La efímera República de la Florida

0
565
Dr. Homero Luciano

Por: Homero Luciano

A principios del siglo 19, la Florida era una posesión española, y desde entonces, por su ubicación geográfica y recursos existentes, esta inmensa península despertó gran interés a los antiguos y nacientes imperios.

Para esa época, la corona española vivía cierta inestabilidad política, producto de las guerras napoleónicas, lo que indefectiblemente se reflejaba en las colonias descubiertas y conquistadas en América por la madre patria. Ya los Estados Unidos habían consolidado su independencia de Gran Bretaña, e iniciaban su expansión territorial, a esto se sumaba el movimiento separatista de España que capitaneaba el Libertador Simón Bolívar.

El territorio floridano, fue de sumo interés para Simón Bolívar. Él, se encontraba en medio de la lucha para recuperar la libertad de Venezuela. Consideraba que la Florida era un punto militarmente estratégico. Es así que ordena el día 29 de junio de 1817 al escocés Gregor MacGregor, un oficial bajo su mando, organizar una expedición en territorio norteamericano, con la finalidad de ocupar la península de la Florida, cuyo dominio le permitía cortar la ruta comercial entre Estados Unidos y España, y facilitar la invasión del territorio cubano y hacer fracasar la reconquista española de Venezuela.

Gregor McGregor, cumplió los designios de Bolívar, y toma por sorpresa la isla de Amelia el 25 de junio de 1817 e izó la bandera venezolana y la Cruz Verde de la Florida en el Fuerte San Carlos de Fernandina, y una vez sometida la guarnición española al mando del brigadier Francisco Morales, quedo establecido el gobierno de la nueva República de Florida”.

Esta maniobra, más la captura y posterior confiscación en 1817 de las goletas norteamericanas Tigre y Libertad, por violar el bloqueo defensivo decretado por los independentistas, sorprendidos suministrando materiales bélicos a las tropas españolas en el Orinoco, detonó la confrontación de libertador con el naciente imperio americano.

La efímera República de la Florida sólo tuvo sesenta y seis días de vida. El presidente James Monroe y su secretario de estado John Quincy Adams, ordenaron al ejército norteamericano desembarcar fuerzas navales y terrestres con las cuales invadieron la isla Amelia y ocuparon la capital Fernandina. Dos años después Estados Unidos compró la Florida a España por la suma de cinco millones de dólares.

Comentarios