Resistencia: Migraciones

62

La sobrevivencia muerde más con las migraciones y ya no digo ´´es mejor morir en mi tierra’’, porque en cualquier punto se es de la Pachamama y se puede cambiar el mundo al sentir la respiración predadora del capitalismo. El destierro, exilio, diáspora, huída es un impacto profundo, un renacimiento memorioso, de sueños, esperanzas descalzas que tratan de hilar e ir al ’’hilo de Adriadna’; todo se afecta y difiere según las fases del desarrollo personal, edad, condición y, entonces ¿cómo sería el choque en la producción literaria del  humanista Andrés Bello – en su honor se conmemora el Día del escritor-y del poeta de Monagas Félix Armando Núñez, quienes migraron de forma permanente a Chile?

Las circunstancias históricas, personales condicionan percibir para dar el ‘salto cualitativo’ como al escritor Andrés Bello de casi cincuenta años y ´´nuestro poeta´´,  Félix Armando Núñez, que sale de su pueblo de Boquerón al ganar una beca para estudiar a Caracas, y luego adolescente a Santiago y es joven profesor de la Universidad Concepción – huye de una Venezuela rural, hambrienta y palúdica bajo la bota militar del general Vicente Gómez- había nacido en Monagas un  28 de noviembre de 1897- como todavía pesa ser del ‘’ monte, sapo y culebra’’ y el ‘’Cisne del Anauco´´, caraqueño, -29-11-1781- de la Capitanía General de Venezuela, con 15 años tradujo el quinto libro de la Eneida, de Virgilio, y toda su vida se la ganó dando clases particulares, y fue maestro del Libertador Simón Bolívar.

El bardo monaguense de brillante inteligencia y amor patrio, desciende del gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre, compartió con Gabriela Mistral, Pablo Neruda y fue maestro en  lengua española del poeta surrealita Gonzalo Rojas; fue poeta, ensayista, pedagogo, autor de 8 libros, director de la Revista Atenea, profesor y decano la facultad de filosofía y educación

La mentalidad acomodoticia, burguesa, servil en esos tiempos eran -son- tan rudos y nunca ha sido fácil integrarse a sociedades cerradas que desconfían del foráneo, ahora se excluyen directamente por nacionalidad, color, religión, ideas, sexo…las personas originarias perciben al extranjero, como si ´´le quitan el pan’’. Se olvidan los derechos humanos,y  se prefiere gentes con dinero, odian al pobre ‘aporofobia’.

La formación educativa, voluntad, valores  y resiliencia hacen de estos escritores un ejemplo, venezolanos que se adaptaron a ‘’las mil y una circunstancias´´, transformaron y ‘’ jugaron a Rosalinda’’ ¿qué pasaría por la cabeza de Bello al no recibir respuestas del Libertador, al borde de la miseria y muerte de su familia? Se queda en casa de Francisco de Miranda al fracasar la primera Misión diplomática – Londres,1810- integra la Logia Masónica Lautaro. Incansable intelectual comparte con políticos americanos y europeos, trabajó para la Revista El Lector Americano -1820- crea y dirige la Biblioteca Americana y el Reportero Americano (publica ‘’Silva a la agricultura de la zona tórrida  y ‘’Alocución a la Poesía’’. Los empleos prometidos se diluyen y la ’suerte’ en los nombramientos desaparecen, como los de Cundinamarca,  Provincia del Río de la plata, Secretario interino de Chile (Londres), Secretría de la Gran Colombia -cargo del 7-2 de 1825- pero, las rencillas, rumores malsanos le acusan de traición a la patria, y remueven del cargo… Disuelta la Gran Colombia en 1829  parte a Valparaíso con su familia para vivir casi 4 décadas- desarrolla su extensa obra en el campo del derecho, de las humanida des: La gramática de lengua castellana, Los principios del derecho de jentes, Resumen de la his toria de venezuela.  Escritora Ana Anka

SHARE