Duelos por suicidio: intentos previos

43

                          ‘’Mein Ein Und Alles’’

Según la organización mundial de la Salud OMS, bajó el nivel pandémico del virus del Covid pero, nos negamos a reflexionar, percibir las nuevas realidades en torno a mutaciones de virus y bacterias por calenamiento global; y menos visible ‘’ajena’’ es la mente e inconsciente, no le  damos valor de la afección en toda la población humana. Apenas un 20% el cerebro construye realidades y el 80% son interpretaciones.

Tan primaria, básica intelección ‘’ojos que no ven corazón que no siente’’ invisibilizan al mundo intrapsíquico; claro, la mente, alma no se ve… ¿Cómo hacemos para sanar?

Los países de economía frágil (pobreza y exclusión social), exportadores de materias primas, los de América Latina están al borde de la desnutrición y la hambruna campea en Nigeria, Somalia,  Sudán del Sur, Yemen, Haití, Afganistán y entonces ¿cómo se nos ocurre hablar de salud mental? Somos una moneda de cara y sello: SomaPsique.

Como no se ve ni palpa no existe y hasta es un mundo extraño: la psiquis, continente lunisol habitatado por seres, animales y en tiempos ancestrales éramos unidades holísticas y no disociados como en este ´´progreso’ ; hasta recuerdo tremendas polémicas, debates filosos con ortodoxos oscurantistas que nos tildaban de‘’profesión burguesa’’ y ni siquiera apoyaban la Antipsiquiatría ni la Teología de la Liberaión…

Existe una realidad estadística ( no toman la clínica) del  incremento de suicidios e intentos tras la pandemia ‘’Carta a la orden’’ desde ansiedad, angustia, neurosis, depresiónes, esquizo frenia, transtornos de personalidad y enfermedades mentales…

Es terrible generalizar, pero, estamos heridos de ‘’muerte lenta’’ y el asunto no es que nos  muramos, si no lo que se arrastra, ‘’terremotos mentales’’ y, pocos son duchos con ‘’la procesión va por dentro’’ y, los ‘’analfabetos emocionales’’ abren la ´´Caja de Pandora’’ y ya no hay modo devolverse y, el camino no es de Santiago ni los círculos de Dante; porque ‘’a juro’’ las tiene que procesar en ‘’carne viva’’ y doblar sin romperse cual bambú.

Sobran  eufemismos:  todo bien, soy única, muerte digna, ejecución, falso positivo, quitarse la vida, volar al cielo,  demente, habitante de la calle, suicidio asistido…nos cerramos a hablar del suicidio, de ideas suicidas porque le tenemos miedo a la muerte y sigue mas tabú que el sexo.

Nos sentimos inmortales, nos aterra carecer de identidad ich bin nich, sentir el que camina al lado, el doble  doppelgänger; se desea vivir eternamente alegres y sin complicaciones. Existen Hunter que les provoca cazar y matar gente u ótros actúan con:‘’el fin justifica los medios’’ que me recuerda una escena´´Talentoso señor Ripley : ‘’ si tu matas a mi enemigo yo mato al tuyo’’, o cuando traté al ´´decapitador Lucho’’ que anduvo con la cabeza del padrastro en el morral, quien sufría de esquizofrenia, delirios, se comunicaba con los Arcángeles y en su cuarto los pintataba… nunca demostró piedad, tenía una angelical sonrisa y escribía versos encantadores, con una devoción a su madre …  Definitavemente hay amores que matan y élla jamás notó brotes esquizoides.

Tras la pandemia aumentan los intentos de suicidios en Costa Rica y de acuerdo al Ministerio de Salud en el 2020 se reportaron 1.786 intentos, al año  2021 van 2.159, en 2022 a 2.896 y en 2023 eran 2.386;  hay un aumento del 62% en el periodo del 2020-2022. Consumados son 429 adolescenes y jóvenes(2022) .

En psicoterapias insisten la madre o padre en ‘’no nos damos cuenta y ni le escuchamos al decir que se quieren morir’’.  Muchos creen que es parte del proceso de rebeldía o crisis ‘’quieren llamar la atención’’.  Costa Rica registra 10 intentos de suicicio cada día en mujeres de 25 y 50 años (0ctubre 2023) y cada dos horas y media lo intentan y se dan más en las zonas de Punta arenas y Palmares.

El dolor es inexplicable y la culpa de no haber podido ayudar genera duelos y se siente mucho miedo e impotencia para abordar el suicidio. Comprendamos que el suicidio es multicausal y muy complejo porque no hay un modo de resolver y siempre es necesario contar con apoyo terapéutico, una red de apoyo, romper el silencio y educarnos ‘’escuchar es prevenir’’.

                                Escritora Ana Anka