Cumplamos nuestros Deberes Fundamentales. Hoy más que nunca la Patria lo demanda

84

Los deberes que nos exige la Patria son muy pocos frente a cantera de derechos que nos dispensa. No cuestiono que quienes están llamados a garantizarlos están muy lejos aún. Sin embargo, eso no es óbice, para que no cumplamos nuestros deberes.

Los deberes fundamentales están consagrados en el artículo 75 de nuestra constitución. El mismo contiene 12 Deberes Fundamentales que los dominicanos tenemos la obligación de cumplir. Parece una paradoja cuando empleamos que tenemos la obligación de cumplir, pues siempre se nos ha dicho que los deberes son de cumplimiento voluntario, pero realmente no es así.

Los deberes fundamentales son de cumplimiento obligatorio doblemente, por la integridad moral y por la coerción legal y cuando lean los enunciados verán si tengo o no la razón en lo que expreso.

El artículo 75 ya enunciado dispone expresamente: “Deberes fundamentales. Los derechos fundamentales reconocidos en esta Constitución determinan la existencia de un orden de responsabilidad jurídica y moral, que obliga la conducta del hombre y la mujer en sociedad.

¿Qué dice el enunciado de arriba?: Que los derechos que tenemos, determinan la existencia de un orden de responsabilidad jurídica y moral que obliga la conducta del hombre y la mujer en sociedad. O sea, tenemos una obligación, una responsabilidad jurídica y moral. La obligación conlleva coerción de ser necesaria.

Como consecuencia de lo anterior, la Constitución en el artículo señalado dispone que: se declaran como deberes los servicios civiles y militares fundamentales de las personas, los siguientes: 1) Acatar y cumplir la Constitución y las leyes, respetar y obedecer las autoridades establecidas por ellas; Pregunto: ¿El incumplimiento de esto lleva o no, coerción?

2) Votar, siempre que se esté en capacidad legal para hacerlo. Para éste, no hay coerción; pues no se obliga coercitivamente a nadie votar, pero si moralmente.

3) Prestar los servicios que la Patria requiera para su defensa y conservación, de conformidad con lo establecido por la ley. Aunque esto no se haya exigido de forma coercitiva, es una responsabilidad de cada dominicano responder cuando la Patria nos llame. El legislador ordinario puede reglamentar esta obligatoriedad, pues la Constitución demanda que haya una ley, al establecer que se haga de conformidad con la ley, pero, de que este deber puede ser exigido de forma obligatoria no me cabe la menor duda.

4) Prestar servicios para el desarrollo, exigible a los dominicanos y dominicanas de edades comprendidas entre los dieciséis y veintiún años. Estos servicios podrán ser prestados voluntariamente por los mayores de veintiún años. Aquí la propia aclaración que hace el acápite no deja dudas de que para los que están entre 16 y 21, prestar esos servicios es obligatorio. Opcional o voluntariamente a los que pasen de esa edad.

Pienso que en estos momentos los jóvenes deben ser llamados al servicio militar “Voluntario” como se hacía hace un unos años, pero con la rigurosidad de una verdadera formación disciplinaria militar, extensiva a adultos jóvenes hasta treinta años y a todos aquellos que nos sentimos “jóvenes aun” para eso también hace falta una reglamentación legal, pues así lo ordena la propia constitución

5) Abstenerse de realizar todo acto perjudicial a la estabilidad, independencia o soberanía de la República Dominicana. Aquí los dominicanos deben tener el cuidado de las alianzas a través de ONG u otras organizaciones que podrían tal vez sin proponérselo en principio, caer en contravenir este renglón

6) Tributar, de acuerdo con la ley y en proporción a su capacidad contributiva, para financiar los gastos e inversiones públicas. Es deber fundamental del Estado garantizar la racionalidad del gasto público y la promoción de una administración pública eficiente. Creo que este Deber Fundamental, no necesita comentarios y nadie duda de su obligatoriedad y las consecuencias legales o jurídicas que su no observación conlleva.

Los Deberes Fundamentales son doce, aunque creo que al igual que los derechos son enunciativos, hasta aquí solo hemos visto seis. La mitad, en la próxima entrega veamos la segunda parte o la otra mitad.

“Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la Patria.” Juan Pablo Duarte.

Hasta la próxima…, Si la hay

Dan 03 10 2022

SHARE