Nace el Instituto Nebrija de las Artes con la misión de proyectar Madrid como destino internacional para estudiantes de arte

121
  • “Nuestro propósito es poner en valor el patrimonio artístico español y compartirlo con el mundo”, afirma su director, Pablo Álvarez de Toledo.
  • “Se trata de posicionar Madrid junto a ciudades como Florencia o París en lo que a formación artística se refiere”, añade Álvarez de Toledo.
  • Los programas serán impartidos en inglés o español-inglés por profesores universitarios, profesionales especializados y artistas.
  • El primer curso del Instituto Nebrija de las Artes arrancará en el verano de 2023.

Madrid, 24 de octubre de 2022.-El Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza forman el triángulo mágico, el paseo del arte de la capital española. Tres de los museos más importantes del mundo se encuentran ubicados en un área que ocupa algo menos de un kilómetro cuadrado. Sin duda, Madrid es sinónimo de arte. Destino artístico y cultural para estudiantes y una fuente inagotable de inspiración, ya sea por su patrimonio artístico o por la trepidante vida cultural que rezuma de sus calles.

Apoyado en estos cimientos, nace el Instituto Nebrija de las Artes con la misión principal de proyectar Madrid como destino para estudiantes de arte internacional, al tiempo que pone en valor el patrimonio artístico y cultural español.

Se trata de mejorar y enriquecer la vida de las personas a través del arte y de la creación artística. “Madrid es una ciudad muy atractiva para toda clase de carreras, sin embargo, no existen programas especializados en enseñanzas artísticas para alumnos extranjeros que estudian artes”, aclara Pablo Álvarez de Toledo Müller, doctor en Ciencias Sociales, licenciado en Bellas Artes, Director del Departamento de Artes de la Facultad de Comunicación y Artes, e impulsor del proyecto del Instituto Nebrija de las Artes.

“Mi idea es posicionar la ciudad como un destino preferente para los estudiantes de arte de todo el mundo”, añade. Así, el Instituto Nebrija de las Artes nace con carácter internacional y con la intención de posicionar Madrid como destino de formación artística, como lo son ya ciudades como Florencia o París. Este reto se hará mediante una oferta variada de cursos especializados online y presenciales en diferentes disciplinas artísticas.

Con un triángulo como el que forman los tres grandes museos, el Instituto Nebrija de las Artes se convierte en un puente imprescindible para el conocimiento artístico tanto del pasado como del presente. “Para un alumno, poder estudiar ese legado es impresionante. Nuestro propósito es poner en valor el patrimonio artístico español y compartirlo con el mundo”, subraya su director.

Para ello, el Instituto Nebrija de las Artes cuenta con una oferta variada que va desde programas dirigidos a alumnos internacionales de High School, estudiantes universitarios, incluso, cursos a medida perfectos para organizaciones, instituciones o, simplemente, aficionados al arte.

Los programas, impartidos en inglés o español-inglés por profesores universitarios, profesionales especializados y artistas, pretenden que los alumnos mejoren y profundicen en la práctica de una disciplina artística concreta; que desarrollen la creatividad y el pensamiento crítico mediante la realización de un proyecto artístico personal durante el curso; que adquieran conocimiento profundo de los grandes maestros del arte español, además de que conozcan el mercado y ámbito profesional del arte.

El primer curso del Instituto Nebrija de las Artes arrancará en el verano de 2023. Serán dos semanas intensivas dirigidas a estudiantes de High School apasionados por el arte, dos semanas centradas en experiencias artísticas como pintura, dibujo, moda, artes escénicas o ilustración. “Nuestra intención es crear una especie de campamento de verano en el Campus de Berzosa y poder utilizar sus instalaciones con grupos de entre 40 y 50 jóvenes internacionales. Queremos que vivan una experiencia completa con talleres y visitas por Madrid, Toledo y Segovia”.

Por supuesto, la intención del instituto es ampliar los cursos ya sea en tiempo y forma. De dos semanas a un mes y de ahí a cursos de seis meses, incluso un año. Además, en una segunda fase, el instituto iniciará una estructura basada en el mecenazgo y con la que generará una comunidad cosmopolita en torno al arte. “Tenemos que hacer un lanzamiento paulatino, complementar la oferta con talleres de fotografía digital, dibujo o alguno más específico de cultura y arte”, concluye Álvarez de Toledo.

 

SHARE