Hipólito y Carolina, en camino a desguazar el PRM

0
266

Por Miguel Espaillat Grullón New York, NY, 03/09/2018

1- Señores, el joven senador Paliza en su discurso de campaña para lograr la presidencia del Partido, anda preconizando ingenuamente que el triunfo de él y Carolina asegura la unidad del partido y por ende el triunfo del PRM en las elecciones del 2020. ! Dios Mío, Paliza, reaccione, despierte!, El porvenir del PRM con Carolina de Secretaria General, es todo lo contrario de los que usted está predicando. La mayoría del Partido y del pueblo dominicano ya no quiere a Leonel, ni a Danilo, pero tampoco a Mejía. A todos ellos los repudia, los rechaza, puesto que entre los tres y sus secuaces, “han hundido, han jodido” a nuestra patria. Pero en cambio, a ellos, misteriosamente, a diferencia de las masas depauperadas que lideran, les ha sonreído la fortuna y gozado de un bienestar y poderío, jamás soñado en sus vidas.

2- Consecuentemente, en este contraste social, un triunfo de Carolina viene a ser más de lo mismo y peor, pues que con su triunfo, nuestro Partido quedará a mereced del danilismo, y empoderará al moribundo hipolitismo, cosa que vendría a profundizar aun más la precaria unidad del Partido, misión que Hipólito, como Caballo de Troya, está cumpliendo a cabalidad por encargo de Danilo, de quien él ha dicho que es su amigo a quien le debe lealtad y gratitud. Siendo así, pobre del nuestro PRM, puesto que no se puede servir a dos señores: es imposible estar con Dios y con el diablo a la vez. Que sus fanáticos seguidores, definitivamente lo entiendan así, para el bien de nuestro Partido y del país.

3- Pero además, ya se ha establecido hasta la saciedad, que para llegar al poder en el 2020, es necesario una fuerte coalición de partidos, el apoyo de la “Marcha Verde” y de otros sectores externos, cosa que sería imposible, si los Mejía siguen imperando en el PRM y haciendo de “Quinta Columna” para el danilismo. Siendo así, y es así, ¿entonces qué está pasando, que no se comprende algo tan sencillo?, pues fijémonos, que las trapisondas de Hipólito, que los ligan al enemigo, él las hace públicamente, no a escondidas.

4- Ante esta situación, vuelvo y pregunto, ¿Que está pasando en nuestro PRM, que su jerarquía máxima no mueve un dedo para conjurar el protagonismo de Mejía que tan negativamente está pesando sobre nuestro Partido? En este acontecer, presagio: de no resolverse la problemática que representan los Mejía, de persistir ellos con su desfasado y ladino liderazgo, se puede dar por hecho, que una vez más nos devendrá la derrota en las elecciones de 2020.

5- Luis y Paliza, y sus asesores, aun no se han dado cuenta, que dejándose arrastrar por las pretensiones de Hipólito, están cayendo en un gancho descomunal, pues el accionar de ese supuesto líder, siempre ha estado marcado por el egoísmo, el yoismo, y por maquinaciones tendientes a tronchar las legítimas aspiraciones presidenciales de las figuras del Partido con las calificaciones para ello. El ya lo hizo en el pasado con doña Milagros, Eligio Jaquez, Hatuey Decamps, los Mejía Ricard, Hugo Tolentino Dipp y otros. Sin embargo, al contrario, Mejía sí se ha empeñado en promover a su familia para que lleguen a ocupar los máximos cargos de la nación, incluyendo la presidencia de la República, cosa que sueña para su hija Carolina; de lo que se puede colegir, que las maquinaciones que Mejía implementaba para que otros no llegaran a presidentes, lo hacía por puro egoísmo, lo que demuestra además, que él no tenía al Partido como un instrumento de lucha para que nuestro pueblo lograse sus pendientes reivindicaciones sociales, sino, que lo concebía y aún concibe al Partido, como un patrimonio particular para hacer negocios con el mejor postor, quien en este momento es, Danilo Medina.

6- Pero, ¡ah cosas de la vida!, casi 18 años después, se repite la misma historia de maquinaciones, de confabulaciones con el enemigo y nepotismo protagonizadas por Mejía, con la agravante, de que los afectados, tampoco, una vez más, no se dan cuenta del daño que le está ocasionando ese viejo zorro. Es decir, Luis y Paliza, como sus asesores, no se están dando cuenta de esta situación, y si la conocen, no están haciendo lo de lugar para exorcizarla.

7- En su discurso de campaña para la presidencia del Partido, el senador José Paliza ha utilizado el símil, de que el liderazgo de Hipólito y Luis constituyen las dos alas con que alza el vuelo nuestro Partido. Al joven senador, le está pasando lo mismo que le pasó a Eligio Jáquez en su tiempo, cuando se dejó reclutar por Hipólito para que fuese el gerente de la campaña reeleccionista que orquestó, previo a las elecciones de 2004.

