Plan sinfónico para para la fusión

47

Por Darío Nin

Hoy empiezo este escrito trayendo a la memoria, dos frases del pensamiento del fundador de la nacionalidad dominicana.

“Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la Patria”. Es la primera frase que baja y hoy como ayer hay que tomarla literalmente.

La segunda de la frase del pensamiento Duartiano es: “Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos dominicanos serán siempre víctimas de sus maquinaciones”.

Dos verdades que se deben conjugar en el presente. Cuando lees el título de este escrito te preguntarás: ¿Por qué lo de sinfónico?

Aunque esta realidad no es música agradable para los oídos de los que nos duele esta Patria, para los que apreciamos el esfuerzos y sacrificio de los fundadores para legarnos un lugar al cual pertenecer, un pedazo de tierra en donde no se nos llame extranjeros o que para permanecer no tengamos que identificarnos con otra “nacionalidad. Debemos amar este terruño a pesar de la deuda social acumulada, la mala distribución de sus bienes e irritantes privilegios.

Aclaro, que una orquesta sinfónica ejecuta una sinfonía en la que interviene una gran cantidad de músicos con alta exactitud en la dirección y extraordinaria precisión interpretativa.

Con este Plan sinfónico para la fusión de dos estados (imposible la de las naciones) ha pasado lo mismo que con la interpretación de una sinfonía. El plan ha sido cuidadosamente ejecutado en todo el territorio nacional y con los actores bien orquestados. Tanto quien dirige como los que ejecutan e interpretan.

Hace muchos años vengo tratando de alertar sobre el destino que se nos venía encima. Ese que se estaba tejiendo y que, aunque no nos demos cuenta está presente o muy cercano, pero; “una golondrina no hace verano”.

Hoy esta realidad es casi irreversible y no voy más lejos para no rendirme, pues admitir lo que parece una realidad, es admitir que cualquier esfuerzo hecho o por hacer, es irrelevante y no sería más que perder el tiempo, con lo que sembraría desánimo en quienes deben evitarlo.

El plan ejecutado es el siguiente, (con complicidad por acción u omisión de quienes deben protegernos y preservar esta nacionalidad). Se ha venido inyectando en cada pueblo de forma simultanea un gran número de nacionales haitianos jóvenes, mujeres en edad aun no núbil con el fin de reproducirse. Niñas y niños que hoy pululan por las calles y las zonas publica de cada pueblo sin que nadie parezca importarle.

Están trayendo niños en demasía, para luego alegar el sagrado derecho a su protección conforme a las convenciones internacionales que le protegen en cualquier circunstancia, mujeres, preñadas y para preñarse aquí y consecuentemente dar a luz a un ser humano que tarde o temprano se le exigirá reconocer como “dominicano”, gente que paren o dan “a la luz” sin control, (por si el primer término le resulta ofensivo).

Nos traen Una población con la orden de: crezcan y multiplíquense, para que en pocos años sean mayoría, contando sólo los que estan de este lado. Esa mayoría hará los cambios para la fusión total de los dos Estados en el juego de la democracia.

Desde Jimaní hasta Friusa, desde Baní hasta Gaspar Hernández, o desde Samaná hasta Puerto Plata, Montecristi o Dajabón se observa lo mismo.

El país está intervenido, estamos fusionados; miles y miles, hasta completar millones. Pase por Sabana Rey, Cenoví o Ranchito, poblados ubicados en el trayecto de la carretera de San Francisco de Macorís a la autopista Duarte.

De un paseíto por Cotuí, Nagua , Pimentel Sánchez, o Castillo Tome la ruta de Cabrera, Rio San Juan , Gaspar Hernández, Baje por Jamao y llegue a Moca y por dentro Tome la ruta a Tenares y Salcedo hasta Santiago Mao, Laguna Salada, Jaibón Sabaneta , Monción, o Los Almácigos. Lléguese a Partido Pase un día en el parque de Villa Vásquez, o Castañuelas. Váyase, a Vicente Noble o Tamayo, Dele la vuelta al lago Enriquillo desde, Neyba a la Colonia de Mella. o tome ruta Barahona Pedernales, deténgase en las playas y vea los que estan recolectando bolos y chatas en el litoral, No le he mencionado a Azua y sus municipios Bani y los suyos o la gran San Cristóbal desde Palenque a Villa Altagracia y desde la Colonia de Cambita hasta Nigua

En especial Invito que venga al municipio de Mella provincia independencia. Hágalo a cualquier hora del día o de la noche y verá cual es la realidad, que por mucho que se la explique, parecería una exageración, pero venga, vea y compruebe; se convencerá de que cualquier expresión quedaría corta

Pero igual fenómeno pasa en este instante en las Matas de Santa Cruz, en Capotillo, en Loma de Cabrera, en Constanza, en Jarabacoa, o en cualquier pueblo o barrio de ciudades y en especial los de la capital.

Nos han metido el Caballo de Troya sin que lo notemos y nos han tomado “asando batata” y lo más grande es que ni cuenta nos hemos dado, ni de lo que han hecho los de afuera y ni de la complicidad de los de adentro.

Pronto, muy pronto, los que emitamos opiniones como esta seremos perseguidos alcanzados y de una forma u otra extinguidos moral o físicamente; a muchos literalmente. (pues muerto el perro se acabó la rabia), pero si esos agresores y cómplices foráneos y nacionales son malos; nuestra indolencia y pasividad son mucho, pero mucho peores

No odio a ningún extranjero, mucho menos a nuestros vecinos haitianos sobre estos últimos propugno por mejor suerte y mas responsabilidad de los que son generadores de su desgracia, sería imposible para mi odiar a seres humanos con el mejor de los derechos a vivir con la dignidad que su condición humana demanda; pero, cual legítima defensa, prefiero la protección y conservación en este pedazo de tierra de los nuestros, empezando por mí mismo y pensando egoístamente en mis hijos y mis nietos.

Con las dos frases que inicie termino:

„Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la Patria y Mientras no se escarmiente a los traidores como se debe, los buenos y verdaderos dominicanos serán siempre víctimas de sus maquinaciones

¿Y tú, qué dices?

Dan

SHARE