¿A qué Estado de excepción aluden? ¿y la ley nacional qué?

114

Por Bayardo Quinto Núñez

Hay que avocarse por la paz y el buen entendimiento entre las partes en discordia. La guerra, la anarquía social no conducen a ningún asidero de beneficio, mientras que conversando si. No hay que pecar de ingenuos.  En definitiva, en Nicaragua, como cualquier otro país del mundo: 1.- existe un cuerpo de Leyes-Digestos-que regulan el andamiaje de la andanza del país. 2.- No existe ningún Estado de Sitio, ni toque de queda. 3.- Existe un orden social, jurídico,  político, militar y de desarrollo, establecido conforme a las leyes y el derecho. 4.- Y, se, observa que, el país está  continuando con su rumbo de desarrollo, sólo basta ver la realidad. 5.- Hay libre circulación, hay comercio, hay recreación, salud, educación y etc. Pero veamos, que nos dice este tratadistas “Carl Schmitt”, dice: Estado de Excepción: “lo  constituye como la situación extrema del Estado, en la cual el soberano ejerce su facultad de determinar al enemigo público, trascendiendo si es necesario, el Estado de Sitio con el fin de proteger el bien público”. En ese aspecto en Nicaragua no hay Estado de Sitio.

Las consecuencias, que genera un Estado de Excepción,  generalmente se suspenden todas las garantías constitucionales, dejando al país afectado bajo un “toque de queda” en las horas dictadas por el máximo mandatario. Mucho menos,  esto no existe actualmente en Nicaragua. Ninguna de las circunstancias anteriores existen en Nicaragua. Empero, ciertos exponentes en la “OEA”., como: la presidenta de la “CIDH” Antonia arrejola y relatora para Nicaragua, se atreve decir,  que, en Nicaragua existe un Estado de facto,  y está bajo un Estado de excepción, y Alberto Brunori, representante Regional para América Latina y el Caribe “OACNUDH”  de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos, deja entrever algo semejante, y que le ha venido dando seguimiento a Nicaragua, ambos exponentes actuaron el día 29/11/2021 por invitación de la OEA.  Desde ahí, se colige que, hay saña contra nuestra patria, porque no están siendo sinceros. Sería, mejor renueven sus pensamientos, y no estén  desde sus escritorios sembrando temor, porque están generando desequilibrio e inestabilidad social, política y de toda índole a nuestro país. Mejor sería, que apliquen el principio de no injerencia, respetar la decisión soberana, y no proseguir pretendiendo se aisle al pueblo de Nicaragua, eso es no tener corazón,

Mientras tanto, “Estado de Derecho“. Se refiere al principio de gobernabilidad en donde, todas las personas, instituciones y entidades públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a leyes que se promulgan públicamente y se hacen cumplir, y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios del derecho.

Conceptualmente el Estado de derecho contempla los siguientes puntos: 1.- la estructura formal de un sistema jurídico y la garantía de libertades fundamentales a través de leyes generales aplicadas por jueces independientes: División de poderes; 2.- libertad de competencia en el mercado y desarrollo garantizado.

No obstante. Los valores que el Derecho asegura por sí mismo son: “el orden, la seguridad y la equidad jurídica”. Estos no son fines en sí mismos, su sentido proviene de otros, superiores, que también se trata de alcanzar  el Derecho, como  es un medio, un instrumento para lograrlo.  Y. Todo, Estado de Derecho, debe contar al menos con los siguientes elementos: Primacía de la Ley; Sistema jurídico de normas; Legalidad en los actos de administración; Separación de Poderes; Protección y garantía de los Derechos Humanos, y Examen de constitucionalidad de las leyes.”
De tal suerte. En Nicaragua, el Estado de derecho está contemplado en la constitución política, donde se define que, las leyes de la Asamblea emanan de ella y todos los tratados que estén de acuerdo con la misma, y publicados respectivamente.

De tal manera, en Nicaragua no se vive un Estado de excepción, ni de facto, están  equivocados los exponentes de la “OEA., y la OEA”., deberian ser más serios, responsables en sus dichos, están quedando en ridículo ante el mundo, y a vista ojo y cuchillo, se ve que, sus pretensiones son, las de generar un polvorín y/o estallidos social, si eso sucede en Nicaragua ustedes serán los responsables y otros… No estén  enredando al mundo, ni se estén  despersonalizando con aptitudes de intromisión en asuntos que no son de su competencia. No se vuelvan verdugos de “horca y cuchillo“. Ustedes, están tratando de dirimir desde un escritorio el futuro de una nación, están equivocados. ¿Será  hacia el infierno? ¿o hacia dónde? Y si el gobierno está  equivocado, el tiempo dirá  la verdad.

Acerca del autor de este artículo de opinión.

Bayardo Quinto Núñez, Abogado y Notario Público, Escritor, Pintor, y Músico

Correo: tac_tictac@yahoo.com

 

SHARE