Cibao FC asciende cinco jugadores a equipo mayor

0
46
Los cinco jugadores del Cibao FC que subirán de categoría en esta temporada del 2019.

SANTIAGO. – Un total de cinco jugadores asciende este año al equipo de primera división del Cibao FC desde su cantera de desarrollo, con miras a la participación del equipo Naranja en la Liga Dominicana de Fútbol (LDF 2019), que comienza el 30 de marzo.

Los jugadores que asciende tuvieron sobresalientes actuaciones en el Cibao Atlético, equipo de la segunda división del onceno naranja.

Carlos Espinal, Iván Martínez, Daniel Flores, Heury Polanco y Julio Fernández son los futbolistas que dan el salto al fútbol profesional de la República Dominicana, donde el Cibao FC tiene la encomienda de defender el título que conquistó el año pasado.

El año 2018 en que el colectivo santiagués se coronó campeón, ascendieron tres jugadores que fueron de mucha ayuda para alcanzar la meta, como el portero Fernando (Fandy) Cabrera, el delantero Dorny Romero y Frank Angón, que, aunque no es dominicano, se formó y desarrolló en el Cibao FC.

Carlos Espinal, conocido como “Cocoliso” es un espigado jugador de 6’10, nativo de Mao, donde estudió en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús y se desempeña como defensa central.

Fue campeón con el equipo Cibao Atlético en la división B del fútbol dominicano. Espinal practica esta disciplina deportiva desde los nueve años.

Iván Martínez defiende la posición de guardameta, con una estatura de 6’2, comenzó a jugar a los siete años como delantero en el equipo juvenil del Centro Español y luego Santiago Junior donde juega por cinco temporadas.

En la Escuela de Fútbol ARMID continuó su desarrollo en las categorías inferiores del Cibao FC. En la Copa Claro Coca Cola se ganó el premio de portero menos goleado.

Daniel Flores es mediocampista con 6’0 de estatura y juega desde los 10 años en su pueblo natal de Salcedo.

En 2018 debuto en la máxima categoría en un encuentro contra los Delfines del Este, partido celebrado en La Romana.

Heury Polanco es jugador de la posición extremo izquierdo, quien se pulió desde 2016 en el Cibao Atlético.

Tan rápido como en el 2017 se coronó monarca de la categoría B que conquistó el equipo.

Finalmente, está el ascenso de Julio Fernández, quien cubre el medio campo y que empezó a jugar desde los ocho años en el Colegio de La Salle.

Fernández jugó durante seis años fútbol y luego lo cambia por el tenis, donde pasa otros seis años, para regresar a las patadas y cabezazos y con 19 años, el Director Técnico Edward Acevedo entiende que está listo para ayudar el equipo.

Uno de los objetivos fundamentales del Cibao Fútbol Club es desarrollar sus bases, dando oportunidad al talento dominicano de crecer en este deporte, que cada día se afirma más en el gusto de la afición.

Comentarios