Rendición de Cuenta humillante del senador Taveras Guzmán

74

Por Roberto Veras

Tuve la oportunidad de asistir al Informe Legislativo de Rendición de Cuenta que hace todos los años el senador por la provincia Santo Domingo, Antonio Taveras Guzmán, esta vez realizado en el Club Calero del sector Villa Duarte.

Al escuchar el discurso del senador, pude observar lo bien elaborado que estaba y la información a ofrecer con todos los detalles precisados, pero el mejor discurso jamás escrito fracasará en 30 segundos si se pronuncia mal o se le da mala lectura.

Si su discurso es lo suficientemente importante como para dedicar tiempo y esfuerzo a escribirlo perfectamente, sería bueno que dedicara algo de tiempo y esfuerzo a aprender a pronunciarlo bien sin un lector de pantalla.

Desde los primeros 30 segundo la audiencia perdió el interés de escuchar las informaciones que ofrecía el senador y empezaron a retirarse, “ya terminado el discurso en el salón solo se quedó la mitad de los presentes”.

Sentí vergüenza ajena al escuchar personas del público decir, que leer un discurso mal pronunciado era un engaño a la audiencia, pero además a esto se le agrega el espectáculo artístico dejado para la parte final cuando ya no había asistencia de público.

Particularmente creo que el senador debió estar mejor preparado para brindarle a sus seguidores una clara información, como la realizada en la revista de figureo que entregaron, cabe resaltar que tuvieron una gran capacidad de convocatoria, pues vinieron gente del Gran Santo Domingo.

Finalmente, creo que el senador, al ser reflexivo y estratégico sobre cómo entrega el contenido en su próximo discurso de Rendición de Cuenta en vivo, experimentará un mayor grado de éxito cuando aprenda a corregir lo que está mal, fue humillante verlo depender de una pantalla para pronunciar su discurso.

SHARE