Autoridades apresan desaprensivos lanzaban basura en calles Hospedaje Yaque

0
92
Ayuntamiento de Santiago

Santiago.- Las autoridades municipales detuvieron y pusieron en manos de la Policía Nacional, a varios individuos que se dedicaban a lanzar basura en plena vía publica en las inmediaciones del Hospedaje Yaque, para vender la idea de que  el Ayuntamiento no la  recoge de forma regular, maniobra que hizo que algunos medios de prensa acudieran al lugar.

Los desaprensivos se daban a la tarea de acumular basura de todo tipo y las lanzaban a las calles, después que las brigadas municipales realizaban sus labores de limpieza, en violación a la Ley 120-99, que prohíbe a toda persona física o jurídica tirar desperdicios sólidos de cualquier naturaleza, lo que conlleva cárcel y multas.

Durante la gestión del alcalde Abel Martínez, se ha establecido un programa de limpieza en ese complejo centro de acopio, que no da tiempo al cúmulo de desperdicios, ya que las brigadas y los camiones acuden al lugar varias veces al día, por lo difícil que resulta encarar la alta producción de desperdicios en esa zona, por la irracionalidad de muchos de los vendedores y de quienes transportan diversos productos.

Pese a que el llamado Hospedaje Yaque, es  un centro de acopio que fue creciendo sin control, que en sus orígenes, sólo abarcaba las calles Pedro M. Hungría y la Capotillo, cruzadas perpendicularmente por la 16 de Agosto y la Boy Scout, en el populoso barrio La Joya, en la parte baja de la ciudad de Santiago, el mercado se desbordó, llevando intranquilidad permanente a los residentes en ese sector de la parte baja de la ciudad.

El hospedaje, como se conoce  históricamente ha representado un gran foco de contaminación que ha disminuido considerablemente por la atención de  las actuales autoridades municipales, que brindan un servicio de limpieza permanente en dicho mercado.

A la llegada del alcalde Abel Martínez, el hospedaje era una zona impenetrable, sumergida en el más completo abandono y al cabo de los primeros meses de gestión, ese centro fue intervenido y se organizó hasta donde la capacidad del gobierno local lo permite, porque ya el municipio demanda un Merca Santiago, donde pueda operar el principal centro de acopio de la región.

El alcalde Abel Martínez, ha manifestado en varias ocasiones que la solución definitiva a ese problema sería la construcción de un nuevo mercado, pero que al Ayuntamiento le es imposible asumir una obra de esa naturaleza por la gran cantidad de recursos económicos que implica.

Comentarios