El caso 31 y el 13

0
191

Hay quienes dicen que están cansada de escuchar tanto del corona virus o el COVID 19, pero cuando toca, toca, como dicen los colombianos.

La responsabilidad personal es un factor importantísimo en el freno de un virus como lo es el que está agobiando a la humanidad en estos momentos.

Quiero citar dos casos de infectados por el virus corona y sus respectivas consecuencias según sus actitudes, el primero es el caso 31 en Corea del Sur.

En Corea del Sur una mujer portadora del coronavirus podría haber contagiado a más de mil personas por no tratarse a tiempo. Este es el caso de la paciente 31.

Casi un mes antes, Corea del Sur había evitado un brote importante con solo 30 personas que contrajeron el virus. Pero repentinamente el número de contagios se empezó a multiplicar.
Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Corea no tardaron en dar con la respuesta: una mujer infectada visitó restaurantes, iglesias y hospitales entre las ciudades de Daegu y Seúl.

La primera vez que ingresó a un hospital los médicos le recomendaron tomar la prueba del coronavirus, pero ella no quiso hacerlo. Días más tarde las autoridades de salud informaron que ella era el caso número 31 de coronavirus confirmado en el país.

El segundo es un caso imaginario, el paciente del caso 13, en un país cualquiera, este paciente por sospechas se aisló por si solo mucho antes que las autoridades se la recomendaran, sea positivo o negativo no importa, porque va a frenar la propagación y va a romper la cadena de contagios. Lo cual es muy importante

Muchos países están mirando hacia Corea del Sur en busca de claves para combatir al coronavirus. ¿Cómo consiguió este país controlar al virus? ¿Por qué funcionó su estrategia?
Su lema fue Rápido Rápido, aislando todos los casos sospechosos y haciendo pruebas sin límites a todos los que fueran necesarios, y dándole seguimiento a todos los contactos de los infectados.

Hoy día 23 de marzo estamos en cuarentena en mi país, y sobre todo estamos esperanzado de que Dios va a sacar con bien a toda la humanidad, aunque es necesario un cambio colectivo de pensamiento de reverencia al creador.

Me despido con Himno De Victoria de Danny Berrios:

Él es el hombre que tuvo poder en andar sobre el mar
¿Quién es el que puede hacer el mar callar?
Y el momento en que la tempestad te quiera hundir
Él viene con toda autoridad y manda a calmar
Él es el hombre que tuvo poder de hacer a Israel
Caminar por entre las aguas del mar Rojo
Hizo un camino en medio del mar para el pueblo de Israel pasar
Y al otro lado con sus pies secos pudieron cantar
el himno de victoria
Cuando tú estés frente al mar y lo tengas que atravesar
Llama a este hombre con fe, solo él abre el mar
Hermano, no tengas temor si detrás viene faraón
Al otro lado tú pasarás y allí tú vas a entonar el himno de victoria
Cada vez que el mar Rojo tú tengas que pasar
Llama siempre a ese hombre que te va a ayudar
En la hora más difícil es cuando él te ve
Llama siempre a ese hombre que tiene el poder
Si tú pasas por el fuego, no te vas a quemar
Y si pasas por las aguas, no te ahogarás
Pasa como Israel que el mar atravesó
Y en el nombre del señor, el himno de victoria del otro lado cantó
Cuando tú estés frente al mar y lo tengas que atravesar
Llama a este hombre con fe, solo él abre el mar
Hermano, no tengas temor si detrás viene faraón
Al otro lado tú pasarás y allí tú vas a entonar el himno de victoria
Cada vez que el mar Rojo tú tengas que pasar
Llama siempre a ese hombre que te va a ayudar
En la hora más difícil es cuando él te ve
Llama siempre a ese hombre que tiene el poder
Si tú pasas por el fuego, no te vas a quemar
Y si pasas por las aguas, no te ahogarás
Pasa como Israel que el mar atravesó
Y en el nombre del señor, el himno de victoria del otro lado cantó
del otro lado cantó (del otro lado cantó)

José R. Núñez Corona

Comentarios