Vamos a hablar sobre el agua

71

Por: Hungría Vásquez Hernández

Al ver y escuchar una noticia en el programa de la mañana en tu país al día sobre el agua en el Distrito Nacional, recibimos una enorme indignación que tuvimos miedo de que con los 87 años de edad, eso podría terminar con nuestra existencia.

Y para poder aguantar lo que aquello nos causo, tomamos un Lápiz y un papel y empezamos a desahogarnos y de esa forma manifestar lo que creemos que fue algo negativo modificar la sagrada Constitución para nombrar un neófito para dirigir una Institución como es un Acueducto, que debe ser un verdadero técnico en la materia, porque es cierto lo que dicen por ahí, zapatero para su zapato y sin embargo la maldita política hace que la población muera de sed por falta de agua en la Capital.

La razón de este comentario es porque cómo puede ser posible que por complacer un político en un posición que no es la suya, se tenga el tupe y la cara dura de modificar la Carta Magna, para complacer a un simple dirigente del partido en el poder, con una profesión que no es la que podrá resolver ese gran problema del agua, teniendo el país cantidades de técnicos e Ingenieros como por ejemplo los Ingenieros Osiris De León y Ramón Alburquerque, por mencionar algunos de tantos en el país.

Como una ironía profesional, nombran un Agrónomo Cónsul en Nueva York, en vez de ser en Agricultura, donde por falta de capacidad vino la escasez del plátano y el consumidor pagándo hasta $50.00 pesos la unidad y el Cónsul comiendo plátanos a 3 por un dólar y recibiendo miles y miles de dólares diariamente sin tener que enlodarse las manos ni los pies en una siembra con los campesinos, dándole la técnica y la orientación necesaria para que puedan lograr una buenas cosechas.

Pero que también es nombrado una Abogado como Ministro de Medio Ambiente, cosas inauditas, porque primero tiene que aprender a saber cómo funcionan esos menesteres ambientales, para después comenzar a desarrollar lo aprendido con los técnicos que de seguro con varios años desempeñando su cargo como Dios manda, con vasta experiencia, pero que a los mejor no son del partido en el poder, teniendo que enseñar al Abogado o irse a su casa, aun con un título de Ingeniero de Agronomía o a lo mejor siendo también un profesional empírico.

Porque da pena y hasta mucha vergüenza ver cantidades de personas, hombres, mujeres, evejecientes, jóvenes y niños con un cántaro en las calles buscando un poco de agua por la incapacidad de los que dirigen los controles de donde salen los canales de ese preciado liquido, como precisamente es el agua, para palear aun sea su necesidades más perentorias, habiendo en el país tantos profesionales preparados con suma capacidad, técnico acabado en esos menesteres y sin embargo están conchando en carro viejo o en un motor, si tienen la suerte de conseguirlo.

Queremos aprovechar la ocasión para referirnos al caso de la Justicia y Dr. Alejandro Vargas, el Juez por excelencia, pero que lamentablemente le cortaron las salas para que dejara de volar, porque lo llevaron a ser uno más de un grupo de Jueces que todos son iguales, y ahora ni se menciona ese responsable profesional que cumple y hace cumplir la ley, podríamos decir, que el pueblo salió perdiendo un gran defensor de la ley, ahora compartiendo con neófitos en materia jurídica, eso creemos nosotros.

A lo mejor estamos equivocado o manifestando verdades amargas, ofendiendo a alguien que se sienta aludido por lo que desde a fuera no podemos atestiguar lo de adentro, pero si con la esperanza que esto sirva de algo para corregir algunos que otros errores que se cometen a veces creyendo que se está haciendo lo mejor, especialmente los que se creen dueños y señores de la Patria misma, personajes de esta calaña que nunca faltan en los gobiernos de nuestro país.
Y que conste que soy un dominicano común y corriente, solo que digo sin ofensa lo que muchos no se atreven decir o a lo mejor no saben decirlo, pero no lo niego que cuando vi aquellas gentes con esos cantaros buscando un poco de agua, créanme señores lectores que sufrí como si éramos nosotros en persona, por tal motivo es que tememos que decir verdades amargas y no todo el mundo soporta eso, y por eso nos propusimos hablar sobre la escasez del agua en Santo Domingo y… punto

13 de sept., del 2021.-

 

 

 

SHARE