A mí me dejáis en la época Neandertal que yo me bajo

94

Por María Beatriz Muñoz Ruiz

El 22 de noviembre, se celebra el día mundial de la evolución, y me pregunto yo… ¿Qué evolución? Si los simios eran mejores que nosotros, ¿a qué evolución se referirán? Ah, puede que sea a esa evolución que nos mantiene todas las mañanas encerrados en el coche, atrapados en un atasco mientras vas a un trabajo que te quita media parte del día para que te den a cambio unos papelitos con los que puedes pagar un pisito, la luz, el agua y la comida.

No, no creo que se refieran a esa evolución, quizás se refieran a la evolución tecnológica, esa evolución que nos ata a un móvil sin el que no podemos vivir, y nos provoca ansiedad el hecho de no contestar a las notificaciones, quizás sea por las redes sociales, que, como su nombre indica, nos atrapan en una red de la que es difícil escapar y en la que muestras cada segundo de tu vida.

Es complicado saber a qué se refieren cuando hablan de evolución, porque si miramos a la enseñanza, vemos el mismo método que llevaron nuestros padres y abuelos, vemos como nuestros hijos están media parte del día en el colegio, mientras la otra media se la pasan estudiando, pero en vez de mirar a los países que efectivamente han evolucionado en ese aspecto, se nos siguen ocurriendo ideas estúpidas, es como si me he abierto una brecha en la rodilla, se me ve medio hueso, y una mente iluminada me pone una tirita y me dice que todo va a estar bien.

Pero…no, yo creo que a lo que se refieren con evolución es a la inteligencia que gasta la política para distraer a los ciudadanos con sus broncas mientras se escaquean de resolver los problemas más preocupantes.

Pues si eso es la evolución, yo no deseo evolucionar, a mí que me lleven con los neandertales, que no tenían que pagar por una vivienda, luz, agua o comida. Que me lleven a esa época en la que la luz era el sol, el agua se bebía de los ríos, y las casas eran cuevas, esa época en la que la ropa y la comida se conseguía cazando. Una época en la que se cazaba lo que se iba a comer, y no penséis que había machismo, si investigáis, descubriréis que las mujeres tenían más poder del que pensáis.

Sí, la gente duraba menos, morían más jóvenes, pero con menos problemas y más felices.

Muchos estaréis pensando en lo complicado de la alimentación, sobre todo para los que no nos gusta la carne, pues no penséis más, según un estudio de la arqueóloga Karen Hardy, esta gente no solo preferían comer hiervas, sino que también las usaban como plantas medicinales. Los Neandertales tenían dietas que incluían la Aquilea y la Camomila, ambas plantas con un alto valor nutricional, sí, como leéis, no os sintáis tan originales y modernos los veganos, ya que entre los Neandertales también había veganos, y con esto también tiro por tierra las teorías de los que dicen que el no comer carne es perjudicial, ya que en general, comían más verduras que carne.

Así que después de leer este artículo, ¿realmente creéis que hemos evolucionado?

Si ahora mismo pasara un tren que nos llevara a la época Neandertal, ¿Quién se subiría? Pero lo más importante de todo ¿Quién sobreviviría sin eso a lo que llaman falsamente evolución? Pue ya os digo yo que quien se subiera a ese tren tal vez viviría más años respirando aire puro y alimentándose de comida natural sin pesticidas, conservantes, e ingredientes que desconocemos y que poco a poco nos están matando.

Venga, estad preparados para subiros al tren Neandertal.

SHARE