Los beneficios de gran alcance de la lucha contra el VIH/SIDA para la salud mundial

99
Los países asociados con PEPFAR han reducido la mortalidad infantil de manera significativa. Arriba, una mujer de Namibia carga a su bebé. (PEPFAR/Veronica Davison)

La inversión de Estados Unidos de 100.000 millones de dólares a la lucha contra el VIH/SIDA ha fortalecido a los países socios para responder de mejor forma a las amenazas de la enfermedad y a mejorar la vida de su gente.

Establecido en 2003, el Plan de Emergencia del Presidente de Estados Unidos para el Alivio del Sida (PEPFAR) ha salvado más de 25 millones de vidas y ha permitido el nacimiento de 5,5 millones de bebés libres de VIH. Las muertes a causa de VIH se han reducido en un 68 % desde su punto más alto en 2004, gracias en gran parte a PEPFAR.

Si bien el objetivo de PEPFAR es acabar con el VIH/SIDA, las mejoras del programa a la salud pública también han ayudado a los países a hacer frente a otros problemas de salud y a prepararse mejor para las futuras amenazas de enfermedades.

“Necesitamos considerar cómo la increíble plataforma establecida para la respuesta al VIH/SIDA puede seguir siendo utilizada para preparar al mundo para hacer frente a otras enfermedades pandémicas, a la vez que protege y avanza los logros de la respuesta al VIH/SIDA”, dijo el Dr. John Nkengasong, coordinador mundial de Estados Unidos para el SIDA y representante especial para la diplomacia sanitaria global. “No precisamos elaborar nuevos sistemas para luchar contra una pandemia, debemos utilizar las plataformas existentes”.

Mediante el programa PEPFAR se han construido laboratorios para hacer pruebas, establecido cadenas de suministros médicos y capacitado a 325.000 trabajadores sanitarios. Estas inversiones han ayudado a los países a enfrentar las crisis de cuidado de salud, como la utilización por parte de los países de África Occidental de laboratorios apoyados por PEPFAR en respuesta al brote de ébola en 2014 (PDF, 7,6MB, en inglés). Bastantes países aprovecharon los avances logrados con PEPFAR en salud pública durante pandemia de COVID-19.

“Dos décadas de inversiones en naciones asociadas tuvieron un papel decisivo en la capacidad de los países para responder a otras crisis de salud, como COVID-19, Mpox y ébola”, dijo el presidente Biden (en inglés) en el 20 º aniversario de PEPFAR en enero.

Promover sociedades más saludables

Gráfico con una foto de una mujer africana que carga a su bebé y un texto sobre la reducción de la mortalidad infantil. (Depto. de Estado/H. Efrem)
(Depto. de Estado/H. Efrem)

Las inversiones en PEPFAR también han permitido a los países lograr importantes avances sociales y económicos. En un informe de diciembre de 2022 el grupo de investigación para política de salud, la Fundación de la Familia Kaiser (en inglés), con sede en San Francisco, dijo que las naciones asociadas con PEPFAR experimentaron un:

  • 35 % de disminución en la mortandad infantil y una disminución del 25 % en la mortalidad materna.
  • 10 % de aumento en los índices de vacunación infantil.
  • 9 % de reducción en la deserción escolar de niñas pequeñas, con un 8 % de reducción correspondiente para los niños.
  • 2,1 % de aumento en el producto interno bruto per cápita.

En los 20 años transcurridos el índice promedio de esperanza de vida aumentó en Zambia de 44 a 62 años, en gran parte debido a PEPFAR, de acuerdo al Instituto de Paz de Estados Unidos (en inglés).

Tuit:
PEPFAR @PEPFAR
A pesar del constante impacto de #COVID19#PEPFAR brindó apoyo el año pasado a la terapia de prevención de la tuberculosis para 2,8 millones de personas que viven con VIH/SIDA. La terapia de prevención para la tuberculosis es administrada a pacientes que viven con VIH en países altamente afectados por ambas enfermedades. #WorldTBDay2023 (Día Mundial de la Tuberculosis 2023)  #YesWeCanEndTB (Sí, podemos poner fin a la tuberculosis) @GlobalFund (Fondo Mundial)
16:45 horas · 27 de marzo de 2023
(Enlaces y etiquetas en inglés)

Integrar la atención médica

Al integrar las pruebas con el tratamiento del VIH/SIDA y de otras enfermedades, los países asociados con PEPFAR están tratando de mejor manera las enfermedades comúnmente asociadas con el VIH/SIDA, como el cáncer cervical, las enfermedades cardiovasculares y la tuberculosis (TB).

Las personas que viven con VIH/SIDA tienen 18 veces más probabilidades que la población en general de contraer tuberculosis, que es la principal causa de muerte para las personas que viven con VIH/SIDA.

En el oriente de Uganda PEPFAR apoyó al programa “Reforzar respuestas a la tuberculosis y el VIH/SIDA” (STAR-E), que busca mejorar los diagnósticos, tratamientos y resultados de la salud pública para ambas enfermedades.

En Kenia occidental, las pruebas para el VIH/SIDA en clínicas que también tratan enfermedades cardiovasculares aumentan la detección del VIH/SIDA y permiten a los sistemas de salud mejorar la coordinación de la atención médica.

Empleada de un laboratorio examina muestras de sangre (PEPFAR)
Los laboratorios apoyados por PEPFAR ayudaron a países a tener una mejor respuesta ante el brote de enfermedades que afectan a las personas que viven con VIH/SIDA. (PEPFAR)

En Sudáfrica PEPFAR apoya las tareas de la campaña denominada “Pink Ribbon Red Ribbon” (Cinto rosado, cinto rojo) para reducir las muertes a causa del cáncer cervical, que afecta desproporcionadamente a las mujeres que viven con VIH/SIDA. La campaña amplia el acceso a revisiones y tratamiento, capacita a los trabajadores sanitarios y aporta material básico a clínicas y hospitales.

“PEPFAR sigue siendo un poderoso ejemplo de la capacidad inigualable de Estados Unidos para impulsar el progreso y facilitar una mejor vida a las personas en todo el mundo. Aprovecharemos nuestras décadas de progresos”, indicó el presidente Biden.