Sugerencia al presidente Luis A: un foro internacional por Haití

110

Por Miguel Espaillat Grullón

Preliminar

El diccionario de la Real Academia de la lengua tiene diferentes acepciones de la palabra foro, por lo cual, para esta entrega, (y para los desconocedores del significado de este término), transcribo la definición que se corresponde con este artículo. Foro: “Reunión de personas competentes en determinada materia, que debaten ciertos asuntos de interés actual, ante un auditorio que a veces interviene en la discusión”. Ejemplos, Foro de Davos, Foro de Sao Paulo, etc. Hecha esta aclaración, vayamos a argumentar nuestra sugerencia al presidente Luis Abinader.

1 – Haití es un estado fallido. Esa caracterización, no está en discusión. Para los dominicanos no es necesario explayarnos en explicaciones, porque todos estamos al tanto de esa situación y sus efectos, que estamos viendo y sufriendo.

2 – El presidente Luis Abinader, sus funcionarios, el sistema judicial, los congresistas, la prensa y el pueblo en general, están contestes del peligro que está representando la caótica situación de Haití y la emigración masiva de sus ciudadanos hacia nuestro territorio. A esta crítica situación, sin más demora, hay que buscarle una solución definitiva.

3 – Diferentes periódicos digitales, han estado publicando los artículos de sesudos intelectuales dominicanos como Melvin Mañón y Rafael Pérez Acevedo, donde ellos exponen con claridad la problemática haitiana que nos ocupa y presentan soluciones. En este sentido, le sugiero a nuestro presidente Luis Abinader poner mucha atención al artículo escrito por el señor Acevedo, titulado: “Francia posee el territorio más adecuado para gran parte de la solución haitiana”, publicado el pasado día 18 del mes en curso.

4 – Como bien expone en su artículo el escritor Rafael Pérez Acevedo, Francia y los Estados Unidos, son los mayores causantes de la desgracia de Haití, por lo que, aquellas potencias – ante la miseria, hambruna, caos y ruina de Haití, no puede seguir haciéndose las desentendidas frente a un problema que ellas en gran parte han creado.

5 – Esta historia de infamias, Rafael Pérez Acevedo nos la recuerda en su artículo con los párrafos siguientes:

Todo cuanto acontece en Haití es culpa de los europeos que importaron esclavos desde África y los explotaron inmisericordemente en estas tierras. Pero también, son responsabilidad de todo el que tenga dos centavos de conciencia y humanidad en todo el planeta.

6 – Los dominicanos – continúa explicando Acevedo – particularmente, estamos urgidos y obligados ante el apremio que produce la necesidad y el sobre todo el hambre del otro lado de la Frontera, y a causa de nuestras irresponsables políticas migratorias durante largas décadas.

7 – Lo que Francia hizo al pueblo haitiano tras la Revolución independentista de los haitianos – continúa narrando el señor Acevedo – es un ejemplo particularmente notorio de abuso y expoliación colonialista. Habiendo exigido un rescate de más de 10 veces el presupuesto anual de Haití, lo que aún otros países de Europa consideraron un enorme precio. Y sólo décadas más tarde obtuvo reconocimiento diplomático francés, tras comprometerse a una indemnización de unos US$21.000 millones de hoy. A Haití le tomó 122 años pagar dicha deuda liberatoria. (fin de la cita del señor Rafael Pérez Acevedo)

Enlace artículo de Acevedo

Francia posee el territorio más adecuado para gran parte de la solución haitiana

Versión histórica y reclamos del señor Melvin Mañón, sobre la deuda referida

8 – En julio de 1825, tras 21 años de haber proclamado su independencia, el rey Carlos X de Francia envió una flota interventora a Haití conminando al entonces gobierno de Boyer, con chantaje y amenaza de invasión, al pago inmediato de 150 millones de francos o enfrentar otra guerra. Esta exigencia, además de ilegítima era descomunal y fue impuesta a Haití por Francia a cambio de esta reconocer la independencia haitiana en 1825. Y se impuso, no solo a sabiendas de que Haití no podría pagarla, sino, precisamente por eso, para de nuevo y sin grilletes, encadenar a los negros. Boyer, temeroso del regreso a la esclavitud cedió, y Haití debió endeudarse más allá de sus posibilidades.

9 – 63 años después en 1888, para pagar el último tramo de esa deuda, Haití tuvo que endeudarse de nuevo, esta vez con bancos americanos. Añadieron agravio al insulto; tampoco pudieron pagar y en 1915 los banqueros promovieron la invasión y ocupación de Haití por tropas de los Estados Unidos durante 19 años.

10 – La miseria haitiana de hoy es el bochornoso producto de Haití haber sido obligado a destinar la mayor parte de sus ingresos, no a desarrollar el país, sino a pagar una deuda ilegal donde los antiguos colonos, los intermediarios bancarios y algunos elementos de la élite política haitiana llenaron sus arcas.

11 – Mucho tiempo después en 1888 Haití todavía no había podido saldar esa deuda y hubo de endeudarse con bancos americanos para pagarle a Francia lo que se convirtió en breve en una segunda estafa.

12 – El ex presidente haitiano Jean Bertrand Arístides exigió a Francia el pago de esa deuda y lo derrocaron, François Hollande, siendo Presidente de Francia admitió su existencia aunque luego renegó de haberlo hecho y Regis Debray un canalla venerado por muchos izquierdistas se prestó para desmentir la deuda y hundir a Haití.

