Proteger el planeta Tierra de los asteroides

107
Ilustración de la nave espacial DART de la NASA acercándose a asteroides (NASA/Johns Hopkins APL)

Hace sesenta y cinco millones de años, un asteroide colisionó con la Tierra y acabó con dos tercios de la vida en el planeta, poniendo fin al dominio de los dinosaurios. Ahora, los científicos de la NASA y de las agencias espaciales europeas están estudiando cómo evitar que futuros asteroides amenacen a los seres humanos.

“La amenaza de los asteroides es real”, comentó la científica de la NASA Elena Adams durante una mesa redonda celebrada el 28 de junio sobre la cooperación internacional para la defensa planetaria. Adams es la ingeniera de sistemas de la primera misión de defensa planetaria, conocida como DART (Double Asteroid Redirection Test). La misión DART es una colaboración entre la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana.

La NASA lanzó la misión DART el 24 de noviembre de 2021 y está previsto que la nave se estrelle contra Dimorphos, un pequeño asteroide (160 metros de diámetro) del sistema de asteroides Didymos, el 26 de septiembre. “Nuestro objetivo es ir y chocar con un asteroide” y cambiar su trayectoria, dijo Adams en el evento organizado por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Árboles sin hojas aplastados en el suelo (© Leonid Kulik Expedition/ Academia Soviética de Ciencias/ESA)
El suceso de Tunguska, en el que un asteroide aplastó los bosques siberianos en 1908, muestra la necesidad de estudiar los riesgos de los asteroides, dicen los científicos. (© Expedición Leonid Kulik/Academia Soviética de Ciencias /ESA)

El panel, que fue recibido con un discurso de inauguración por la vicesecretaria adjunta principal de la Oficina para Asuntos oceánicos, ambientales y científicos internacionales del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jennifer Littlejohn, fue convocado antes del Día Internacional de los Asteroides, proclamado por las Naciones Unidas para el 30 de junio. La fecha conmemora el aniversario del evento de Tunguska, en el que un asteroide impactó en la atmósfera de la Tierra sobre el este de Siberia ese día de 1908. El asteroide, de unos 50 a 80 metros de diámetro, desencadenó una fuerza que aplastó 80 millones de árboles, destruyendo más de 2.000 kilómetros cuadrados de bosque.

El panelista Thomas Jones, presidente del Comité sobre Objetos Cercanos a la Tierra de la Asociación de Exploradores del Espacio y exastronauta, indicó que el desastre de Tunguska de 1908 muestra por qué las agencias espaciales, los gobiernos y los científicos de todo el mundo deben trabajar para evitar que los asteroides choquen con la Tierra en el futuro. “Tenemos la oportunidad de evitar que se produzca una catástrofe natural utilizando nuestras capacidades de cooperación en todo el planeta”, afirmó.

Jones y otros panelistas afirmaron que al alterar con éxito la trayectoria del Dimorphos, que no está en curso de colisión con la Tierra, la misión DART (en inglés) demostraría que la comunidad internacional es capaz de defenderse de futuros asteroides que puedan amenazar la Tierra.

Ilustración que muestra un asteroide y una luna menor en el espacio (NASA/Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins)
Un esquema de la misión DART muestra la nave en curso de colisión con la luna menor del asteroide Didymos. (NASA/ Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins)

Con un sistema de navegación totalmente autónomo, el satélite DART chocará con Dimorphos mientras viaja a 6,6 kilómetros por segundo. Antes del impacto, DART lanzará un pequeño satélite de la Agencia Espacial Italiana, llamado Light Italian CubeSat for Imaging of Asteroids (satélite LICIACube para obtención de imágenes de asteroides), que supervisará la colisión y medirá el efecto de DART en el asteroide.

Los astrónomos y científicos de todo el mundo también vigilarán los cambios en la trayectoria del asteroide y, en octubre de 2024, la Agencia Espacial Europea lanzará la misión “HERA” para encontrarse con Dimorphos y revisar los efectos del impacto de DART.

“Se trata de una misión que marca un hito porque es el primer paso para comprender cómo podemos, en efecto, desviar un asteroide”, dijo Ettore Perozzi, de la Oficina de la Agencia Espacial Italiana para Conocimiento de la Situación Espacial.

O, como dijo Adams, “estamos recuperando a nuestros amigos, los dinosaurios”.

SHARE