La combinación electoral: Partido Nacional de Voluntad Ciudadana (PNVC) y Ramfis Domínguez Trujillo

0
480
Elvin Dominici

Por Elvin Dominici

Ramfis Domínguez Trujillo ha confirmado la inscripción de su precandidatura presidencial en el Partido Nacional de Voluntad Ciudadana (PNVC), el pasado 25 de septiembre y así aseguró su legitimidad institucional ante la Junta Central Electoral (JCE) en vista de las elecciones presidenciales del año próximo en la República Dominicana.

El PNVC inició su vida política a finales de la década del 60, como un movimiento de veteranos civiles, estuvo encabezado por el Sargento Federico Marte Pichardo, cuando se convierte en partido político, el entonces Partido Nacional de Veteranos y Civiles. Es el único partido dominicano con los colores de la bandera impregnados en su emblema.

El pragmatismo político es saber identificar los momentos históricos en el ambiente actual que las organizaciones políticas, como el PNVC, pasen del total anonimato y desconocimiento general, a ser el instrumento constitucional que lleve al Palacio Nacional a el Trujillo.

La decisión tomada por los ejecutivos de esta organización política de inscribir la precandidatura de Ramfis, ha puesto este partido que antes solo apoyaba candidaturas presidenciales a ser después de la elecciones de mayo del 2020 uno de los partidos mayoritarios del país.

Así como el Caballo de Troya fue utilizado por los griegos para entrar y derrocar el imperio en la ciudad de Troy, el PNVC es el instrumento legítimo y constitucional que sirve de plataforma política para que los dominicanos puedan darle un presidente que merece el pueblo.

En la política hay dos factores fundamentales para el éxito, que son: el número gigantesco de apoyo de simpatizantes y miembros de un proyecto político y la capacidad de recaudar capital para la campaña política. Ramfis cuenta con el más puro liderazgo político actual del país, donde sus aspiraciones políticas son validadas con el deseo de la mayoría de los dolientes de nuestra nación. El PNVC abre la puertas a su precandidatura, para luego ser proclamado en una Asamblea General antes del 27 de Octubre y ser certificado como candidato presidencial por la JCE.

En menos de 7 días sabremos quienes serán los candidatos oficiales del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y Partido Revolucionario Moderno (PRM), algunos serán ganadores de sus imposiciones caudillistas y otros que serán los nuevos muertos políticos del país. Lo que lo seres humanos no están dispuestos a cambiar están condenados a repetir los mismos errores y es insostenible el fallarle políticamente de nuevo a nuestro patria.

El proyecto presidencial de Ramfis Domínguez Trujillo sigue conquistando obstáculos y retos para ser la realidad electoral más temida por los políticos tradicionales dominicanos. En política hay que saber manejar los sentimientos y ambiciones personales para poder estar claro de cuáles son las estrategias que les conviene a un partido o proyecto político.

Con una victoria de Ramfis le garantiza al PNVC una votación sólida por encima del 2% que exige la JCE para poder mantener el partido vigente en la palestra política del país. Cabe destacar que organizaciones políticas emergentes después del secuestro del poder por el PLD, no han podido sacar ni el 2% de la preferencia electoral de los dominicanos, como es el caso de Alianza País del Doctor Guillermo Moreno quien tiene más de una década en el ambiente político.

A pesar de los alegatos de la fracción que apoyaba al partido morado dentro del PNVC por las dos últimas elecciones presidenciales, Ernesto Selman quien es el presidente en funciones del partido, sale diciendo que Ramfis no es todavía el candidato presidencial con todo su derecho al pataleo y al veneno que identifica a lo peores enemigos de la patria.

A Ernesto Selman le toca tomarse un trago muy amargo parecido al remedio casero de aceite de higuereta con sábila para el pecho apretado y saber que por votación unánime de todos los directivos del PNVC, Ramfis es el candidato presidencial de este partido.

Es sumamente importante tener la opción presidencial emergente de Ramfis Domínguez Trujillo. Así como en el Salvador es Nayib Bukele y en México es Andrés Manuel López Obrador, que se impusieron a la burocracia política tradicional con el aplastante apoyo de sus pueblos, de la misma manera, Ramfis tiene la oportunidad de conquistar la presidencia nacional ahora con un partido político reconocido.

Educación: Maestría en Finanzas/ Maestría Contabilidad.
Autor libros; Flor de los deseos y Rosa Negra.
Educador
Activista Social y Político.
Reside: Jersey City, NJ, USA.

Comentarios