Ortega cierra varias ONG en Nicaragua recortando así servicios esenciales

65
Operación Sonrisa, que financia operaciones quirúrgicas gratuitas para niños con labio leporino ha sido una de las organizaciones no gubernamentales cerradas en marzo por el régimen de Ortega. (© AFP/Getty Images)

El régimen de Ortega y Murillo ha destruido la capacidad de las organizaciones no gubernamentales (ONG) y otros grupos para ayudar al pueblo nicaragüense (en inglés), incluidas organizaciones que prestan apoyo humanitario y servicios públicos y que protegen los derechos humanos.

A principios de junio, el régimen votó a favor de cancelar el estatus legal de 144 ONG por presuntas violaciones de las nuevas reglamentaciones del régimen, forzando a organizaciones que proporcionan servicios críticos a los nicaragüenses a cerrar sus puertas. A esto le han seguido varias rondas más de cierres a gran escala.

Los expertos dicen que el régimen está intentando cerrar cualquier organización o entidad que Ortega o sus políticos no controlen. Estas acciones violan las libertades fundamentales, incluyendo la libertad de asociación, de reunión pacífica y de expresión. En algunos casos, el régimen ha malinterpretado intencionadamente  normas internacionales sobre blanqueo de dinero y financiación del terrorismo para justificar el cierre de ONG.

“Estas cancelaciones tienen por objetivo eliminar toda posible visión social y política que difiera a la establecida por el régimen”, indica el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (OMCT) en declaraciones emitidas el 2 de junio. “El objetivo final es eliminar toda posibilidad de una sociedad civil independiente en el país”.

En el último año, los funcionarios de Ortega aplicaron normas estrictas y arbitrarias, exigiendo nuevos y engorrosos registros y papeleo. Las organizaciones que no cumplían o no podían cumplir se arriesgaban a ser cerradas. Incluso organizaciones que proporcionaron la documentación requerida dicen que los funcionarios se negaron a aceptar sus documentos, informó la cadena de noticias BBC (en inglés).

Entre las ONG canceladas se encuentran organizaciones de derechos humanos y medioambientales, así como grupos que proporcionan acceso a servicios médicos, servicios sociales y herramientas educativas a poblaciones desatendidas. Hay universidades que también se han visto obligadas a cerrar.

Tan solo en 2022, el régimen ha cancelado más de 1.000 ONG.

Una puerta dañada y pomo que parece indicar la entrada forzada (© Alfredo Zuniga/AP Images)
Vista de una puerta rota en las oficinas de la Fundación Popol Na después de que la policía nacional llevara a cabo una redada en Managua (Nicaragua) en 2018. (© Alfredo Zuniga/AP Images)

“Durante años, el régimen de Ortega-Murillo ha debilitado las instituciones democráticas de Nicaragua y, junto a un círculo reducido de facilitadores, ha permitido que reinaran la corrupción y la impunidad”, dijo el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos Ned Price (en inglés). “Nicaragua profundiza progresivamente su relación con Rusia, al tiempo que da la espalda al pueblo nicaragüense”.

SHARE