Encuestadoras: creadoras de imágenes públicas

0
106

Favorables, o desfavorables, dependiendo de los objetivos que se tengan; y, para cuyos propósitos – afianzar líderes reales; crearlos ficticios, lo que más; opacar preferencias sociales; vender perfiles personales, muy propios, a conveniencias interesadas; como, de otra índole específica, que pueden ser loables o no – se les tiene que pagar. ¡Su trabajo nunca es gratis!

El que se cantea, por lo regular recomienda el campo de acción más apropiado para la realización de las consultas; aquel que le resulte más conveniente para sus intereses particulares.

Jamás se debe olvidar, qué los clientes siempre tienen la razón, según reza una máxima mercadológica, por lo que hay que complacerles en toda ocasión, Y, que ese tipo de empresas también son negocios lucrativos, en procura de beneficios siempre.

Que, por lo tanto, buscan mantener a sus usuarios siempre cautivos, por lo que, difícilmente van a dictaminar no favoreciéndoles por completo; o, al menos, nunca negándoles un premio de consolación: cercanía, o empate, con el que logre superar resultados en los datos recolectados. Tratan de que prosigan contentos quienes contratan sus labores, a los fines de que continúen haciéndolo.

Para nadie es un secreto que las encuestadoras por lo regular, son utilizadas para vender imágenes de géneros distintos, con principalía las de carácter personal.

Y, más por supuesto, cuando se está envuelto en algún proceso político electoral, Los actores del género que participan en el mismo, se ofertan tales productos de la canasta familiar, u otros, destacándose solo calidades, aunque en realidad no se tengan. ¡Pero, hay que vender!

En el caso de los políticos, como es obvio suponer, hay que hablar de actitudes loables, principios morales, patriotismo, y buena voluntad para las ejecutorias públicas necesarias, aunque sean cosas, que de ordinario estén muy lejos de ser ciertas.

En el tenor de lo tratado, más que cuestionable resulta un titular aparecido en la prensa local, el cual dice: “Collado es el político mejor valorado por la población dominicana”. (Véase “Listín Diario”, del 8-11-19, página 6).

Y, como es obvio, la gran pregunta tiene que ser: ¿en base a cuáles méritos acumulados es esa apreciación? Pues, ni como gobernante de la nación, como tampoco autoridad edilicia, se haría digno ese señor de tal calificación, según lo que se entiende, en honor a la verdad.

Más, cuando se podría decir, que el mismo está comenzando a incursionar prácticamente en ese ejercicio tan complejo; que le falta demasiado por exhibir aún en dicho orden; y, que no solo desde la posición de alcalde del Distrito Nacional se pude hacer; donde, no es que, cuánto haya sido ejecutado por este, se puede considerar totalmente aquilatante; ni, para casarse con la gloria, podría decirse en adición.

Entre los datos importantes relativos a ponderar con respecto a dicha aseveración están, en primer lugar, que la encuestadora actuante es una empresa mexicana – “Consulta Mitofsky” -, que opera para Latinoamérica.

Que, no específicamente investigó a nivel local, solamente, procede reiterar, lo cual, de haber sido así, supondría la posibilidad de un mayor grado de edificación acopiado, a los fines de poder arribar, con la razonabilidad requerida, a una conclusión de ese tipo.

De otro lado, ¿con quiénes se está comparando al señor Collado, localmente? Es con personas que aún no pueden presentar un perfil político convincente; y, con alguien que ha gobernado el país durante tres periodos (12 años); que, por malas que hayan sido algunas de sus ejecutorias estatales, debe tener mayor referente que él, en términos de valoración pueblerina.

Solo esos dos aspectos hacen inferir, en gran parte, la falta de credibilidad con respeto a la afirmación de que se trata; y, el por qué, y para qué, se están utilizando los datos de la supuesta consulta de aceptación aludida.

Se advierte que, se está preparando el terreno, para un encargo de representación gubernamental futura por parte de ese señor, de un grupo económico poderoso, y gravitante por demás, en esta República.

Es innegable que, el señor David Collado, por lo que se aprecia, tiene un gran futuro político por delante entre los dominicanos, acompañado de un sólido respaldo financiero por parte de una élite empresarial local, lo cual es un “secreto a voces” en este país, como popularmente se dice.

Pero, como es más que obvio, el mismo está muy “verde” todavía; tendrá que quemar algunas etapas con el tiempo; y, por supuesto, esperar los años requeridos, para que se le pueda estimar como “el político mejor valorado por la población dominicana”.

Por lo expresado anteriormente, se puede decir sin temor a equivoco, que esa aseveración, en estos momentos, es extemporánea; que luce más bien un condicionamiento mental presupuestado a inducir.

Que, como táctica política, se está vendiendo la “imagen fresca” del joven a la población, tal uno más dentro del cartel para escogencia, entre los aspirantes a dirigir los destinos del país, en estos precisos meses electorales que vive la nación, y los que proseguirán en lo adelante, mucho más activos en esas faenas, como es lógico suponer.

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wordpress.com

Comentarios