Minicuentos: Don laberinto; No seré egoísta; Ignaro

159

Por Bayardo Quinto Núñez 

DON LABERINTO

Contrastes de aquí, ahí y allí.
Creí haberte visto, pero no te vi, aunque dudo, te vi, pero  no te encontré, porque en los recovecos de la mente existe un laberinto de dioses. Exteriorizó el entorno. ¡Ay, dios mío!, refunfuñó el pasillo laberíntesco. Vete maldad fomentada, serás aplastada, inquirió la mente. Aunque es costumbre inveterada, que a la mismísima realidad no le incumbe, sólo ser sibilinamente proterva. Asi es el mundo, al revés y al derecho o viceversa. No te metas a ese laberinto, porque  verán como fenecen, les expresó don laberinto.

NO SERÉ EGOISTA

Un día la realidad expresó a su misma realidad. Estás ahí y nunca te reportas, no seas egoístas o sos hipócrita. La realidad en su interior se respondió, de verdad ¿pero qué hago?. Tu sabes lo mejor, inquirió la madre realidad.

IGNARO

Ignorar, es ser ignaro, y muchos creen que es una bofetada, pues no, se equivocan porque ese (a) quedan como mal educados. El ignorado será ensalzado dice La Santa Escritura…!!! En consecuencia, él ó la que ignora, esa es su propia bofetada y suplicio. Es mucho mejor ser amigo de amigo, inquiría él  ignaro a su alrededor.

*Del autor de estas obras letrísticas:
Bayardo Quinto Núñez, Abogado y Notario Público, Escritor, Pintor y Músico.
Email: tac_tictac@yahoo.com

SHARE