Universidad de Pensilvania revela nuevo estudio propone transformación urbana de Manzanillo

71

El estudio "El Corazón Verde de Pepillo Salcedo" realizado por Azarai Hernández, estudiante de la Maestría en Arquitectura del Paisaje en la reconocida Escuela de Diseño Weitzman.

Por Frank Valenzuela

Manzanillo, Montecristi..- La Universidad de Pensilvania presentó los resultados de un estudio independiente titulado "El Corazón Verde de Pepillo Salcedo" realizado por Azarai Hernández, estudiante de la Maestría en Arquitectura del Paisaje en la reconocida Escuela de Diseño Weitzman, donde aborda de manera exhaustiva una nueva propuesta de desarrollo urbano para la ciudad de Manzanillo, destacando tanto sus características como las problemáticas existentes, así como las soluciones propuestas para afrontarlas.

Este estudio contó con el valioso asesoramiento de David Gouverneur y Ariel Vazquez. David Gouverneur, Profesor Asociado de Práctica en Planificación Urbana y Regional y Arquitectura Paisajista en la Escuela de Diseño Weitzman School, aportó su amplia experiencia en el diseño urbano sostenible y la revitalización de comunidades. Por su parte, Ariel Vazquez, arquitecto de proyectos de la misma universidad, ofreció su conocimiento en planificación urbana y desarrollo comunitario. Su contribución ha enriquecido significativamente este estudio independiente.

La autora señala que la ciudad de Manzanillo, ubicada en la costa atlántica norte de la isla La Española, en la República Dominicana, enfrenta diversos desafíos en términos de desarrollo urbano y preservación del medio ambiente. Agrega, que antiguamente, Manzanillo fue un importante centro de procesamiento y exportación de productos de banano, pero se encuentra en una situación precaria debido al cierre de la compañía bananera hace más de 60 años.

Además, las recientes explosiones de infraestructura, como la ampliación del puerto y la construcción de una planta de energía de gas natural, han generado deforestación y han afectado negativamente los sistemas naturales y la población local.

La autora revela que, ante estos desafíos, el gobierno ha planificado importantes inversiones nacionales, incluyendo la ampliación del puerto y la construcción de una planta de energía de gas natural. Sin embargo, también se ha reconocido la necesidad de abordar los problemas sociales y ambientales existentes en la ciudad.

El estudio, destaca la necesidad de alinear los intereses de la comunidad, el medio ambiente y la economía en esta ciudad fronteriza ubicada en la costa atlántica norte de la isla La Española, en la República Dominicana. El estudio ha identificado una serie de problemas que afectan a la comunidad y al medioambiente. Entre estos problemas se encuentran la falta de viviendas dignas, la falta de servicios adecuados, la deforestación, la contaminación del agua y la falta de espacios comunitarios.

En respuesta a estas problemáticas, el estudio independiente "El Corazón Verde de Pepillo Salcedo" propone una visión integral para revitalizar y transformar Manzanillo en un lugar próspero, sostenible y en armonía con su entorno natural. Se basa en un plan maestro que considera las necesidades de la comunidad, los desafíos ambientales y los nuevos impulsores económicos e industriales.

La propuesta destaca la creación de un "corazón verde" en el área de los antiguos almacenes y patio de ferrocarril de Pepillo Salcedo, que se convertiría en el nuevo centro de la ciudad. Este espacio incluiría una red de plazas, caminos, instalaciones comunitarias, viveros y áreas de rehabilitación del hábitat, con el objetivo de integrar amistosamente a los residentes del pueblo en la nueva industria y los sistemas naturales. Además, se prevé la construcción de viviendas dignas en la misma ubicación de los antiguos galpones, con espacios abiertos y servicios vecinales.

La propuesta también contempla la rehabilitación de los humedales previamente afectados por el puerto, mediante la implementación de dispositivos de humedales flotantes y manglares para la limpieza del agua. Estos humedales restaurados servirán como conexión entre el "corazón verde" y la costa, proporcionando un hábitat natural para la fauna local y un espacio recreativo para los residentes.

La autora destaca que para garantizar el éxito y la viabilidad a largo plazo del proyecto, se ha establecido una colaboración activa con el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo de la República Dominicana. Esta colaboración permite una coordinación efectiva entre el gobierno central y el nivel local, asegurando el respaldo institucional y los recursos necesarios para la implementación del proyecto. El Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo puede proporcionar apoyo técnico, financiero y logístico, así como facilitar la integración del proyecto en los planes de desarrollo del país.

La implementación de este proyecto requerirá una colaboración activa entre el gobierno local, las organizaciones comunitarias, los expertos en planificación urbana y ambiental, así como la participación directa de los residentes de Pepillo Salcedo. Se fomentará la participación comunitaria a través de talleres, reuniones y eventos públicos, donde los residentes podrán expresar sus necesidades, ideas y preocupaciones, y contribuir a la toma de decisiones.

Asimismo, se buscarán alianzas con instituciones académicas, organizaciones sin fines de lucro y empresas privadas para garantizar la viabilidad y el éxito a largo plazo del proyecto. Se buscarán fuentes de financiamiento tanto a nivel nacional como internacional, incluyendo subvenciones, donaciones y patrocinios.

"El Corazón Verde de Pepillo Salcedo" representa una oportunidad única para transformar una ciudad fronteriza, reconociendo y rehabilitando su herencia post industrial y creando un modelo replicable de desarrollo sostenible. Esta propuesta no solo mejorará la calidad de vida de los residentes actuales, sino que sentará las bases para un crecimiento económico sólido y la conservación ambiental a largo plazo.

Azarai Hernández, estudiante de Maestría en Arquitectura del Paisaje en la Escuela de Diseño de la Weitzman School de la Universidad de Pensilvania, retomó este trabajo como parte de un Estudio Independiente. Con el respaldo de su formación académica sólida en diseño urbano y arquitectura del paisaje, Azarai Hernández se embarcó en el diseño de un proyecto integral que no solo contempla la construcción de viviendas, sino también la implementación de servicios comunales, áreas productivas e instalaciones recreativas.