Advertencia al partido gobernante

114

Por lo que se puede apreciar a partir del cuestionable trato vejatorio, más que notable, del que ha venido siendo objeto un gran segmento de los hombres y mujeres que componen la diminuta base del Partido Revolucionario Moderno (PRM), por parte de los envalentonados dirigentes que se destacan a lo interno de la señalada organización política, y que forman parte hoy del Gobierno, se le podría “escapar todo de las manos en el futuro, con la misma facilidad que lo hace el agua entre los dedos, al momento  de  procurar un retorno al poder, en el venidero año 2024.

¡Las bases de los partidos no se maltratan! Se las cobran todas “a la postre”. Los referentes están de sobra. Luego, ¡a pensarlo bien perremeístas encumbrados!, antes de que sea demasiado tarde.

Indiscutible es que, ningún edificio sin sólida base puede mantenerse parado por mucho tiempo. Con facilidad, en cualquier momento se derrumba.  Y, los partidos políticos, si es que vale la comparación, no constituyen excepción alguna.

En el caso de las organizaciones partidaristas, los que forman esa estructura de abajo, son los que se fajan durante las campañas electorales, y luego van a sufragar en las urnas, para llevarlas al poder.

Los de arriba, en ocasiones ni siquiera votan. Van a los cargos por “enllavismos”; o, recomendación de los poderosos grupos empresariales que patrocinan las contiendas proselitistas.

Entones, si amén del descontento obvio que experimenta la población, que se siente frustrada hasta ahora, respecto de las esperanzas cifradas, con relación a los tan cantaleteados cambios favorables para la gente  ofrecidos por el partido de gobierno durante el pasado torneo electoral,  que lucen cada vez más lejos, se le agrega la actitud vengativa de los hombres y mujeres que ayer estuvieron formando gran parte de su estructura soporte, las posibilidades de un eventual retorno al poder, a la dirección de la cosa pública nuestra en el futuro, se pueden ver truncadas.

Envalentonados perremeístas, “¡Ojo al Cristo!”. ¡No se duerman en sus laureles! Estar subido en el palo es muy bueno.

Y, si no cambian de actitud hacia la base del partido; como que, en adición, los funcionarios estatales designados ofrezcan al señor presidente de la República el concurso pertinente, y sin contradicciones a la vista, el cual parece hoy algo abandonado, ponderándose además que, ningún capitán sin soldados gana batalla, es previsible que, los opositores, aunque débiles se les note en el presente, podrían desplazar del poder a la entidad gobernante, con gran facilidad.

¡A reflexionar entonces perremeístas!

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcanemos.wrdpress.com

 

.

SHARE