Opinión: No es una utopía, pero puede llegar a ser realidad

208

Por Bayardo Quinto Núñez

No hay que ser irracional. Ya, Aristóteles lo decía: “El hombre es un animal político“. Pero, es mejor ser más científico, que político.  En vista, como anda mundo-planeta tierra-, en lo que respecta a muchos gobernantes de turno, las potencias mundiales que, nunca logran acomodarse, llegar a un acuerdo, para acabar con la problemática que, asecha el desarrollo, el bienestar común. Entonces, es lógico que, eternamente tendremos serios conflictos. Si. Estos, repensaran con unidad, para lograr aún más, mejores cosas para sus pueblos, sería una inmensa dicha y haber ganado una batalla más. 

La fuerza de la voz y el poder del silencio, es una esperanza, como la música, lo letrístico es la pajarita del futuro. Esto no termina aquí, el peso sería  más soportable si ellos colgarán sus soberbias para vencerla. inclusive, hay que vencer el odio, la venganza, porque todos estos cánones van destruyendo, no construyendo. No hay que crear escenarios de pesadillas, mejor encontrar la armonía de la vida, siendo más científico, que político.

En consecuencia, sería, excelente, que hubiese una cumbre mundial con todos los países del mundo, sin descartar a ninguno, y desde ese auditorio y/o estrado, con voluntad, conciencia, dialoguen, acuerden lo mejor para el aún más desarrollo planeta-los pueblos-. por supuesto,  esto es mucho mejor que, estar en conflictos, haciendo invasiones, bloqueos económicos innecesarios.   Apoyados. Sin condiciones, los unos a los otros, sería lo mejor. Hay, que ir dejando atrás, todo ese egoísmo, prepotencia, soberbia, a contrario sensu, es lógico, que, poco a poco van ir eliminándose. No cuesta nada, dialogar, y buscar lo mejor para sus casas.

Los pueblos del mundo, quieren paz, estabilidad, más progreso, estabilidad, concordia,  no quieren guerras, no son los guerreristas, son ciertas acciones de los gobernantes, potencias mundiales, las que enderezan la mirada hacia esos cánones. Los pueblos-las personas-, lo que quieren es trabajo digno.  Mejor, hagan una guerra laboral, incrementando más trabajos, en todos los gremios, eso sí sería algo grandioso y satisfactorio. 

¿Por qué, muchos pueblos, viven en pobreza, extrema pobreza? precisamente, por la gran imposición de las potencias capitalistas. No se niega, que se necesita de ellos, pero el costo que se paga es supra inmenso. Siempre se ha argüido que, los imperios mundiales capitalistas, no tienen corazón. Bueno, pues ahora, hay que hacerles un trasplante. Quizás, la enajenación de la mente de nuevo tipo, colabore.

Esto, es una notable necesidad histórica, no de carácter personal, ni personalísima (o), otorgar al mundo, una posibilidad de ir construyendo o reconstruyendo, un mundo mejorado, dándole contenido más humanista y no guerreristas. Rememoren, el ser social, es la medida de todas las cosas, sobre estos recae todo como base económica. Así, se permitiría adecuar al mundo a la vida anhelada. No es justo, que sólo unos cuantos pueden o deban tener un trabajo, todos tienen derecho a ello.

No sería justo que, los países más avanzados se pongan tozudos, incomprensibles como a la fecha lo han practicado.  Y, que, la modernidad, posmodernidad, no continúen enclaustrándose en continuar siendo excluyentes, a los habitantes del planeta se les incluye, necesariamente un trabajo es vital para dar inicio, e insertarse de lleno sobre el mundo moderno, y tener acceso en ello. Claro. La crisis es mundial, porque las mismas potencias mundiales las han generado, con todo el caudal de fechorías que cuenta la historia, ejemplo, Hitler, entre otros, y si buscamos el origen es bien fácil encontrarlo. Y aunque este mundo moderno, se haya ido alejando, de los cánones morales, por múltiples razones, sin razón, perfectamente, así como fue conducida a ello, se puede lograr una retrospectiva, por el bien de la  humanidad y su humanismo. 

Por supuesto, es tedioso y pueden pasar muchos años, pero quizás, con la antesala de la voluntad y comprensión de todos, puede llegar a ser. Y, como lo dice el doctor en leyes y filósofo Alejandro Serrano Caldera en su libro La unidad en la diversidad en busca de la nación: “La Nación es más que un sistema jurídico y de gobierno, que un territorio y una población; más que una historia común y un conjunto de valores que se comparten. La nación es además capilaridad, vaso comunicante y movimiento de todos hacia un objetivo común” (Pág. 105 y 106. Editores Progreso Nicaragua. Segunda edición 1998). Por tanto. Es la esencia del futuro. Unidad en todo. Los objetivos tienen dueño, los pueblos del mundo. Los  gobernantes de todos los países, son administradores de los bienes del pueblo, el futuro es de la sociedad que avanza.

Sobre el autor del artículo de opinión:

*Minibiografía*

Bayardo Quinto Núñez, nació el 12 de diciembre del año 1955 en la ciudad de Masaya Nicaragua. Sus padres (q.e.p.d) Amando Quinto Jirón, músico violinista de la ex orquesta “Alejandro Vega Matus”, y Amanda Núñez Cerda, ama de casa. Es:  Abogado y Notario Público egresado de la facultad de Derecho de la universidad UNAN-LEÓN de Nicaragua, escritor, poheta, músico pintor, colaborador columnista del DIARIO La Prensa, y del ex tinto Nuevo Diario, ambos periódicos de Nicaragua. Ha escrito 16 libros -obras letrísticas- (cuentos, minicuentos, pohemas, mininovelas, novelas y ensayos varios). Creador y/o inventor de nuevas palabras como: “pohema, pohesía, letrístico, o, letrística”. ¡Seudónimo Bayquinú!.

*email: tac_tictac@yahoo.com 

SHARE