Osiris de León dice no es correcto ocupar terrenos del Estado

49

Santo Domingo.- El geólogo y ambientalista Osiris de León declaró hoy que no es correcto que la gente ocupe espacios que son propiedad del Estado, porque se entiende que el Estado debe tener un Plan de Ordenamiento Territorial y que ese Plan se debe hacer en función de la clasificación de los tipos de suelos y de las condiciones topográficas y ambientales reales.

De León manifestó que por eso tenemos el río Ozama y el río Isabela inundados de viviendas en zonas de peligros, donde si un tsunami logra penetrar por el mar Caribe, o si un huracán se queda estacionario por 24 horas, la inundación arrasaría con todas esas frágiles viviendas.

Dijo que el Estado debe mantener una política de impedir que cualquier tipo de persona, indistintamente de su estatus social o económico, ocupe terrenos que no estén autorizados para la construcción de viviendas.

Por otra parte, señaló que desde la desembocadura del río Haina, en Santo Domingo, hasta Nisibón, en La Altagracia, usted toma una franja de tres kilómetros, desde el mar Caribe hacia el norte, y la proyecta hacia el este del país, y encontrará una franja de roca caliza coralina de excelente respuesta sísmica, donde todas las edificaciones construidas sobre esa roca rígida van a responder bien, con lluvia o sin lluvia, con terremotos o sin terremotos, porque al ser un material no deleznable, no importa que tan fuerte sea una lluvia o un evento sísmico, la erosión por lluvias será mínima y la vibración sísmica será mínima, y por ello los daños serán mínimos.

El experto en estudios de suelos dijo que eso no ha sido bien entendido por muchos desarrolladores de proyectos y por muchos funcionarios que han estado al frente de las instituciones vinculadas al sector construcción, inclusive por muchos especialistas que son muy buenos en diseños de estructuras, pero no se han familiarizado bien con las diferentes respuestas sísmica de los suelos y de las rocas, porque los mayores daños sísmicos se producen sobre suelos y no sobre rocas, y que por esa razón la ciudad Colonial de Santo Domingo sigue intacta después de 10 grandes terremotos que ha sufrido la isla Hispaniola desde 1562 hasta el 2021, ya que cuando las ondas sísmicas viajan muy rápidamente a través de las rocas de buena calidad no pueden amplificarse.

El ingeniero geólogo Osiris de León dijo que la pizarra arcillosa que existe en el sur de Santiago responde mejor que la arcilla que aparece en la parte central y norte de esta importante ciudad que ha sido destruida varias veces por varios terremotos fruto de la amplificación de las ondas sísmicas al viajar muy lentamente a través de las arcillas blandas ubicadas en el horizonte superior de la columna estratigráfica de la franja norte de Santiago.

SHARE