El Costo de una Patria

0
639

Conservatorio Nacional Siembra de Patria más allá de febrero para una cosecha eterna

Por Darío Nin

Para cosechar Patria por siempre, debemos sembrarla constantemente en el corazón de cada dominicano, más allá de febrero.

Dario Nin, Columnista El Sol de Las Américas

Es muy importante que celebremos todos, el mes de la Patria, pero es más importante que la sembremos en todos, durante todo el año.

Ya he escrito varios artículos con esta historia, pero concluyo siempre en que muchos dominicanos no conocen la historia de su independencia. Recitan que fue el 27 de febrero y recuerdan el año haciendo un esfuerzo.

Partiendo de ahí diseñé un instrumento que aplico antes de iniciar un conversatorio que hemos denominado “El Costo de una Patria en Sudor Sangre y lágrimas”.  En ese instrumento existen ítems como: los colores de la bandera son: rojo, azul y blanco entre otras.  La primera batalla para celebrar la independencia se dio el 27 de febrero de 1844, entre otras fechas, para que se seleccione una.

O este:   Después de proclamada la Independencia de la República Dominicana de Haití: A) Los Haitianos se resignaron sin protestar desde ese mismo día. B) Pelearon ese 27 de febrero con los independentistas y fueron derrotados .C) Pelearon en Azua, y Santiago y al ver que perdieron en los dos lugares desistieron. D) Intentaron recuperarla por 12 años y en la que se enfrentaron en 14 batallas con los dominicanos. E)  En verdad no lo sé.

Ahora le pregunto a usted:  le resultaron fácil responder estas preguntas? Le aseguro que a la mayoría que se lo he aplicado, responden “en verdad no lo sé” en muchas de ella que se le da en cada ítem como opción final. porque se le pide que sean sinceros y el instrumento no exige poner el nombre de quien responde.

Corrija usted sus propias respuestas: los colores de la bandera no son rojo, azul y blanco, sino, azul ultramar, rojo bermellón y blanco. El 27 de febrero no hubo batalla como consecuencia de la independencia, el primer enfrentamiento se dio el día 13 de marzo del 1844, en el llamado “Bautismo de Sangre en el Fuente del Rodeo. Finalmente le apunto que lo correcto es, que la independencia fue un proceso que se extendió por 12 años y suma 14 batallas.

La historia de la independencia debe recontarse, para borrar de la mente de muchos dominicanos, el dato erróneo de que se hizo en un solo día, debe motivarse hasta que surja el respeto por aquellos que la legaron, extensiva a quienes la recuperaron cuando se vio en peligro.

Con ese propósito se ha hecho algo. Por ejemplo, el 25 de enero de 1997, se emitió el Decreto. 36-97 que dispuso la creación de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, y en sus considerandos encargó a dicha Comisión de aspectos puntuales; específicamente: Que, dentro de las actividades de dicha Comisión, debe celebrarse anualmente el “Mes de la Patria” del 26 de enero al 27 de febrero, ambas fechas inclusive, así como la “Semana de la Soberanía Nacional”, del 10 al 16 de agosto, ambas fechas inclusive.

Vemos que se celebra el “Mes de la Patria”, pero no observo la segunda parte, o sea, la “Semana de la Soberanía”. También se le encargó de que, para ese año1997, la conmemoración del centenario del fallecimiento de la gran espada de la Restauración Nacional, Gral. Gregorio Luperón.

Recuerden que las Patrias se pierden, los países desaparecen, se extinguen, se refunden, se recomponen según los intereses de los que tienen poder global. Ahora, mientras existan corazones sembrados y enseñanzas traspasadas de generación en generación, habrá Patria para la eternidad.

Las Patrias solo permanecen cuando son sembradas continuamente en los corazones de sus hijos, cuando son respetados como se deben sus símbolos, porque los símbolos son la Patria, Recuerda siempre que éste, el tuyo, es el único país en el mundo en donde no eres extranjero.

Ahora para despertar agradecimiento, debemos privilegiar a sus miembros sobre los de fuera, y procurar equidad entre los compatriotas, donde todos atajen y enlacen, no solo poner a uno a atajar para que otros sean los que enlacen siempre.  Por usar un refrán del patio.

El 21 de junio del 2019, el poder Ejecutivo promulgó la ley 193-19, que dispone que las imágenes de los patricios Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Ramón Matías Mella sean colocadas en todas las instituciones públicas del país.

La motivación que la precede resalta lo siguiente: “Que el Estado Dominicano tiene el deber de enaltecer, rendir homenaje y resaltar los méritos y aportes hechos por personalidades dominicanas, que desde su labor hayan contribuido de manera determinante al fortalecimiento de los valores más auténticos de la Nación”.

“Que la exaltación de las figuras de nuestros padres de la patria es una acción permanente que contribuye a mantener vivos los valores de la identidad nacional y el pensamiento de una patria libre, soberana e independiente, y con la colocación de las imágenes en las instituciones representativas del país distingue el orgullo que sienten los dominicanos porque sean resaltados los fundadores de la nacionalidad dominicana.”

“Que el reconocimiento al mérito constituye un acto de motivación y ejemplo para que las presentes y futuras generaciones se empeñen en conducirse por el camino del bien común, y que queden constancias de aportes a la sociedad” Esto último (agrego)sería una especie de justicia relacional.

En ese mismo orden, se promulgo el 12 de Julio del 2019, la ley 210-19, que regula el uso de la Bandera Nacional, el Escudo Nacional y el Himno Nacional, símbolos patrios de la República Dominicana.  Esta ley sanciona su inobservancia. Ya también sobre eso escribí

Todo esto hay que darlo a conocer, no basta con que se produzcan leyes que más temprano que tarde, caerán en desuso por desconocimiento y falta de interés.

Con la exaltación de los héroes, también debemos hacer las de las gestas, la de los símbolos y por ende de la Patria misma. Recuerdo nuevamente que los símbolos son la Patria.

Pido tu concurso para sembrar Patria.  Haremos un periplo por toda la Republica visitaremos cada pueblo, ya que cada pueblo   ha de entablar un conversatorio sobre el Costo de la Patria, cada dominicano debe entender que la ha recibido como un regalo, por el cual no ha pagado nada, pero que otros pagaron con sudor, sangre y lágrimas. A esos que ignoramos e irrespetamos con nuestra inacción y dejadez.

Es una tarea titánica, es una utopía, pero en el camino cosecharemos la satisfacción de sembrar la Patria en el corazón de suficientes dominicanos que asegure la continuidad de la Patria por la eternidad. Tocaremos tu puerta esperamos que la abras. Caminemos junto en esta tierra que todavía es nuestra, con la convicción sinérgica de que juntos construiremos un mejor país. Hasta la próxima Darío Nin

Comentarios