8- El joven Eligio Jáquez de aquel entonces, cayó en el gancho, en el error de enfrascarse con Mejía en aquella nefasta reelección, debido a su inmadurez, a la falta de experiencia política que envolvía su juventud, que no le dejaban visualizar que con ese accionar estaba dañando su futuro político, que estaba cavando su propia tumba política, con el pico y la pala entregados por su líder del momento. En cambio, Hipólito, sí sabía lo que hacía, con la agravante, que lo sigue haciendo adrede. Con el joven Paliza y Luis, al envolverse y coincidir ellos con las pretensiones de Hipólito, se está repitiendo la misma historia que busca tronchar la respectivas aspiraciones a posiciones políticas de otros ajenos a la familia Mejia, en caso actual – repito – la de Luis Abinader, la del senador José Paliza y la de todo aquel que Mejia considere su adversario dentro del Partido.

9- En este sainete político, de una cosa sí estoy seguro: si Luis y Paliza siguen en esa trampa, les pasará igual que a todos los aspirantes a presidente y a otras posiciones, que en el pasado Hipólito se ha comido con yuca, pues cuando vengan a reaccionar frente al engaño, les será muy tarde, porque ya estarán aplastados por las ruedas de la patana Mejía.

10- En vista de la realidad develada, la unidad del PRM que plantean Luis y el joven Paliza, es una unidad sin juicio, puesto que por buscar el apoyo de la gente de Mejía, que hoy en día no pasa del 20 por ciento de la militancia del Partido, estamos perdiendo el casi cien por ciento que nos aportaría la coalición de partidos, la “Marcha Verde” y los diversos sectores externos, lo que matemáticamente, constituyen una cantidad infinitamente superior al 20 por ciento del hipolitismo.

11- Ante esta situación, por cierto muy real, hay que tomar decisiones que envuelvan tácticas y estratégicas tajantes, tendientes a neutralizar los negativos efectos causados, por la vigencia y pretensiones de Hipólito y sus confabulados. El PRM, como ningún ave puede emprender vuelo con un ala rota. Y sucede, que el ala del hipolitismo a la que alude el senador Paliza, es una ala rota, y cuando no, el ala de Ícaro, que se derretirá tan pronto comiencen a darle los primeros rayos que adversan a los Mejía: los rayos de la “Marcha Verde”, los provenientes de los partidos coaligados, y de todos los sectores del pueblo que lo repudian.

Los intelectuales, los profesionales, los cortesanos, los oportunistas, los fanáticos: su traición, una fatalidad en nuestra historia republicana

12- Respaldando la candidatura de Carolina, se encuentran connotados profesionales e intelectuales que lo hacen a sabiendas de que ésta “nueva Angelita Primera”, no tiene meritos de militancia en el Partido, considerando que nuestro PRM es una versión reciclada del moribundo PRD, donde ella no hizo vida política, sino, que en aquel tiempo en que su padre fue presidente de la República, lo aprovechó, para mediante el tráfico de influencias hacer buenos negocios con los cuales se hizo del capital acumulativo originario.

13- Por lo dicho, queda establecido que Carolina Mejía en el periodo en que su padre fue presidente, no estaba dedicada a la política, sino, a los negocios; y que solo después, cuando vio todo lo ventajoso que es la política para los buenos negocios, entonces, se metió de lleno a la política. Por estas razones, ni su corazón, ni su mentalidad es la de un revolucionario; sino, la de un empresario neoliberal de ultraderecha, cosa que no se corresponde con la ideología, ni con la doctrina de un Partido que se hace llamar revolucionario y moderno. Además, ella no tiene el “fogueo” de la calle; su fogueo es en los negocios haciendo de importadora-exportadora y suplidora del estado con tráfico de influencias, en lo que tiene años ganando millones de pesos mensuales.

14- Debido a estas características, Carolina Mejía es una falsedad más de las tantas a las que nos tienen acostumbrados, pero que con engaños nos la quieren vender cómo la idónea para encabezar un “Proyecto de Nación Revolucionario “, que en papeles le han elaborado los incondicionales del equipo de estrategas de Mejía.

15- Entre los incondicionales que apoyan a Carolina, tal como dije en un párrafo anterior, son muchos los profesionales e intelectuales que lo hacen. ¿Pero, por qué lo hacen? Bueno…, recordemos que no fueron pocos los intelectuales brillantes que apoyaron al sátrapa Trujillo: Joaquín Balaguer, Manuel Arturo Peña Batlle, Emilio Rodríguez Demorizi y otros, fueron cortesanos de Trujillo. Ante este precedente, no es de extrañar que también, en esta era todavía haya profesionales e intelectuales que para proteger sus intereses apadrinen candidaturas que de triunfar conspirarían contra el bienestar de la República, pero que los protegerían a ellos. Si así se comportan ciertos intelectuales y profesionales, ¿qué podemos esperar de esas masas depauperadas y semi-analfabetas que andan detrás de prebendas (en un buscárselas), y que la ignorancia las convierte en fanáticas? Además, recordemos que el fanático y el ignorante no siguen principios, sino hombres, que le ofrecen canonjías.

