Hotel que se construye en Miches mostrará la cultura taína y tradiciones dominicanas

57

MADRID. – Zemí Hotels es un hotel para representar la cultura de los taínos y las tradiciones dominicanas, por eso lleva el nombre de la representación de los dioses en qué creían los taínos, pobladores de la isla La Hispaniola cuando Cristóbal Colón desembarcó por primera vez en ella en el año 1492.

La explicación la ofreció Frank Elias Rainieri, CEO de Facera Holding, entidad promotora del proyecto, una iniciativa con una inversión superior a los US$181 millones y en cuyo financiamiento participa el Banco de Reservas. El establecimiento ya se está construyendo y proyecta abrir en mayo del 2024.

“La cultura no es un momento, es la historia”, dijo para explicar por qué promover un hotel diferente, que conecte con la historia. “Con esta inversión y desarrollo, reafirmo mi total compromiso con el desarrollo y crecimiento del turismo de nuestro país y mi confianza hacia el excelente clima de inversión que tenemos”, expresó.

Rainieri presentó su proyecto en una actividad organizada en la ciudad de Madrid por el Ministerio de Turismo, el Banco de Reservas y PROMICHES, entidad privada que integran las empresas involucradas en el desarrollo turístico del municipio de Miches, en la provincia El Seibo, pero ubicado a una hora, por carretera, de Punta Cana.

Estamos construyendo, dijo, un hotel todo incluido de super lujo y baja densidad con 520 habitaciones en un área que tiene 800 metros de playa, 380 de ellas con vistas al mar, y todas las que quedan en el primer piso tendrán su piscina. Zemí Hotels se construye en Playa Esmeralda Miches, pueblo pesquero, y generará más de 900 empleos en este municipio. Ocupará un área de construcción superior a los 500,000 mts2.

El objetivo es que los huéspedes desde que entren en contacto con las instalaciones del Zemí Hotels sientan las expresiones de la cultura taina y las tradiciones dominicanas, que estarán presentes en todas las áreas, representadas de diversas formas y expresiones artísticas.

Por eso, explicó Rainieri, uno de los 7 restaurantes estará dedicado a ofrecer la gastronomía taina, y uno de los bares se dedicará a la mamajuana, una tradición dominicana de saborizar el ron macerándolo con diferentes estillas y hojas de árboles de nuestros bosques.

El hotel tendrá cuatro piscinas, 7 restaurantes y bares, uno de ellos en la playa. También, gran salón and Spa, parque acuático, minigolf, piscinas familiares y de sólo adultos, club de vacaciones, gimnasio, áreas verdes y jardines, canchas de tenis y paddle.

Su diseño arquitectónico está inspirado en nuestras raíces taínas y en la elegancia caribeña, que, integrando el cautivante entorno natural, siempre estará apegado a la protección del medio ambiente y velando por el cuidado de este.

También, en la temporada de visita de las ballenas, sus huéspedes podrán participar en excursiones para observar las ballenas en la Bahía de Samaná.

SHARE