Diez razones para la realización del estudio de impacto ambiental sobre el proyecto Romero

72

Por Víctor García

La economía dominicana tiene más de 50 años en franco crecimiento, una de las de mayor crecimiento en América Latina y en el mundo, según la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL).

Uno de los elementos que incide en ese crecimiento es la inversión extranjera, gracias a la seguridad jurídica y a la estabilidad democrática del país.

Dentro de ese renglón está la actividad minera. La extracción de recursos minerales del suelo y subsuelo, facilitan la satisfacción de las necesidades de la población, generando a su vez, ganancias para los explotadores de las minas, así como ingresos a la nación.

Según datos del Banco Central, la actividad minera de la República Dominicana en el año 2020 aportó al Producto Interno Bruto (PIB) un 2.0%, equivalente a RD $89,231.2 millones.

Entiendo que nuestro país tiene leyes que promueven e incentivan la inversión extranjera; por tal razón, no creo que ninguna empresa minera, ya sea nacional o extranjera, estaría violando la Constitución de la República ni las leyes que regulan la exploración y explotación minera. Todo lo contrario, es la misma Carta Magna en su Artículo 17, que tácitamente instituye lo siguiente: “Los yacimientos mineros, de hidrocarburos y en general los recursos naturales no renovables, sólo pueden ser explorados y explotados por particulares, bajo criterios ambientales sostenibles, en virtud de las concesiones, contratos, licencias, permisos o cuotas en las condiciones que determine la ley.

Los particulares pueden aprovechar los recursos naturales renovables de manera racional, con las condiciones, obligaciones y limitaciones que disponga la ley. “Qué es un estudio de impacto ambiental? Un estudio de impacto ambiental es un estudio de carácter interdisciplinario destinado a promover, identificar, evaluar y cambiar los efectos en el ambiente que ciertas acciones pueden tener con relación a la calidad de vida de los individuos y sus entornos.

Hay 10 razones por las cuales es imperante, oportuno y necesario la realización del estudio de impacto ambiental sobre el proyecto Romero, como única garantía de preservar y garantizar la biodiversidad existente en la provincia San Juan:

1. Determinará las posibles afectaciones al clima, la biodiversidad, las poblaciones aledañas y la urbe.

2. Contribuirá positivamente sugiriendo formas de evitar, o bien reducir, los peligros y acrecentar los beneficios de la intervención a evaluar.

3. Garantizará plenamente que se tengan en cuenta soluciones más sostenibles y de menor riego social y ambiental.

4. Promoverá la transparencia, la participación y el pleno compromiso de todas y cada una de las partes interesadas en la toma de decisiones.

5. No se tomará como un simple trámite o requisito para la ejecución del proyecto.

6. Se aplicarán las mejores prácticas con metodologías y técnicas apropiadas al sujeto de estudio.

7. Obtendrá información pertinente y confiable para la toma de decisiones.

8. Dará con las soluciones alternativas de menor costo en tiempo y dinero.

9. Involucrará en su investigación a todos los grupos de interés.

Aquí entrarán la Academia de Ciencias de la República Dominicana, técnicos calificados de las universidades nacionales públicas y privadas y los directivos del Comité Pro Agua y Vida de San Juan de la Maguana.

10. Tomará en cuenta las consecuencias que habrán sobre el medioambiente, tanto a corto como a largo plazo.

El autor es un humilde ciudadano de la ciudad de San Juan de la Maguana.

SHARE