Dirigente comunal dominicano apela a la sensatez de su gobierno

0
185

Por Olga Capellán.-

VALENCIA, España.- El dirigente comunal dominicano, Becker Márquez Bautista en esta ciudad, apeló hoy a la sensatez de su gobierno é hizo un llamado para que el mismo tenga cuidado con el estatuto del refugiado que ahora pretende introducir el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para refugiados (ACNUR) lo que puede ir en detrimento de nuestro país, dijo en comunicado de prensa.

Márquez Bautista, entiende que República Dominicana caería en una trampa si firma el Plan de Acción de la ACNUR, ya que según él, lleva un fin engañoso, pero que los dominicanos son lo que deben decidir sobre su política migratoria, y al mismo tiempo dijo que como nación están obligados a defender la soberanía del país, por lo tanto no debe abrir las fronteras para crear un privilegio a ciertas personas, privilegio que no tienen los propios conciudadanos dominicanos.

Sin embargo, el dirigente social aseguró que los dominicanos están acostumbrados a que nada funcione, que cuando los acontecimientos pasan, es porque tienen que pasar, y se asombran o sorprenden para bien o para mal, ya que todo se cae por su propio peso

Consideró además que el mundo tiene su equilibrio, pero que a veces las decisiones humanas hacen desconfiar hasta del peso de la balanza, aún así entiende que todo lo que sube, baja por la ley de la gravedad, teoría descubierta por Galileo, y perfeccionada por Albert Einstein.

Recordó que en el vacío todos los cuerpos caen con una aceleración constante, aunque dijo que esta Ley para determinado sector no signifique mucho, pero el efecto de la gravedad en todos los cuerpos siempre es el mismo con independencia de su peso, y que además esos mismos cuerpos también caen con una aceleración constante.

Becker Márquez Bautista, con sus palabras sofisticadas, al parecer quiso enviar un meta mensaje a su gobierno, y concluyó diciendo una frase del patricio Juan Pablo Duarte: El gobierno debe mostrarse justo y enérgico, o no tendremos patria, y por consiguiente, ni libertad, ni independencia nacional.

Comentarios