La obra, los lectores, “críticos”, y escritores

313

Por Bayardo Quinto Núñez

He venido observando, discurriendo desde hace muchos años, que la literatura-artes-, están estancadas, pero, ella siempre va buscando nuevos horizontes, pero nunca aterriza por esto. Existen muchos escritores en el mundo, que se han dedicado a escribir libros, pero no se ve ningún aporte al desarrollo de la cultura libresca-lectura- Pero. Se ve, una notable y clara oración, plegaria, profecía, discurso, dirigido al mundo social, político, económico, y etc. Bien. Es cierto, que ello,  ayuda al lector a disfrutar, y darse muchas ideas por dónde andar,  y en cuanto, al “crítico”, estos cada día más detractores, de la cultura, incluso, existen muchos escribientes-escritores-, que presumen de ser críticos, y tratan en infinidades de casos criticar malsanamente a su (s) colegas y sus obras, mejor recuerden, que son escritores y no críticos,  son productores de sabía.!!!

Estos. “Críticos”, sería excelente, que escriban sus propias obras, para que sean útil generando imágenes, elementos y sobre todo, un horizonte de desarrollo, y no estar inmiscuidos en el sedentarismo criticista. Todavía, no han entendido, que, sus aportes, sólo se limitan en cierta medida a la estilística, a criticar, que, está o aquella obra, le hizo falta una coma, un punto, una tilde, o que este párrafo, estrofa, y etc.,  debió haber sido escrita así o asa. Que equivocados están. Todas, las  obra escritas en el mundo llevan un rumbo trazado por su autor, y un arquetipo, estilo, propio del creador.

Y, dentro de la diversidad de lectores y “críticos”, muchos surcos literarios se ventilan, es ahí el dilema, ¿quién tiene la verdad? en este caso, la única verdad y verdadera la tiene el escribiente, que es el autor de la obra. Lo demás, es reventa, o gusto  producida de análisis diversos de -lectores, “críticos”, y escritores-, la propia obra, tiene su verdad, que nadie se la puede arrebatar, y esa es la cierta, no hay otra. Sería interesante, y de mucho interés, esos que se las dan de “sabelotodo”, hagan sus propias  creaciones literarias, o de nuevos géneros letrísticos, es hora que aporten. Deben recordar, que la obra escrita y salida a la ventilación pública, cuál quiera que sea el libro, y de quién sea, es un tesoro producido por la mente…!!! del escritor, no de los lectores  o críticos.

Los “críticos”, deben recordar, que se deben al escritor y su obra, ustedes, no son, por ustedes, si no tienen un texto letrístico, a contrario sensu, no sé maquillarían sus mentes. Escriban, no sean leones hechados, que sólo están esperando. Dejen que el mundo de las letras avanze, no sean obstáculo, tampoco es necesario adular, pero si elogiar a la perseverancia.

Es, oportuno, hacer un ensayo así: poner a varios lectores, críticos y escritores, a leer, analizar determinadas obras-libros-, seguramente, encontrarán en sus comentarios, opiniones, o críticas, diversidad criterios. Ahí, está la enorme muestra que nadie piensa igual, ni tenemos los mismos gustos e ideas, y por consiguiente, el resultado sería: no hay libro malo, ni feo, sino mal leído, o mal interpretado o mal criticado, por muchas razones adversas. Es por eso, que dentro de las artes, nada es feo, porque lo que a vos no te gustó a otros si les gustó, entonces, debido a esa diversidad, todo es bello nada es feo. Hagan eso las academias de literatura, los talleres o círculos literarios, y encontrarán la verdad. Y pueden anexar algunos otros detalles que consideren. LA PALABRA ESCRITA HABLA Y PIENSA. No está mal la idea. Lo malo sería, permitir lo contrario.

Sobre el autor de este artículo:

  • Bayardo Quinto Núñez, es Abogado y Notario Público, Escritor, Poeta, Pintor y Músico nicaragüense. Columnista del DIARIO LA Prensa de Nicaragua. Es autor 16 libros publicados.
SHARE