China destruye las raíces de los niños uigures

0
86
Dos niños uigures en la provincia china de Sinkiang en 2012 (©Eric Lafforgue/Art in All of Us/Corbis/Getty Images)

Por ShareAmerica

Las detenciones masivas de uigures y otras minorías musulmanas por parte del gobierno chino están creando una generación de huérfanos virtuales, niños que no conocerán su cultura, dicen los expertos.

“El gobierno chino los lleva a los orfanatos, y allí el gobierno básicamente les lava el cerebro”, dijo Alim Seytoff, del Servicio Uigur de Radio Asia Libre, durante una mesa redonda sobre la represión china de las minorías musulmanas en Sinkiang (China), el 7 de agosto.

Desde 2017, las autoridades chinas han encarcelado en campamentos a más de un millón de uigures, kazajos, kirguises y otros miembros de minorías étnicas musulmanas en Sinkiang. En los campamentos, los prisioneros se ven obligados a renunciar a su identidad étnica y a sus creencias y prácticas religiosas. Se ha informado (en inglés) que algunos detenidos son sometidos a torturas u otros tratos inhumanos, incluido el abuso sexual.

Sus hijos son enviados a orfanatos y obligados a gritar consignas patrióticas, aprender chino mandarín y responder a preguntas sobre las creencias y prácticas religiosas de sus padres. Estas instituciones están “criando a la próxima generación de uigures sin ningún tipo de tradición uigur, educación uigur o fe islámica”, dijo Seytoff, quien ha realizado extensos reportajes sobre cuestiones relacionadas con los uigures.

Las escuelas para minorías étnicas en Sinkiang están vigiladas con
múltiples niveles de cámaras, alambre de púas y barricadas.
(© Ng Han Guan/AP Images)

Schools for ethnic minorities in Xinjiang are guarded with multiple layers of cameras, barbed wire and barricades. (© Ng Han Guan/AP Images)Incluso los nombres de los niños en Sinkiang son controlados por las autoridades. Las normas prohíben el uso de algunos nombres islámicos al nombrar a los recién nacidos y establecen castigos para la enseñanza de la religión a los niños.

El investigador independiente Adrian Zenz cita en un informe reciente (en inglés) un documento oficial del gobierno chino que menciona una campaña contra las minorías étnicas para “romper su linaje, romper sus raíces, romper sus conexiones y romper sus orígenes”.

Nury Turkel, del Proyecto de Derechos Humanos de los Uigures, quien también habló en la sesión del panel del Departamento de Estado, dijo que, si las políticas de China en Sinkiang tienen éxito, “la identidad étnica y nacional de los uigures será destruida”.

Comentarios