirse a las prohibiciones de libros y leyes mordaza en los campus.

Apoyar actividades controvertidas dirigidas por estudiantes y profesores.

Informar a los estudiantes sobre sus derechos académicos y los derechos de sus profesores.

Los miembros de una comunidad académica pueden desarrollar un sistema para que el profesorado y los estudiantes denuncien las violaciones de la libertad académica y establecer medios para hacer reclamaciones.

Comentarios