Conversando con el Dr. Daniel Jiménez, experto en Algología

28

Por Roberto Veras

Jarabacoa, LA VEGA.-

Conversando con el Dr. Daniel Jiménez, experto en Algología y cáncer infantil, me sumergí en el mundo del cateterismo cardiaco.

Según sus explicaciones, este procedimiento es una verdadera hazaña médica, compleja e invasiva, que nos ofrece una ventana hacia el funcionamiento interno del corazón.

El cateterismo cardiaco no es una práctica peligrosa, según lo delineado por el Dr. Jiménez. Consiste en la inserción cuidadosa de catéteres que viajan hasta el corazón, permitiendo así evaluar su anatomía y la condición de las arterias coronarias.

Este proceso también nos ofrece la valiosa oportunidad de estudiar la función cardíaca, brindándonos información crucial sobre cuánta sangre es bombeada por el corazón en cada ciclo.

La complejidad de este procedimiento no debe ser subestimada. Requiere habilidad técnica y experiencia por parte del equipo médico involucrado. Sin embargo, sus beneficios son innegables.

A través del cateterismo cardiaco, los médicos pueden obtener datos que son simplemente inalcanzables mediante otras pruebas diagnósticas.

En resumen, el cateterismo cardiaco emerge como una herramienta indispensable en la caja de herramientas médicas, ofreciendo una visión sin igual del corazón y las arterias coronarias, y permitiendo una evaluación minuciosa de su funcionamiento.

En manos expertas, este procedimiento no solo es seguro, sino que también es invaluable para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares.