¡Sin base todo se derrumba!

57

“Esa es una verdad de a puño”, se puede decir, sin temor a equivoco alguno, como de ordinario se clasifican las aseveraciones importantes, o grandes, no sujetas a cuestionamientos.

Evidentemente, los partidos políticos no están exentos de correr la misma suerte, respecto de eso que intitula. Lo referentes están de sobra.

Las entidades de ese género, de las llamadas mayoritarias en este país, constituyen un buen ejemplo. Todas se han ido prácticamente a pique por tal razón: ¡abandonaron sus bases, después de ganar el poder!

Las que han podido mantenerse vigentes en realidad, por algún tiempo, lo ha sido por los logros obtenidos -votos ciudadanos – partir de las dádivas que de ordinario se otorgan a la gente: un “pica pollo”; o, RD$500 en efectivo, para comer un día quizá, cuando se va a sufragar

Como evidente se reporta, sus principales representantes, normalmente se olvidan de las bases de esas entidades, tan pronto como logran alcanzar el poder cabe la reiteración. Entienden que ya no las necesitan

En ese tenor, no es secreto para nadie, que el oficialista partido de gobierno, no es una institución mayoritaria, debido a su reciente formación, por lo que, con más razón, está llamado a tratar de conservar ese ejército en germinación, para poder dar siempre la batalla frente a los demás del orden; y, a los fines de no sucumbir dentro de poco tiempo, al igual que lo ocurrido a otros.

Se infiere su eventual desaparición, como entidad del ramo, debido, en gran parte, al desprecio a posteriori que se viene haciendo a los componentes de esa principal masa soporte, que fue la que en verdad se fajó en las calles para que ese partido pudiera alzarse con el poder, en el pasado proceso electoral.  En adición claro está, a las demás acciones conducentes emprendidas por sus directivos.

Sin embargo, ahora muchos de los “narices paradas”, como advenedizos en su mayaría, que se destacan a lo interno del gobierno, y que a plenitud disfrutan del poder, los están mirando por encima de los hombros. ¡Ni siquiera las llamadas telefónicas les toman!

Es obvio que, le podría a pesar mañana, en gran medida, para su futuro desarrollo; y más, si es que se aspira a regresar al poder en el año 2024, como de ordinario se estila entre los políticos del patio, apandillados dentro de esas organizaciones lucrativas, después que saborean esas mieles sabrosas del Estado.

Las “comparonerías” que hoy se exhiben, y el maridaje soterrado que se percibe con el PLD, y la Fuerza de Pueblo, lo cual está haciendo que la gran mayoría de los cargos públicos estén siendo ocupados todavía por miembros de esas organizaciones, dizque opositoras, les va a costar bien caro al perremeístas hoy en el mando.

Qué recuerden sus envalentonados directivos de esa organización, en el presente ocupando cómodos despachos, qué ningún capitán sin sodados, gana batalla; y, que cuando a esos se les hace sentir mal, la inclinación, es hacia la venganza, pura y simple.

 

Autor: Rolando Fernández

 

www.rfcaminemos.wrdpress.com

SHARE