Deise Granado-Villar: Considera debe haber colaboración entre docentes y directores médicos para éxito de los residentes

0
137
Doctora Deise Granado-Villar

Santo Domingo.- La formación del médico primario o especialista del futuro requiere cambios curriculares, “cuya efectividad pueda ser cuantificada, compartida y corregida de manera estandarizada”.

Así lo recomendó la pediatra Deise Granado-Villar, vicepresidenta senior del Miami Children Hospital durante la conferencia “Mejores prácticas en la preparación de residentes para exámenes de evaluación”, organizada por la Universidad Central del Este (UCE), en el hotel Barceló Santo Domingo.

Granado-Villar consideró crucial para el éxito de la residencia médica la colaboración entre decanos de escuelas de medicina, directores médicos y docentes en general.

La vicepresidenta senior del Miami Children Hospital consideró, que en el país debe haber un modelo directo de evaluación y observación de las residencias médicas al principio de cada año de entrenamiento de los médicos residentes, para determinar si tiene las habilidades clínicas requeridas para ejercer la medicina.

Granado-Villar hizo referencia del modelo que utiliza el Consejo de la Acreditación para la Educación Médica en los Estados Unidos, el cual evalúa al médico durante su escuela de medicina y posterior a esta, durante su residencia lo que permite medir el impacto a través de la consistencia y la estandarización.

Explicó que el modelo “cuidado médico por evidencia” se basa en investigaciones y resultados que prueban ser la manera más efectiva para tratar al paciente el cual consta de seis competencias que permiten al médico conocer el tratamiento que funciona en cada caso.

Añadió que el modelo permite al estudiante desarrollar habilidades de evaluación del conocimiento médico en general, así como la comunicación con el paciente; dándole herramientas para aplicar un cuidado compasivo basado en la evidencia médica.

Agregó que este modelo busca que los médicos desarrollen trabajos investigativos y de control de la entrega medica al paciente, así como la habilidad clínica individual sin la necesidad de supervisión docente.

Granado-Villar planteó que desde el punto de vista económico de un país esto genera un gran impacto ya que este modelo utiliza la base costo beneficio, patrones de enseñanzas y patrones de tratamientos por evidencia permitiendo así un ahorro de costo para todos los actores y para el país.

Saturnino De Los Santos, Deise Granado-Villar, José Hazim y José Oviedo.
Comentarios