Así suena la Navidad….

80

Por José Luis Ortiz Güell

Navidad, tiempo de Paz e Ilusión y también tiempo de música. ¿Sabéis que fue en esa maravillosa época en el que surgieron los grandes éxitos que han servido de banda sonora de vidas y generaciones?

Si grandes estrellas, leyendas estrenaron sus canciones. Entre ellos está Chuck Berry con su canción Jhonny B. Goode, Elton Jhon con Tiny Dances, Elvis Presley con Jailhouse Rock, AC/DC con Black In Black, Queen con Bohemian Rhapsody, o Billie Jean de Michael Jackson.

Un mundo, por entonces, plagado de nombres masculinos, de grandes estrellas. Ahora son los nombres de mujeres las que brillan en ese universo.
En esta Navidad podemos de los nuevos estrenos, futuros himnos con nombres de grandes artistas internacionales.

Entre ellas destacan la incombustible Malena Gracia con su último tema “La última canción” ( https://www.youtube.com/watch?v=8n4Mxr5MfvY ), Gabriela Franco con “Píntame la Navidad” ( https://www.youtube.com/watch?v=HPxTXO0aI70 ), Ed Sheeran con “Celestial” canción vinculada al mundo Pokémon, Vanesa Martín con el tema “Dinamita” de su nuevo disco Placeres y Pecados, Chanel con SloMo, Adele con “Easy on me”, Alicia Keys con “December back 2 June” y Ana Mena con “Música ligera” y Sebastián Yatra con” Til You’re Home”.

La música vincula y se hermana con las emociones. Ya en Egipto los jeroglíficos que representaban a la música eran los mismos que los que representaban a la “alegría” y el “bienestar”.

La música que con su magia social une los pensamientos dispares.

La música también tiene un gran componente social. Supone el mágico misterio que consigue que simples mortales logren ese lenguaje universal que con su belleza abruma y confunde.

Si a su magia se le une la voz, surge ese terremoto interior, ese remolino que hace que la piel se erice y discurra por los misterios del placer y el sentimiento.

Envueltos en la melodía, escrita con delicado trazo en el pentagrama, pasean ilusiones y emociones por el horizonte.

Permítanse callar y escuchar para acercarse a la infinita belleza del sonido, ritmo, el color y el ensueño en las alas de un beso.
Cierra los ojos, escucha la música y recibe ese abrazo y de pronto descubrirás la emoción que el silencio.

¿No es eso la Navidad? Entonces la música es el sonido de la Navidad y desde aquí los apremio a que la disfruten con los mejores de sus ángeles…… ¡Feliz Navidad!

SHARE