Palabras encadenadas multiversos nivel cero

499

Por Elsa Ramírez García

“Palabras encadenadas multiversos nivel cero” es el título del libro de poemas escrito por el poeta y matemático español Alfredo Barrera Cuevas (n. 1979 en Las Navas de la Concepción – Sevilla, España).

Pues hoy, me corresponde reseñar este valioso aporte literario que para mí es un desafío porque es la primera vez que soy invitada a reseñar una obra tan monumental y asimismo conocer al autor.

El trabajo contiene dos capítulos: Capítulo “I Multiverso de los horizontes paralelos: Palabras encadenadas al lenguaje ideal” I. Protoverso trovado: Palabras encadenadas al poema métrico o rimado II. Metaverso poetizado: Palabras encadenadas al poema en verso libre III. Pseudoverso armónico: Palabras encadenadas al poema en prosa y la prosa poética Capítulo II “Multiverso de las generatrices continuas: Palabras encadenadas al lenguaje natural” I. Microverso lacónico: Palabras encadenadas a la mínima expresión II. Sofiverso alegórico: Palabras encadenadas a la metáfora a través de conceptos del saber racional III. Psicoverso introspectivo: Palabras encadenadas a la reflexión sobre la vida.

La obra en mención es la primera publicación como escritor del poeta Barrera Cuevas que vio la luz en febrero del 2019 en 1ª. Edición impreso en España por Letrame Editorial con ilustraciones de José María Reyes Cazalla.

El autor hace un homenaje a la literatura escrita y a su desarrollo histórico, enfatizando la diferencia entre prosa y verso, utilizando métrica acompañada de rima compuesta por palabras descriptivas y narrativas por ejemplo sobre la naturaleza en “Estación Vestigial” “…He visto, al caer las hojas en árboles floreciendo, que el otoño ya no existe como existió en otro tiempo…”; expresa pasión en el “Poema del amor colmado” “Se ha derretido la helada convertida en flor de almendro, se va cubriendo la tierra con su manto verde intenso. Retoña, en ramas desnudas, naturaleza dormida: entre secreto y misterio fluye su esencia furtiva…”; se refiere a los astros en “Luna que aguarda piropos” “…Luna nueva que creció hasta que fue luna llena, después menguó de repente como si ya no existiera. Poeta, guarda tus versos, que la luna se ha escondido…”

El prologuista expresa que: “Al hablar de palabras encadenadas, podríamos aludir a una concatenación de elementos lingüísticos que posee cierto orden estructural con un sentido lógico…” enseguida “por tanto, podríamos asegurar que las palabras encadenadas son, de manera objetiva, aquellas que se hilan para configurar un escrito, y de manera subjetiva, aquellas que están atadas o aprisionadas a una forma de ser, de pensar y de sentir…”

«En cuanto al concepto multiverso lo define la ciencia como el conjunto de los posibles universos existentes y está estructurado en una jerarquía cerrada que va desde el multiverso de nivel I al del nivel IV. En cada uno de los niveles de esta gradual clasificación se aumenta, no solo la escala macroscópica a tamaños inimaginables, sino también la cantidad y tipología de regiones que abarca, además de ir difiriendo progresivamente las leyes que los rigen.” Asegurando que: «…las palabras encadenadas son, de manera objetiva, aquellas que se hilan para configurar un escrito y, de manera subjetiva, aquellas que están atadas o aprisionadas a una forma de ser, de pensar y de sentir”.

Alfredo hace mención a “…la tradición oral y la transmisión de información hablada que ha requerido estructuras que facilitarán su memorización, de ahí que los textos sagrados o litúrgicos de leyendas mitológicas, los códigos legislativos o los tratados astrológicos fueran expresados, a menudo, con formas poéticas, rítmicas o cierta musicalidad…”

Agradezco al escritor, poeta y gestor cultural de nacionalidad Nicaragüense Carlos Javier Jarquín, con residencia en Costa Rica por hacerme partícipe del conocimiento de este fascinante libro de poemas y felicito a su autor, escritor español Alfredo Barrera Cuevas y a la poeta y escritora española María Beatriz Muñoz Ruiz directora de la revista One Stop por la difusión de este valioso escrito.

Termino esta reseña plasmando para la eternidad la reflexiva frase del también matemático Karl Weiestrass: “Un matemático que no tenga algo de poeta jamás será un matemático completo” palabras convincentes para el novel escritor Barrera quien se aventura a desafiar el mundo a través de la poesía.

 Sobre la autora de este artículo

  • Elsa Ramírez García, nació el 28 de febrero de 1957 en Tegucigalpa, Honduras, C.A. Es licenciada en Comunicación Social y Pública, con orientación al periodismo, escritora de vocación, graduada en la Universidad Metropolitana de Honduras (UMH); diplomada en Pedagogía extendido por la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) y en Negocios por el Instituto Hondureño de Negocios (IHNE). Colaboradora en la columna Enfoques del diario La Tribuna y el diario digital EnAltaVoz.com. Presidenta del Tribunal de Honor de la Asociación de Prensa Hondureña (APH) y vicepresidenta del Consejo Hondureño de la Cultura Juan Ramón Molina. Libros escritos: Memorias de un Periodista” publicada en Editorial Guaymuras-Tegucigalpa en febrero, 2019; “El sagrado valor de mi vida” (Autobiografía) en Amazon el 30 de abril, 2021; El moliniano (Antología vida y obra de Juan Ramón Molina) edición limitada mayo, 2021 y “El orgullo de ser mujer” (galería de las mujeres más sobresalientes de Honduras en los diferentes campos del saber humano durante los últimos 200 años). Coautora de “El sabor de la pobreza” Amazon 2013 y “Un poeta y trece locos” Amazon 2 de noviembre, 2013. Actualmente en la honrosa condición de jubilada por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).
SHARE