13 – Hay que intervenir en Haití política, militar y económicamente – prosigue Mañón – y nos toca a nosotros participar de algunas, promover otras y ser parte de esas negociaciones, no quedarnos esperando que otros, sin tomar en cuenta nuestros intereses, la hagan como ha sido el caso.

14 – Con inteligencia, visión estratégica y dedicación – prosigue Mañón – podemos lograr que EEUU y Francia, que son los principales deudores de Haití, respondan con los recursos necesarios para conjurar la actual situación por la que atraviesa la tierra de Toussent. Si así no fuera, entonces, la República Dominicana, con los medios a nuestro alcance y en interés de nuestra propia supervivencia, deberemos prestar ayuda y/o mirar para otro lado a los haitianos que desde nuestras costas emigran ilegalmente hacia EEUU y Francia con la misma sangre fría que aquellos colonizadores ilegalmente jodieron a los haitianos y ahora pretenden que nosotros carguemos con las consecuencias.

15 – Es más fácil – finaliza declarando Mañón – maldecir a los haitianos pobres que enfrentar a las potencias y las mafias empresariales ricas que, con sus abusos y ceguera ancestrales, están detrás de esa tragedia, no como cómplices ni actores de reparto, sino como verdaderos protagonistas.

Enlace para los artículos referidos de Melvin Mañón

(La mejor protección frente al caos y la anarquía haitiana)

La mejor protección frente al caos y la anarquía haitiana (OPINION)

“Nos toca ser parte de algunas negociaciones en favor de Haití”

Nos toca ser parte de algunas negociaciones en favor de Haití

Volodymyr Zelensky busca apoyo en América Latina

16 – Recientemente, el presidente de Ucrania ha iniciado una potente campaña diplomática tendente a buscar en América Latina, apoyo político, militar y económico, como también ayuda humanitaria urgente para la población de su país. En aras de esa meta, Zelensky, replicará en América, los discursos que hace tiempo viene pronunciando ante varios Congresos europeos, en eventos de la cultura y el espectáculo, y ante organizaciones y líderes internacionales.

17 – En el peligroso escenario mundial actual, nos atrevemos a decir, que la situación de Haití es tan grave como la de Ucrania. Entonces, es de lugar, que si los líderes de los países latinoamericanos obtemperen al llamado de apoyo y cooperación hecha por Zelensky, con más razón la comunidad latinoamericana atenderá al llamado que le haga el gobierno dominicano para mancomunadamente resolver la grave crisis haitiana. La solución a los problemas de Ucrania generados por la guerra, más bien incumbe a los Estados Unidos y a la Unión Europea. Si ellos atizaron aquella conflagración, entonces, toca a ellos enfrentarse a las consecuencias y resolverlas. Al contrario, Haití es nuestro problema; un problema latinoamericano. Haití está en nuestra región, no a diez mil kilómetros como lo está Ucrania. Además, la guerra usando a Ucrania, apenas tiene seis meses, mientras que la guerra contra Haití, tiene más de 200 años.

A modo de conclusión

A – Tal como lo expresa Melvin Mañón en un artículo de su autoría: “Haití necesita soluciones, pero ese país no está en condiciones de perseguirlas por sí mismo. Por tanto, la República Dominicana, por su propio interés puede y debe asumir una postura de consenso multipartidaria que sustituya la denuncia por cooperación, transforme el clima de hostilidad por uno de concordia, y ventile las soluciones para restaurar el orden público en Haití”. Ello es posible con una campaña internacional con los países no vinculados a la tragedia haitiana en capacidad de actuar como entidad supranacional hasta que hayan surgido capacidades locales que puedan participar en el diseño y la administración de los recursos y posibilidades generados en los puntos descritos. (Melvin Mañón).

B – La solución definitiva a la referida crisis haitiana, debe ser una iniciativa del gobierno dominicano, puesto que nosotros somos los más afectados. Esta acometida puede arrancar con un “Foro Internacional por Haití”, donde participen de manera protagónica los Estados Unidos, Francia, Canadá, Haití, República Dominicana, y todas las naciones latinoamericanas y sus instituciones Como la “Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños” (CELAC), la “Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América” (ALBA), el Mercado Común del Sur (Mercosur), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), La Comunidad del Caribe (CARICOM), la Alianza Petrolera entre países del Caribe y Venezuela (Petrocaribe). Además, en este foro deben estar presentes la OEA, la ONU, y el FMI, los cancilleres. Y hasta al disminuido “Grupo de Lima” debe ser invitado a este foro. En fin, en este cónclave deben estar presente todos los que tengan algo que aportar, principalmente, con el necesario apoyo político, militar y económico. Y que estos actores se comprometan con sus aportes de manera concreta. Solo así se empezará a solucionar la consabida crisis que por más de 200 años viene devorando al hermano pueblo haitiano.

C- En este foro, tal como lo plantea Melvin Mañón, debemos alentar y respaldar el cobro de Haití a Francia de la referida deuda estimada en US $21,655 millones, según estimaciones de expertos publicadas recientemente por el New York Times.

D – Este “Foro Internacional por Haití”, debe realizarse en suelo dominicano, en un plazo (a partir de ahora), de no más de cuatro meses, los cuales son suficientes para su preparación. La problemática de hambruna y terrorismo que está acabando con Haití y socavando las simientes de la República Dominicana, no pueden esperar por más tiempo.

Al presidente Luis Abinader, le dejo mi sugerencia y la palabra

New York, NY 25/8/2022

SHARE