COP15: Escolares ayudan a la UNESCO a acelerar el seguimiento de las especies oceánicas

112

París, 7 de diciembre de 2022 – Con motivo de la apertura hoy de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Biodiversidad (COP 15), la UNESCO está elaborando una instantánea mundial de la biodiversidad de las especies marinas en 25 de las zonas marinas protegidas más singulares del mundo. El análisis de estas muestras nos ayudará a comprender cómo se están desplazando los focos de biodiversidad como consecuencia del cambio climático y dónde centrar los futuros esfuerzos de conservación.

En la actualidad, las zonas marinas protegidas de todo el mundo ayudan a salvaguardar especies vitales. Pero a medida que aumenta la temperatura de los océanos, las especies se ven obligadas cada vez más a abandonar sus hogares naturales en busca de aguas más frías. A largo plazo, es posible que las zonas protegidas dejen de coincidir con los lugares donde viven las especies. Esto exige una evaluación periódica de la situación.

“Recopilar más pruebas y compartir ese conocimiento de forma más rápida y abierta nunca ha sido tan importante para abordar la crisis existencial a la que se enfrenta la humanidad con la alteración del clima. Para hacer frente a este desafío, la UNESCO está movilizando su amplia red de asociados en los sitios marinos naturales que protege”, declaró Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO.

Una iniciativa mundial que combina ciencia y educación

La Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia ha decidido acelerar la cartografía de las especies marinas en algunos de los lugares oceánicos más excepcionales del mundo. En combinación con las previsiones de aumento de la temperatura, la iniciativa nos ayudará a visualizar y detectar los cambios. Para lograrlo, la Organización está utilizando la técnica más avanzada: el ADN ambiental (ADNe).

Al igual que las pruebas forenses de ADN pueden extraer datos de un simple cabello, el muestreo de ADNe identifica las especies que viven en una zona analizando tan sólo un par de litros de agua. Es una herramienta rentable de detección precoz de cambios, y no es invasiva para la fauna local.

El método de la UNESCO combina ciencia y educación, mediante la colaboración con las escuelas locales. Se está formando a cientos de estudiantes para que participen en las expediciones de ADN medioambiental recogiendo ellos mismos datos oceánicos. Esta participación activa de los ciudadanos es clave para concienciar sobre la pérdida de biodiversidad y fomentar el amor por la ciencia en los líderes del mañana.

Una fase piloto con 25 sitios del Patrimonio Mundial

Una vez recogidas, las muestras son analizadas en el laboratorio por científicos, basándose en una metodología común establecida por la UNESCO bajo la supervisión de un consejo asesor de expertos de alto nivel. Como parte del compromiso de la UNESCO con la Ciencia Abierta, todos los resultados obtenidos de este programa se pondrán a disposición del público a través del Sistema de Información sobre Biodiversidad Oceánica (OBIS).

La UNESCO ha seleccionado 25 sitios marinos del Patrimonio Mundial ubicados en todo el mundo para una fase piloto inicial. El muestreo comenzó en septiembre de 2022. Ya se ha llevado a cabo en sitios situados en Australia, Brasil, Costa Rica, Dinamarca, Alemania y los Países Bajos. En los próximos meses están previstos otros muestreos en sitios de Bangladesh, Belice, Francia, Mauritania, México, Panamá, Estados Unidos, Sudán, Yemen, etc.

 

 

 

SHARE