16- Por otro lado, los seguidores de los Mejía, por los lastres aludidos, jamás entenderán lo desastroso que resultaría a nuestro PRM, el tener a Carolina como Secretaria General; no lo entenderán, aunque se lo expliquen mil veces, porque el ignorante se ancla en un fanatismo que le impide ver que está perjudicándose a sí mismo. Igualmente sucede con el que está en la política para buscársela, si es ignorante, no entiende razones, y si es un profesional o un intelectual, la improbidad, se impone sobre el talento, constituyéndose ambos en unos azotes para la patria.

17- Este maridaje entre intelectuales, profesionales, cortesanos, fanáticos e ignorantes, siempre ha sido una constante en nuestra historia. De ellos tenemos que cuidarnos, porque parafraseando a Facundo Cabral, podemos decir: “los oportunistas y pendejos son tantos, que eligen a los malvados presidentes que nos desgobiernan”.

Conclusiones

A- Con todo lo que he postulado en los párrafos anteriores, dejo por sentado las razones por las que Hipólito y Carolina – si lo dejamos – desguazaran al PRM y en consecuencia nos conducirán a una derrota segura en las elecciones de 2020.

B- Sí se diera la eventualidad de que Carolina fuese elegida Secretaria General del Partido en la convención a celebrarse el próximo 18 de marzo, ello dará pie al surgimiento de una “Tercera Fuerza” cuya concretización, solo espera los resultados de la convención que nos ocupa, pues que si ella resulta triunfante en esa convención, definitivamente los partidos opositores coaligados para enfrentar al PLD, no aceptaran en esa coalición al PRM con los Mejía imperando en nuestro partido. Igualmente, la “Marcha Verde” y otros sectores externos, tampoco nos apoyarán. También, si el triunfo de Carolina se diera, la división del Partido sería inminente y de inmediato se iniciaría la renuncia de miles de nuestros militantes, quienes pasarían a apoyar esa tercera fuerza, la cual, con los disgustados del PLD y de nuestro Partido, mas el apoyo de los Verdes y la coalición de partidos, con un líder creíble y armado con un bien elaborado “Proyecto de Nación”, en pocos meses se convertirá en la primera fuerza opositora, por encima de nuestro PRM.

C- Obviamente, para sortear, resolver y evitar el peligro que representa la elección de Carolina Mejía para el futuro inmediato de nuestro Partido, y para también neutralizar a los dirigentes corruptos envueltos en el caso Odebrecht, hoy en la mira del Departamento de Estado Norteamericano y del pueblo dominicano, los cuales están apoyando a Carolina, cosa que daña a nuestro Partido ante la opinión pública nacional e internacional , lógicamente, antes estos hechos, para golpear esa asociación antipueblo de la “Cosa del Padrino Mejía”, el voto masivo para la Secretaria General del Partido, debe ser por Leonardo Faña. De lo contrario, es decir, si ganase Carolina, nuestro Partido, indefectiblemente se irá a pique, tal como he venido sosteniendo.

D- Para finalizar, en especial me dirijo a Luis y a Paliza, advirtiéndolos, que proclamando la unidad que ellos preconizan, es como inducirnos a que nos abrazásemos a una serpiente cascabel o que diéramos abrigo a un escorpión en nuestro pecho, porque ambos, obedeciendo a su naturaleza, en cualquier momento nos picarían para inocularnos su veneno. Del mismo modo nos haría Mejía, ahora en alianza con su hija Carolina, porque ellos, es sabido, son “Quintas Columnas”, que obedecen a los planes y directrices del danilismo. Entonces, ante esta situación, si Luis Abinader y José Paliza no quieren ser arrollados por las ruedas de la patana de los Mejía y ver la derrota del PRM en el próximo año 2020, que se involucren ya, en tomar las decisiones que den al traste con la catástrofe que inevitablemente sobrevendrá sobre el PRM, si los Mejía siguen imperando y conspirando en nuestro Partido. Tomemos ya esas decisiones, para que después no lloremos amargamente en el muro de las lamentaciones la derrota propinada, pero, que se pudo evitar.

A Luis, a Paliza y a mis lectores, les dejo la palabra

Posdata: Dejo a nuestros historiadores, sociólogos, psicólogos y psiquiatras, a la neurociencia, y la psicogenealogía, etc., dar una explicación científica, del por qué, hombres sin intelectualidad como Trujillo e Hipólito, se meten en un bolsillo a un gran número de los profesionales e intelectuales del calibre de Balaguer, Peña Batlle y otros; y por qué, esto no sucede con otros, como fueron los casos de Américo Lugo, Juan Bosch y muchos más. En este análisis es importante tener en cuenta, la tesis que algunos sostienen, de que este fenómeno se dio y se sigue dando, porque entre Trujillo y Balaguer mataron a las mujeres y hombres más valerosos y más dignos e íntegros de nuestra patria.

Comentarios